Categoría: Dios

Mamá, ¿no le puedo esconder nada a Dios?

Dios es como un jardinero invisible, te cuida porque su pasión es salir de sí mismo y darse, comunicarse. Su gozo es expresarse. No puede no amar, porque amar es su naturaleza, no puede dejar de estar atento de todos. No has de sentir vergüenza porque Dios guarda todos tus secretos dentro de su corazón infinito

Ser como Dios – Una bella historia

Había una vez un maestro a quien le llegó la hora de partir de este mundo. Llamó a sus numerosos alumnos a su lecho de muerte. Uno a uno se inclinaron sobre el frágil cuerpo y escucharon atentamente cuáles serían sus tareas especiales una vez que el maestro partiera.

Dejarse ayudar – ¿Cuestionando la ayuda que nos dan?

Partiendo del hecho de que si necesitamos ayuda es porque no sabemos o no podemos resolver un problema (puede ser una relación sentimental, la salud, o cualquier otro conflicto), lo mínimo que deberíamos hacer es calmar ese ego que quiere controlarlo todo y estar abierto ante las posibles soluciones que aparezcan.

Al final, todo siempre será para bien

Muchas veces, cuando vemos algo malo (que parece malo, pero realmente no lo es) nos quejamos, gritamos y nos enojamos con Dios. Pero al cabo de algún tiempo (desde unas horas hasta muchos años después), nos daremos cuenta de que era para nuestro bien.

Dios siempre tiene el Plan Maestro para nosotros

Debemos saber, entender y grabar en nuestros corazones que todo lo que sucede (absolutamente todo), no sólo lo que le sucede a la gente, sino también todo lo que sucede a los objetos inertes, es resultado de la Voluntad de Dios. Cada suceso que ocurre en el mundo tiene lugar porque Dios hace que así sea.

Dios es como el azúcar – Reflexiones y Pensamientos

Un cierto día, la profesora, queriendo saber si todos habían estudiado la lección solicitada, preguntó a los niños: — ¿Quién sabría explicar quién es Dios? Uno de los niños levantó e brazo y dijo: — Dios es nuestro Padre, El hizo la tierra, el mar y todo lo que está en ella; nos hizo como hijos de El. La profesora queriendo buscar más respuestas fue más lejos…

Dios nunca te dará más de lo que puedes manejar

Es cierto que nuestra confianza en la gracia de Dios nos lleva a creer que todos los acontecimientos que Él permite en nuestra vida nunca serán situaciones que nos superen o que no podamos afrontar. Pero muchas veces me he quedado pensando en esa frase que probablemente todos hemos escuchado (y dicho) cientos de veces: «Dios nunca te dará más de lo que puedes manejar».

Loading