En este nuevo año 2018, les traigo, como es tradicional, las fechas en que Mercurio, el astro de las comunicaciones y los procesos mentales, estará retrocediendo en el zodiaco. Este año el retroceso de Mercurio comenzará tarde; enero y febrero estarán libres, y el primer retroceso será a finales de marzo.

Mercurio Retrógrado 2018

Mercurio Retrógrado 2018

En este año 2018, Mercurio retrocederá en los signos de fuego

Aries, Leo y Sagitario, en ese orden. La retrogradación de Mercurio en el elemento fuego aumenta las posibilidades de pleitos, acciones impulsivas, o discusiones.

Sólo en la última retrogradación, Mercurio tocará unos días a un signo de agua, un elemento más emocional: ese signo de agua será Escorpio, el más belicoso y pasional de los signos de agua, así que la energía fogosa no se apaciguará por el toque escorpiano.

Aunque todos los planetas tienen su movimiento retrógrado, a Mercurio se le presta mayor atención porque sus efectos se sienten de manera más evidente, debido a que este astro rige áreas muy cotidianas de nuestra vida, como son la comunicación, los medios de transporte, nuestros procesos de pensamiento, y por supuesto que todo esto influye en nuestras relaciones humanas, acuerdos, transacciones, en fin, prácticamente está en nuestro día a día.

Como muchos saben, pero es bueno repetirlo para aquellos que se acercan por vez primera a este conocimiento, el movimiento retrógrado, o de retroceso en la rueda zodiacal, de los planetas, no es algo real, en el sentido de lo físico, ya que si un planeta retrocediera se descarrilaría de su órbita; es un movimiento aparente, un efecto visual, una la ilusión óptica que se produce cuando la órbita de la Tierra alcanza y adelanta la órbita de otro planeta.

Si vamos en un automóvil y sobrepasamos a otro que va a menos velocidad, vemos como si el otro carro retrocede, pero no lo hace, es nuestro vehículo que lo deja atrás.

Así pasa con los planetas en ciertas épocas del año. En el caso de Mercurio, generalmente esta fase ocurre tres veces al año, y cada ciclo de retrogradación, dura tres semanas.

La retrogradación planetaria es muy real

Aunque es una ilusión óptica, desde el punto de vista astrológico el efecto de retrogradación planetaria es muy real, porque aquello que percibimos, ya sea consciente o subconscientemente, forma una realidad en nuestra mente, y aquello que procesamos mentalmente lo vamos haciendo realidad en la medida en que interactuamos con los demás.

La fase de retroceso de un astro hace que sus energías se manifiesten en forma introspectiva, eso significa que sus cualidades las interiorizamos más, antes de expresarlas hacia los demás; en el caso de Mercurio, esta fase nos lleva a reflexionar más y meternos más en nuestros propios pensamientos.

Al ocurrir esto, prestamos menos atención a lo que ocurre a nuestro alrededor, y se producen por tanto fallas en la comunicación e incidentes por falta de atención.

Si manejamos, estamos más propensos a choques; en nuestras relaciones, tenemos más posibilidades de malos entendidos; en asuntos legales y contratos, dejamos cabos sueltos que causan inconvenientes.

No obstante, Mercurio retrógrado también tiene un efecto importante que genera cambios, porque dentro de nuestro proceso de mayor introspección, vamos definiendo estrategias, reflexionando sobre qué queremos lograr y lo que deseamos dejar atrás, y nos permite ir redefiniendo nuestro rumbo cada cierto tiempo.

Fechas de retrogradación en 2018

En 2018 Mercurio retrogradará tres veces. Recordemos evitar: firma de contratos, compra de vehículos y electrodomésticos. Estemos muy atentos a lo que dicen los demás, escuchemos con atención, no digamos cosas impulsivamente, reflexionemos con calma nuestras decisiones. Deberemos cultivar con mucha intensidad, la tolerancia. Veamos las fechas de las tres retrogradaciones de Mercurio en este 2018.

  • Primera retrogradación 2018: 22 de marzo (23 de marzo, 00:13 hora universal), y vuelve a avanzar el 15 de abril (09:17 hora universal). Todo su recorrido en retroceso lo hace en el signo de Aries.
  • Segunda retrogradación 2018: 26 de julio (04:57 hora universal), y vuelve a avanzar el 19 de agosto (04:20 hora universal). Su recorrido en retroceso lo hace en el signo de Leo.
  • Tercera retrogradación 2018: 16 de noviembre (17 de noviembre, 01:27 am). Vuelve a avanzar el 6 de diciembre (21:17 hora universal). Hace la mayor parte de su retroceso en el signo de Sagitario, hasta el 1 de diciembre; ese día regresa a Escorpio y culmina allí su retroceso hasta el 6 de diciembre.

Vía » El Termómetro Zodiacal