Caja de la Abundancia – Trabajo de Psicomagia

Caja de la Abundancia
Caja de la Abundancia – Trabajo de Psicomagia

Pensando hace un par de días en “la cajita del dinero”, ese trabajo de Psicomagia que ayuda e impulsa la prosperidad, me quedé pensando que efectivamente también durante todos los días de nuestra vida, vamos acumulando moneditas y de varias denominaciones. E incluso, pensé que hay “moneditas” ya de muy poco valor que vamos “rechazando”, dejándolas abandonadas en cajones o que utilizamos “muy generosamente” (sarcasmo) dando propinas.

Como hacer la Caja de la Abundancia

Moneditas que incluso “nos molesta recibir”, como si no valieran, y he ahí el secreto de los secretos. ¿Por qué para nosotros es más valioso un billete de 500 y tan poco valiosa una monedita de 5 pesos o centavos? ¿No forman parte ambos elementos de “mi abundancia”? ¿Acaso si sumo y sumo pesitos o centavitos no logro completar más y más dinero?

Si dividiéramos el dinero que recibimos cada día, cada quincena o cada mes. Si analizáramos las horas, minutos y segundos de nuestra vida, descubriríamos que cada segundo trabajado ha recibido su pago… pero eso no lo vemos, no lo valoramos, preferimos ver el monto final el día del pago.

Buscamos abundancia, ejerciendo a diario la carencia, la pobreza, el “no tengo”, el “no me alcanza”, el “está muy caro”, etc. Y no vayan a malentenderme y ahora nos transformemos todos en unos “cuenta centavos”, avaros y “cuenta chiles” como decían las abuelas, no.

Dar mas Valor

Me refiero a que de hoy en adelante, así como tenemos “una cajita del dinero” en donde por lo general lo que metemos son billetes, haremos una “de monedas” por el simple gusto de “darles más valor”.

Es más, yo lo que haría sería irme a un mercado, a un tianguis, a un supermercado, a un lugar de artesanías, y me compraría dos cajitas iguales: lindas, amplias, bonitas y que hasta combinen. Dos cajitas. En una meteré todos los billetes y en otra todas las monedas que lleguen hasta mi mano, bolsillo, que lleguen a mí.

Esas cajitas serán mi “banco”(institución bancaria)

De esas cajitas, tal vez a diario o semanalmente, tomaré dinero para meterlo en mi cartera o monedero y usarlo ese día o esos días.

De esas cajitas, tomaré las monedas para ir por esas galletas a la tienda.

Esas cajitas serán mi banco, por lo tanto deben ser fáciles de abrir, fáciles de cerrar y les debe caber “bastante”.

Del mismo modo, todas las noches, meteré el dinero que ha sobrado en ellas o mejor aún, el nuevo dinero que haya llegado.

Y todo el dinero que llegue a mí, deberá permanecer por lo menos una noche en su cajita correspondiente.

Que hoy le pagaron a mi esposo eso que le debían, a la cajita o cajitas.

Que me sobró dinero del supermercado, a la cajita o a las cajitas.

Y puedo además, comprarles a cada uno de mis hijos, sus dos cajitas: billetes y monedas. Dos cajitas para cada uno.

Y lo mismo.

Que ahí metan lo que han ahorrado.
Que ahí metan lo que les sobró de sus gastos del día.
Que ahí metan lo que les regaló la tía o su padrino.

Otórguenle en su hogar, un lugar al dinero…

Que el Universo sepa claramente y sin dudas, en dónde colocar el nuevo dinero.

  • ¿Pueden ser cajitas recicladas que yo haga con mis propias manos y yo las pinte y decore? Sí
  • ¿Tienen que ser de madera forozozamente? No
  • ¿Pueden ser Tupper Wares usados o viejos? Mmmmmm (eso habla en sí mismo de carencia).
  • ¿Tienen que ser totalmente iguales las cajitas en toda mi casa? No
  • ¿Tienen que ser iguales mi cajita de los billetes y la cajita de las monedas? No
  • ¿Pueden ser dos cajas de zapatos? Claro que sí.

Simplemente deberán ser dos cajitas que juntas se vean lindas, pueden ser de diferente tamaño, material, color, forma, etc. Pero que juntas se vean lindas. Pueden ser diferentes las tuyas que las de tus hijos e incluso, tú puedes tener las tuyas, tu pareja las suyas, y cada uno de tus hijos las suyas.

¿La casa de la cajas? No, la casa del dinero…

¡Porque por todas partes hay dinero!

Ahora bien, existen dos reglas básicas para cada cajita, sea la de monedas o sea la de billetes:

Regla 1

  • En la cajita de los billetes, siempre deberás tener un billete que jamás sacarás, usarás ó gastarás y casi casi ni tocarás. Puede ser de cualquier denominación: 20, 50, 100, 200, 500, 1000, eso lo decides tú.
  • Ese billete será como una semilla que dará más billetes.
  • Puedes doblarlo de tal manera que lo reconozcas, puedes marcarlo discretamente con un puntito de tu lapicero o pluma, etc.
  • En la cajita de las monedas, lo mismo. Deberás tener una moneda que jamás sacarás, usarás, gastarás y tampoco tocarás.
  • Esta moneda puedes marcarla pegándole un pedacito de diurex, masking tape o mancha de pintura o barniz de uñas, marcándola con algo discreto como un puntito, etc.

Regla 2

  • Todos los billetes y monedas nuevas que lleguen a tus cajitas pueden entrar y salir a diario (Excepto tu billete semilla ni tu moneda semilla), puedes usar ese dinero que saques libremente, recuerda que las cajitas son “tu banco”. Y lo más hermoso, es que sentirás una emoción de gratitud cada que metas un billete o moneda a su cajita, sin importar la denominación “sentirás que se multiplica”.
  • Te sentirás agradecido o agradecida de que “te sobre dinero a diario”, porque podrás meterlo a su correspondiente cajita. Verás como poco a poco la cantidad de billetes y monedas va en aumento.
  • Que las cajas estén llenas no quiere decir que debas salir a gastarlo todo, no, significa que la abundancia ya está en tu vida y ahora requerimos cajas más grandes.
  • Podemos hacer un gasto fuerte sí, siempre y cuando no dejemos las cajitas vacías, siempre y cuando no toquemos el billete semilla o la moneda semilla.

Y ahora lo que debe decir cada cajita

Esto lo puedes escribir en un post-it y pegarlo dentro de la cajita en la tapita.
Esto lo puedes escribir a mano por dentro de la cajita en la tapita.
Como quieras.

“UNIVERSO, DIOS, ENERGÍA DIVINA, SABES AHORA QUE ÉSTE ES EL LUGAR EN DONDE COLOCARÁS MI ABUNDANCIA.

TÚ DECIDES LA FORMA EN QUE ESTA CAJA SE LLENA DÍA CON DÍA. HOY TE ENTREGO MI RIQUEZA ECONÓMICA Y AGRADEZCO TODO LO ESTA CAJA CONTIENE.

TODO LO QUE METAS AQUÍ SE USARÁ PARA EL BIEN.

GRACIAS”

Si con el paso de los meses realmente la cantidad de billetes y monedas aumenta demasiado, puedes ir a abrir una cuenta en el banco. O si ya son demasiadas las monedas, ir al banco a cambiarlas por billetes.

De verdad, confíen en que ahora sí, el Universo sabrá cómo llenar esas cajitas.

Si el universo considera que el trabajo que tienes no es para ti y por ello no ganas dinero, tal vez el hecho de que jamás haya nada qué meter en las cajitas, sea que te dediques a otra cosa.

Si el universo considera que ese negocio que tienes está dañando a tu familia o que te resta tiempo de convivencia o cariño con ellos, tal vez las cajitas no tengan jamás un incremento, porque el universo te está diciendo “abre un negocio distinto u organízate distinto”.

Las cajitas funcionan, pero también serán una manera de “darte lecciones”, porque si con esforzarte a diario, si trabajando diario, siguen vacías, algo estás haciendo mal.

Revisa si aquello que según tú, haces para “obtener dinero”, es correcto, te gusta, es lo que te llena, etc. Y si no es así, cámbialo ya.

Y ya ni hablar de dinero mal habido, dinero estafado, dinero sucio… eso mantendrá tus cajitas vacías.

Mereces abundancia, el universo lo sabe, dale al universo un lugar para billetes y otro para monedas, haz lo que amas hacer y verás como ambas cajitas llenan tu vida de riquezas.

Así las cosas…


Akasha Sanación Integral
Elizabeth Romero Sánchez y Edgar Romero Franco