Decorar Navidad en Noviembre

Decorar Navidad en Noviembre

No eres exagerado por pensar en decorar tu casa de Navidad temprano, ¡eres más feliz que el resto! Un estudio reconoce que tener espíritu navideño nos reduce los niveles de estrés, ansiedad y negatividad.

Los que empiezan a Decorar la Navidad en noviembre son más felices

Seguro que te habrás parado a pensar en algún momento, si todavía sigues en noviembre. Todo te apunta a que ya no y eso que no has pasado la hoja del calendario y que hace nada estabas pensando en el disfraz de Halloween.

Pero hay algo que te dice que ya hay cuerpo de Navidad: el anuncio de turno que se adelanta a la fecha, las luces preparadas en las calles y todas las variedades de turrón que encuentras ya en los supermercados.

Todo te conduce ya a Navidad

Lo quieras o no, todo te conduce ya a Navidad y, aunque no fuese así a ti también te daría igual. Tú eres feliz decorando la casa y cualquier excusa te vale para ir sacando la caja de adornos. Total, si ya hay turrones de todas las variedades, también puedes colocar bien orgulloso tu corona de adviento en la puerta.

Y no es que por esto seas un exagerado, un enfermo o el centro de todas las críticas de los que llevan un Grinch en su interior, ¡todo lo contrario!

Resulta que eres más feliz que el resto y no lo sabías

Suerte que un estudio publicado en The Journal of Environmental Psychology te ha dado la razón y un motivo para que el mundo entienda tus prisas navideñas: ese espíritu que tienes de más, reduce el estrés, la ansiedad y negatividad, además de convertirte en el más feliz de todo tu grupo.

Figúrate, has pasado de ser el agonías que tiene que ser el primero en poner el árbol de Navidad a tener el espíritu navideño que todos desearían porque tu influencia hace bien a los demás, tal como dice este reciente estudio.

No solo es que el decorar te ponga de buen humor, sino que esa felicidad que irradias se contagia al resto, ¡vamos, una una epidemia maravillosa!

Esto no solo destierra la idea de que las Navidades son fechas tristes porque nos hacen ponernos más nostálgicos. Eso no le pasa a todo el mundo.

Y lo que nos viene a confirmar el estudio es lo que ya intuíamos: en Navidades estamos más descentrados por las cenas, reuniones, regalos y vacaciones, pero también más felices con los preparativos a medida que se acerca el día de la Lotería o la cena de Nochebuena.

¿Qué es el espíritu navideño?

Y la alegría tan especial que nos da el hecho de empezar a pensar en Navidad con antelación y en decorar con renos y guirnaldas la casa, que se traduce como ‘espíritu navideño’ no está relacionado con el corazón, tal como habíamos pensado, sino con el órgano pensante del cerebro.

No es algo que nazca esporádico. Poseer o no espíritu navideño no es algo que se elija. Es más bien una cuestión científica.

Y ese espíritu navideño tiende a que seas más amable, a hacer que los problemas sean menos problemas y a tener más empatía con el resto. Lástima que esto dure bien poco, concretamente dos semanas.

De ahí que desde el momento en el que empezamos a decorar nuestra casa nos inunden estos sentimientos y sea bueno entonces que se empiece bien pronto. Así, hay más margen para ser uno feliz y hacérselo a los otros.

Poner cosas navideñas

El estudio ha confirmado que cuanto antes uno se ponga a poner cosas navideñas, será más feliz y dejará a un lado aparcados los problemas.

Esto nos sirve para no ver estas fechas solo desde el lado consumista, sino también como una oportunidad más para demostrar solidaridad y tener presente a las familias y a tu gente querida, aunque todos los buenos propósitos duren como he dicho solo unos días.

Eso sí, aunque el estudio haya demostrado que viene bien para el ánimo preparar con antelación la Navidad, el tema de la música hay que dejarlo de lado. No sea que por pasarte de optimista, te pongas los villancicos en bucle y te salgan Grinchs de cada esquina.

yasss.es

Te puede interesar

Depresión por navidad y año nuevo