Las cartas del Tarot Da Vinci afirman que el despertar del pueblo ya se está dando y que en muy poco tiempo la explosión será incontrolable. Se visualiza mucho movimiento de calle, protestas y desorden organizado ante los estertores finales de un sistema decadente que busca sobrevivir a toda costa, pero sin lograrlo.

De nada servirán amenazas, amedrentamiento y violencia

El monstruo dormido ha despertado y en su furia no habrá cómo detenerlo. Todo esto ocurrirá antes de cerrar el año 2018. Los incrédulos abrirán sus ojos y se asombrarán.

La traición sobre quien preside la silla de Miraflores ya se ha concretado, y el investido lo sabe. Habrá colaboración para su caída, que no podrá evitar. Veo a una mujer con protagonismo importante en medio de la transición, más no la veo como Presidente de la nueva Venezuela.

Nuevas noticias llegarán desde el gran país del Norte

Cuya presión sobre otros se hará sentir con fuerza. Su voz retumbará una vez más en todo el continente. Pruebas serán presentadas en referencia a narcotráfico y lavado de dinero. Mucho dinero está en juego, tratan de moverlo, pero es inútil. Europa no se quedará en silencio y atacará a quienes cubren a los verdaderos protagonistas. Veo sentencias y cárcel.

Cuidado con los falsos que buscan protagonizar ante la evidencia de los eventos por venir. Inicia una fuerte lucha por retomar el poder y recuperar la credibilidad debilitada. El pueblo no es tonto y su voz se sentirá a lo largo y ancho de todo el país.

La recuperación de Venezuela será un proceso lento y difícil

Se descubrirá que la destrucción va más allá de lo imaginable. Habrá elecciones electorales limpias por primera vez en muchos años. Renace de sus cenizas el Ave Fénix para volar alto, muy alto.

Las cartas del Tarot han hablado

Las señales son claras y directas. Cada venezolano tiene un compromiso que asumir, al tiempo que debe gestarse un cambio interno necesario para proteger y mantener la ansiada libertad que tantas vidas ha costado. Es una lección que no debe olvidarse nunca.


José Iglesias