Ataques de Espíritus — Ataques de Pánico

Ataques de Espíritus

El ataque de un espíritu te puede incitar a beber, usar drogas, cometer suicidio, pegarle a tus hijos, o reaccionar impulsivamente. De eso se trata el ataque, en golpearte tan duro que te hace sentir o actuar de manera que nunca lo harías.

Ataques de Espíritus

En la mayoría de los casos, las personas que han sufrido por meses o años de insomnio o de cualquier forma de carencia de sueño, ha sido atacada por espíritus.

Ataque vs. Apego

¿Cuál es la diferencia entre un ataque de un espíritu y el apego o posesión de un espíritu?

El apego (o adherimiento) de un espíritu es una permanente influencia a niveles más bajos de un problema.

Un ataque es algo que crea una reacción mucho más explosiva en la victima. La persona se da cuenta que algo anda mal, que algo esta sucediendo, que el nivel de temor se esta saliendo de control, que su conducta o comportamiento esta fuera de control.

El cambio se puede dar de un momento a otro, pero el síntoma más importante entre un ataque versus un apego es el nivel de la reacción. Durante un ataque la reacción es sumamente impactante. Estos ataques suceden frecuentemente por la noche, cuando somos más vulnerables. Esto sucede con frecuencia en los niños.

Síntomas de un ataque

A continuación hay una lista de algunos síntomas de un ataque:

  1. Levantarse asustado todas las noches, a veces a la misma hora.
  2. Levantarse con pensamientos compulsivos y repetitivos.
  3. Ataques de pánico. A lo largo de mis investigaciones he llegado a la conclusión de que todos los ataques de pánico son ataques de espíritus.
  4. Pensamientos compulsivos que no se pueden controlar.
  5. Sentimientos de una catástrofe y de miedos incontrolables que no parecen tener ninguna relación con lo que esta sucediendo en tu vida cotidiana.
  6. Un pensamiento compulsivo y negativo, o de urgencia que es inconsistente con tu verdadera personalidad.
  7. Escalofríos, rasquiña, temblor en la piel.
  8. Aumento repentino de dolor físico o ardor sin razón aparente.
  9. Sentimientos repentinos de temor o miedo.
  10. Repentina necesidad por consumir alcohol, azúcar, drogas, sexo
    (Nota: sin el apego de una entidad tu puedes elegir si tomas o no tomas; con una entidad adherida, la entidad es quien realiza la elección, tu no. Entonces terminas bebiendo, fumando, o comiendo cuando en realidad no quieres o sabes que esta mal).
  11. Algo o alguien teniendo relaciones sexuales con tu cuerpo durante la noche

Nuestras mascotas nos pueden prevenir de una presencia mediante el lenguaje corporal expresando que “algo o alguien” esta allí.

Autora: Frances Fox

Te puede interesar..

Psíquica Vicki Monroe — Todos los espíritus cruzan, no importa cómo hayan muerto

Mis Ángeles de la Cábala

Todas las almas al nacer tenemos asignados tres Ángeles regentes según la salida del sol, día y hora de nacimiento del lugar exacto donde hayamos nacido y para conocer sus nombres y número hay que sacar un cálculo manual.. seguir leyendo…

Artículos Relacionados