Carta de Dios durante el Coronavirus — Reflexiones

Carta de Dios durante el Coronavirus

Querido hijo: Sólo quiero saber cómo estás. Mientras esta cuarentena continúa, cada vez con más tensiones e incertidumbre, sólo quiero recordarte que Yo estoy aquí para ti y que te amo.

Porque Él sabe qué difícil es y conoce cada paso que das

Querido hijo, quiero recordarte que estás haciendo un maravilloso trabajo y Yo valoro tus esfuerzos. Te veo. En medio del desorden constante y del ruido interminable que surge de una casa repleta de niños, te veo a ti. En medio de la dolorosa soledad y el silencio ensordecedor que surge de una casa vacía, te veo a ti.

En medio de la inquietud, la fiebre y todos poniendo de punta los nervios de todos. Te veo y veo el crecimiento que estás logrando y tus esfuerzos para enfrentar tu situación. Te veo y te amo por todo el esfuerzo que haces para mantenerte positivo en estos momentos difíciles.

Querido hijo, yo sé qué difícil es para ti en este momento

Sé que te sientes triste. Sé que te sientes abrumado. Sé que estás preocupado, estresado y ansioso. Pero por favor, hijo querido, exprésalo ante Mí. Háblame, cuéntamelo.

Dime cuáles son tus sentimientos. Dime qué hay en tu mente. Yo soy tu Padre, te amo y me preocupo por ti. Quiero ayudarte. Dime cuán difícil te resulta esta situación.

Dime que la odias. Dime que odias estar solo. O que odias estar con tu familia. O que odias no poder salir. Grítame. No me importa. Sólo quiero oírte. No me dejes de lado ahora que no hay estructura en tu vida.

Ya sé que cerré todas las sinagogas, sé que hice que te resultara más difícil conectarte. Pero por favor, te lo suplico, no pienses que no estoy aquí. Estoy más cerca que nunca y sigo queriendo escucharte, ahora más que nunca.

Querido hijo, Yo te creé

Y te amo más que a cualquier cosa en el mundo. Sé que estos son tiempos difíciles y que a veces bajas la guardia y dices cosas que no deberías, o haces cosas que normalmente no harías si tuvieras menos tiempo y un día más programado. O que a veces te comportas de una forma que después lamentas simplemente porque pasas demasiado tiempo con las mismas personas y todo parece ser demasiado.

Sólo quiero recordarte que no hay nada, realmente nada que puedas hacer y que vaya a cambiar cuánto te amo. Mi bello hijo, no importa cuán alejado te sientas, debes saber que Yo estoy aquí, a tu lado, y nunca me alejo.

No importa lo que hayas hecho, ni lo malo que pienses que es lo que hiciste, Yo te sigo amando. Mi amor por ti es incondicional y nadie te ama más que Yo. Escúchalo. Créelo. Siéntelo.

Mi querido hijo, estás muy confundido y está bien

Tienes emociones conflictivas. Por un lado sientes que no puedes sobrevivir a esto; que es demasiado. Pero por otro lado tratas con desesperación de mantenerte a flote.

Debes saber que sólo te doy un desafío que puedes superar. Por lo tanto, el hecho de que te encuentres exactamente donde estás ahora mismo significa que Yo creo en ti. Puedes enfrentar esta situación. Incluso puedes prosperar.

Yo sé cuánto potencial tienes y desesperadamente quiero verte desarrollarlo. Sé que ahora mismo te resulta demasiado difícil, y que te cuesta internalizarlo, pero créeme, Yo sé que puedes lograrlo. Yo creo en ti. Siempre creí y siempre creeré.

Querido hijo, ya sé que sientes que el mundo es demasiado inseguro en este momento

Sé que tienes miedo. Sé que te sientes perdido, sin saber qué ocurrirá mañana. Sin saber cuántas personas más van a morir o enfermarse. Sin saber quién será el próximo de quien debas despedirte. Sin sentirte seguro al ir de compras o al salir a caminar.

Que te hayan sacado la red de seguridad debajo de los pies es muy incómodo. Pero mi dulce y querido hijo, debes saber que Yo soy tu red de seguridad. Sé que es difícil, pero quiero que confíes en Mí. Confía que Yo te sostengo.

Confía que Yo sé qué es lo mejor. Confía que Yo puedo ayudarte a salir adelante. Que juntos podemos atravesarlo y tener éxito. Juntos.

Querido hijo, Yo sé que tienes miedo, pero siente Mi calidez

Siente Mi brazo alrededor de tus hombros para consolarte. Siente Mi presencia sosteniéndote. Siente que Yo te llevo a través de esto. Siénteme aquí, tal como estuve siempre a tu lado toda tu vida. Ahora mismo estás agobiado.

Está bien, la vida en este momento es abrumadora. Pero recuerda que Yo estoy contigo en cuarentena. Cuando sientas que es demasiado, sólo búscame y me encontrarás a tu lado, esperándote. No estás solo. Yo estoy aquí, te escucho. No me voy a ninguna parte. Nunca. Puedes confiar en eso.

Querido hijo, estoy tan orgulloso de ti en este momento. Por lo que estás logrando, Por lo que estás aprendiendo a través de este proceso. Estoy orgulloso de tu progreso. Veo cada paso que das hacia adelante, y aunque puedas pensar que es muy pequeño, ante Mis ojos es enorme.

Yo te estoy alentando. Sé que puedes hacerlo. Sé que puedes hacer que esta cuarentena sea increíble. Sé que puedes hacer lo que mejor sabes hacer.

Querido hijo, te conozco mejor de lo que te conoces tú mismo y mejor de lo que te conoce cualquier otra persona

Por lo tanto, deja de compararte con quienes te rodean cuando hablan de todas las actividades que pensaron para sus hijos, o de toda la comida que prepararon o de las nuevas habilidades que aprendieron y de todas las cosas que borraron de su lista de cosas para hacer.

Deja de castigarte y disminuirte diciéndote que deberías hacerlo mejor. Te equivocas. Yo sé cuánto esfuerzo estás dedicando. Sé que estás poniendo todo de ti. Sé cuánto perseveras. Sé cuánto estás logrando. Sé cuánto te controlas. Yo veo lo más profundo de tu corazón.

Veo tus deseos. Veo lo que haces y lo que te controlas para no hacer y quiero que sepas, querido hijo, que estoy orgulloso de ti.

Te lo repito para que me creas cuando digo que estás haciendo un trabajo fantástico

Eres sorprendente. Y cuando todo esto termine, espero que puedas salir con la cabeza en alto, sintiéndote orgulloso de lo que lograste. Realmente espero que podamos mantener el fuerte nexo que formamos durante este período difícil.

Espero que nuestra conexión continúe cuando ya no estemos más en cuarentena. Espero que no me olvides.

Con mucho amor y admiración por todos tus esfuerzos,

Tu Padre que te ama

por Batya Levy @ aishlatino.com