Bein Hametzarim Judaísmo

Bein Hametzarim Judaísmo, InfoMistico.com

¿Alguna vez has sentido un cambio en la energía a tu alrededor sin saber por qué? Del 6 al 27 de julio, la tradición judía nos habla de Bein Hametzarim, un período donde la presencia divina se retira y una energía intensa y a veces caótica prevalece. Únete en este viaje para desentrañar sus misterios.

Bein Hametzarim: La Energía Cósmica de la Tradición Judía

La comunidad judía nos invita a desentrañar los secretos de su calendario. Con el atardecer del jueves 6 de julio de 2023, se abre el portal a “Bein Hametzarim” o “Días de la Estrechez”. Durante tres semanas, hasta el jueves 27 de julio, la tradición judía sostiene que la Shejiná (presencia divina) toma distancia y un torrente de energía cósmica, intensa y a veces, tumultuosa, inunda nuestros días.

Esta energía es doble filo; para algunos es una oportunidad de crecimiento, mientras que otros encuentran prudente protegerse de su marea. Pero, ¿qué hace tan especial a estas tres semanas?

Dos Catástrofes que Marcaron una Cultura

Nos embarcamos en un viaje en el tiempo hacia una Jerusalén milenaria. Allí, hace más de dos mil años, la comunidad judía sufrió dos de las tragedias más devastadoras de su historia en estas mismas fechas, separadas por casi cinco siglos.

Primero, en el 586 a.C., el ejército babilónico derribó las murallas de Jerusalén y tras un mes de sangrienta lucha, incendió el Gran Templo, el Beit Hamikdash. Este evento marcó el inicio de un doloroso exilio. El profeta Jeremías, con el corazón en pedazos, escribió una lamentación que retrata la desesperación de esos días.

Como un trágico déjà vu, en el año 70 d.C., el Imperio Romano, que había extendido sus tentáculos sobre vastos territorios incluyendo la Tierra Santa, protagonizó la segunda caída de Jerusalén. Después de un feroz sitio, las tropas romanas entraron a la ciudad el 17 de Tamuz, y tres semanas después, incendiaron el Segundo Templo de Jerusalén.

Bein Hametzarim Judaísmo, InfoMistico.com

Bein Hametzarim: Reflexiones Ancestrales en la Era Moderna

En una era moderna y acelerada, Bein Hametzarim es un recordatorio de que, a veces, es esencial detenerse y reflexionar. A través de estas tres semanas, la comunidad judía nos da una ventana a su historia y sus tradiciones.

Un llamado a recordar, aprender y quizás, permitir que ese torrente de energía ancestral nos guíe en nuestro camino.

Jerusalén en la Época del Segundo Templo: Entre la Tradición y la Tensión

Pero retrocedamos un poco. Durante el período del Segundo Templo, la vida en Jerusalén había recuperado cierta normalidad bajo el dominio romano. Los judíos continuaron con sus prácticas religiosas y el Templo seguía en pie.

Sin embargo, no todo era paz y armonía. Los impuestos romanos eran onerosos y las tensiones entre la comunidad judía y los gobernantes romanos iban en aumento.

Además, internamente, el pueblo judío estaba dividido. Diferentes facciones tenían visiones contrapuestas sobre cómo enfrentar la ocupación romana. Algunos querían mantener el status quo, mientras que otros se sentían asfixiados por la dominación extranjera y ansiaban liberar a la Tierra Santa.

Hamered Hagadol: El Alzamiento que Cambió la Historia Judía para Siempre

Esta agitación culminó en la “Hamered Hagadol”, o “Gran Revuelta”. Iniciada por judíos en Galilea, la rebelión pronto se extendió a Judea y Jerusalén.

Los romanos, decididos a sofocar la insurrección, sitiaron Jerusalén con un ejército formidable. La ciudad fue asediada; la entrada y salida se convirtieron en un imposible, y el hambre y la sed se apoderaron de sus habitantes.

La muralla finalmente cayó el 17 de Tamuz del año 70, y lo que siguió fue un baño de sangre. Jerusalén fue saqueada, y el Segundo Templo, al igual que cientos de hogares, fue incendiado. La destrucción fue tal que marcó el inicio de un exilio que duró más de 2000 años.

La Solemnidad de Bein Hametzarim: Descubriendo las Prácticas de Duelo de la Comunidad Judía

Mientras la comunidad judía recuerda estos sombríos capítulos de su historia, adoptan prácticas específicas que manifiestan su duelo durante el período de Bein Hametzarim.

Desde el comienzo, las celebraciones están en pausa: no se celebran matrimonios y los nuevos atuendos deben esperar. Además, como un signo de solemnidad, la música, que a menudo alegra los corazones, queda silenciada y no se corta el cabello.

Conforme se acerca el final del período, las costumbres se vuelven más estrictas, reflejando la intensificación del duelo. No se consume carne ni vino, símbolos de festividad.

Además, lavar la ropa y bañarse en el mar o piscinas se evitan, como actos de humildad y en memoria de la destrucción del Templo y las dificultades que enfrentaron nuestros antepasados.

Bein Hametzarim: Un Puente entre Pasado y Presente en la Memoria y Cultura Judía

Es un tiempo para honrar la historia y las tradiciones. Pero también es un recordatorio del valor de la resiliencia y de la importancia de recordar de dónde venimos.

A través de la reflexión y el respeto a estas costumbres de duelo, se teje un hilo que conecta el pasado con el presente, y nos invita a todos, independientemente de nuestras creencias, a considerar cómo los eventos históricos dan forma a nuestras vidas y culturas hoy en día.

Así, entre el 6 y el 27 de julio de 2023, al observar o compartir con amigos de la comunidad judía, recordemos el significado y la riqueza de Bein Hametzarim y sus costumbres de duelo. Es un capítulo ancestral que sigue vivo en la memoria colectiva y un testimonio de la fortaleza del espíritu humano.

Relacionado con Bein Hametzarim