Propiedades curativas del Aloe Vera

Hace siglos que se conocen las propiedades curativas del aloe vera, infinitos beneficios y multitudes de investigaciones certifican que es uno de los alimentos más saludables.

Beneficios y propiedades del aloe vera

Contiene 19 de los 20 aminoácidos esenciales, 20 minerales, 12 vitaminas, proteínas, resinas protectoras y polisacáridos, entre otros componentes.

Antiséptico natural

Contiene al menos seis agentes antisépticos: lupeol, ácido salicílico, nitrógeno de urea, ácido cinámico, fenol y azufre, que penetra fácilmente en la piel y en los tejidos (en algunas ocasiones cruzando siete capas distintas)

Cicatrizante

El gel de aloe aumenta el correcto entrelazado de las fibras de colágeno sobre la zona lesionada debido a la regeneración celular y tisular promovida por las glicoproteínas, la reepitelización y angiogénesis favorecida por la alantoína, y el efecto anti-inflamatorio y anti-microbiano de los polisacáridos y compuestos fenólicos.

También facilita la curación de llagas y ulceraciones bucales o lesiones inflamatorias irritativas de la mucosa gastro-intestina

Presenta propiedades anti-cancerígenas y anti-tumorales

Sobre todo en los sarcomas blandos, el acemanano (sustancia contenida en aloe vera) es capaz de reducir el crecimiento del tumor o producir regresión del mismo. También Disuelve los depósitos grasos que obstruyen los poros y provocan acné.

Fortalecedor del cabello

Se puede utilizar como fortalecedor del cabello por sus agentes nutritivos, ya que proporciona suavidad, resistencia y flexibilidad.

Regenerador cutáneo

Aumenta la capacidad de regeneración natural de la piel por su acción limpiadora e hidratante.

Al mismo tiempo la acción de los nutrientes naturales, los minerales, las vitaminas, los aminoácidos y las enzimas, estimulan la producción de nuevas células. Eficaz después de la depilación

Anti inflamatorio

Ya que inhibe la síntesis de prostaglandinas y reduce la migración e infiltración de leucocitos, la liberación de histamina y la síntesis y secreción deleucotrienos.

La actividad anti-inflamatoria del gel de aloe vera se sinergiza con el resto de propiedades (cicatrizante e inmunoestimulante) para facilitar la curación de heridas o frente a procesos artríticos (por sus propiedades anti inflamatoria e inmunomoduladora).

Regeneración de las células

Regenera la dermis, ejerciendo sobre la piel una profunda acción bactericida, hidratante y de limpieza, sus nutrientes naturales ayudan a la regeneración de las células de todas las capas de la piel.

Preventivo en caso de infecciones virales respiratorias

Como gripe, resfriado, laringitis,etc. por inducir la formación de anticuerpos.

Anti-ulceroso

Respecto a su actividad sobre la mucosa gastroduodenal destaca el efecto protector ante lesiones de la mucosa gástrica, su actividad antiulcerosa, y de inhibición del crecimiento de helicobacter pylori.

El acemanano presente en el aloe vera podría ser útil en enfermedades inflamatorias intestinales como la de crohn o la colitis ulcerosa.

Calma todo tipo de dolor

Actúa como anestésico, calma especialmente los dolores musculares y de articulaciones.

Anti-hemorroides

Regula la formación de hemorroides por su acción vasoconstrictora.

Hidratante

A nivel tópico, aumenta la absorción de agua por partes de las células epiteliales.

Protege el esmalte dental. Posee actividad hipoglucemiante e hipolipemiante en el sistema endocrino. Es capaz de reducir los niveles de glucosa en la sangre y también cierta acción en los niveles sanguíneos de colesterol y triglicéridos.

Efectivo para prevenir y eliminar las pequeñas estrías que pueden irrumpir en la piel y filtro solar.

Destruye numerosos tipos de virus

Anti-asma. Actúa como broncodilatador por su acción vaso constrictora facilitando la respiración

Contra la caspa y preventivo de las caries

Aloe vera en la cocina

Hoy en día esta planta reclama también su sitio en la cocina; sus beneficios para la salud son múltiples, de ahí que los cocineros que lo utilizan confíen en el papel relevante que pueda jugar en una nueva cocina saludable.

Aspectos por los que es considerado nutracéutico, es decir, alimento que nutre y tiene propiedades farmacológicas, y que además de activar el sistema inmunológico es eficaz contra la diabetes y el estreñimiento, y tiene propiedades gastroprotectoras, entre otras.

Así lo detallan el catedrático de química orgánica de la Universidad de Cádiz, Francisco Antonio Macías, y el experto en botánica y biología celular de la Universidad de Alcalá, José Miguel Zapata, que también apuestan por añadir el aloe a los alimentos como una forma de mejorarlos.

Por otro lado, los cocineros coinciden en que lo emplean en sus elaboraciones, porque es bueno para la salud de sus clientes, e incluso para la suya propia, ya que ellos también son consumidores; además, lo dicen convencidos e informados.

La “reina de las plantas”

El tres estrellas Michelin Quique Dacosta subraya que es la “reina de las plantas” por todas sus propiedades saludables. Ya conocía sus propiedades curativas (alrededor de su restaurante hay estas plantas), porque cuando “te cortas o te quemas, automáticamente te aplicas el aloe”, precisa.

Y fueron precisamente estas singularidades las que hicieron que quisiera conocer más, aunque, en principio, sin ningún interés asociado a sus posibilidades culinarias.

Dacosta puede considerarse uno de los pioneros en el uso del aloe en la cocina (empezó hace ya 12 años su investigaciones culinarias con ella), aunque como señala con humildad – el primero seguro que no, porque la humanidad lleva comiendo y cocinando casi de todo.

Pero sí es cierto que es uno de los cocineros que ha ayudado de forma decisiva a poner el acento sobre su uso en la cocina y – me enorgullece formar parte de este empuje, que debe continuar para que el aloe también se cuele en las cazuelas de los hogares.

Entre los fogones, Dacosta se dio cuenta de que además de las propiedades nutricionales, tiene otras cualidades valoradas en la cocina como gelificante, estabilizante y emulgente.

Espesante natural

Otro de los alquimistas del aloe es el cocinero andaluz Juanjo Ruiz, de la “Salmoreteca”, en Córdoba:

— Es un espesante natural, gracias al mucílago presente en la planta -, por lo que es ideal para hacer una cocina para celíacos o para gente que quiere cuidar la línea, ya que se puede prescindir de la harina.

— Es una planta todoterreno -, según Ruiz, quien destaca que se puede utilizar lógicamente para sus salmorejos apto para celíacos.

Antes de su uso, los cocineros hacen hincapié en que, una vez bien pelado, es conveniente tenerlo en remojo una noche, o si se quiere acelerar el proceso, además de añadir una pizca de azúcar o de sal, cambiar varias veces el agua para “extraer los sabores amargos y astringentes”, como explica Dacosta.

— La aloína, que da el amargor al aloe, pasa entonces al agua -, señala Ruiz; pero mantiene – todas sus propiedades saludables -, precisa Dacosta, al igual que cuando se cuece (uno de sus primeros experimentos fue cocerlo en leche) y – nos dimos cuenta que la textura de la leche había cambiado, era gelatinosa y viscosa.

Gelificante, estabilizante y emulgente

Resulta pues, insisten, un gelificante, estabilizante y emulgente perfecto en cocina para la realización de sopas, arroces, guisos o postres; además, una vez eliminado el amargor, su sabor es tenue, ligeramente herbáceo, destaca Dacosta, lo que le permite acompañar cualquier plato, porque no modifica los sabores de los ingredientes principales: es un ingrediente sumiso.

El jefe de cocina del restaurante Los Baltazares, Juan Carlos Fernández, es otro de los grandes expertos que usa el aloe vera en su cocina de Dos Hermanas (Sevilla).

Preparamos un zumo con el aloe y lo añadimos al final de la cocción en todos nuestros platos, porque facilita la digestión y es muy recomendable para una buena comida, no solo desde el punto de vista organoléptico, sino también saludable.

Sus propiedades como regenerador celular

(Por dentro y por fuera) son espectaculares y lo añadimos a casi todos los platos. Como espesante da melosidad a los guisos y también va en cremas frías como el gazpacho o el ajo blanco, ya que una vez eliminado el amargor, tiene un ligero toque, casi imperceptible, a cebolla.

Este cocinero andaluz añade el jugo de esta planta en una proporción que suele ser de una parte por cada diez, porque no hay que echar gran cantidad a cada plato, de forma que cada elaboración tenga la ración necesaria de aloe vera.

Lo más curioso es que desde que usamos el aloe en nuestra cocina, nuestros clientes piden para cenar platos que se podrían considerar más pesaditos y que habitualmente no se piden a ciertas horas como una carrillada confitada o un plato estofado, pero como hacen una buena digestión, los siguen demandando.

Y es que, según Dacosta, con el aloe se consigue metabolizar mejor las grasas y féculas, de ahí que la digestión sea mejor.

A pesar de que aún es difícil encontrar la hoja de aloe vera en fruterías o herboristerías, cada vez más empresas del sector venden el producto a través de Internet; una vez que tengamos la hoja de aloe vera barbadensis miller, se corta la cantidad que se vaya a utilizar y el resto se tapa con papel film y se guarda en la nevera.

Se deja en remojo, y después se introduce en la batidora; al jugo resultante se le puede añadir un poco de zumo de limón para tomar como un reconstituyente por las mañanas (medio vaso sólo o añadido a cualquier zumo) o, tal cual, para usarlo para cocinar y empezar con nuestra propia cocina saludable.

@ 20minutos.es