Salmo 20

Salmo 20, InfoMistico.com

Descubre el poder mágico del Salmo 20. Los salmos son peticiones extremadamente potentes en sí mismas, pero el resultado de nuestra petición siempre dependerá de nuestro nivel de fe. Por lo tanto, debemos ejercer todo nuestro esfuerzo al pedir, creyendo que el cielo responderá a nuestras oraciones.

Poder Mágico Salmo 20 — Para antes de presentarse a la justicia

Sin duda, el uso del Salmo 20 en la oración es más eficaz a primera hora de la mañana, antes del amanecer. El universo y el orante tienen una conexión más fuerte en ese momento.

Se aconseja recitar el Salmo 20 por la mañana temprano, antes de la salida del sol, ya que se desaconseja hacerlo por la noche porque se piensa que entonces los poderes del mal triunfarán sobre las fuerzas de la luz.

Los cabalistas, que han sacado fuerzas de los Salmos desde el principio de los tiempos, nos indican que es impropio rezar en zonas consideradas sucias, como mataderos, tumbas, baños, letrinas, etc.

Salmo 20 para obtener algo que merecemos

Es fundamental aguantar y mantener la entereza cuando usamos el Salmo 20 para conseguir lo que nos merecemos. Nunca te rindas; ocasionalmente la solución vendrá, solo que no siempre cuando queremos o de la manera que deseamos.

A veces pedimos cosas que están fuera de nuestra zona de confort espiritual o que no merecemos. La ausencia de respuesta es prueba suficiente de que la respuesta es “no”.

Si persistimos, podemos llegar a conseguir lo que queremos, pero con el tiempo nos daremos cuenta de que fue más un castigo que una recompensa. Antes de hacer cualquier petición, algunos sabios nos animan a rezar la siguiente oración

Padre Todopoderoso, si no me perjudica a mí ni a ninguno de tus hijos, concédeme mi petición. Este es un buen método para protegernos de las consecuencias de nuestra propia estupidez.

Aplicaciones del Salmo/Tehillim 20

  • Uno de los salmos de la victoria, atrae el favor de Dios.
  • Incluso cuando nuestros adversarios parecen estar ganando, los vence.
  • En las horas más oscuras.
  • Frente a las vibraciones pesimistas de los que nos rodean.
  • Para que la persona que debe cumplir con estrictas obligaciones familiares.
  • Para que los asuntos legales se resuelvan de forma justa y sin dificultades.
  • Para declarar antes de ir a juicio y resolver con éxito un asunto legal.

Rituales Salmo 20

Estarás protegido del peligro y del sufrimiento durante todo el día, si combinas aceite de rosas, agua y sal en un recipiente, rezas sobre él siete veces el nombre santísimo, el Salmo 20 y la oración correspondiente, en voz baja, y luego lo pones en un recipiente con rociador.

El método anterior debe completarse una semana antes de su comparecencia ante el tribunal si se va a citar el Salmo 20 de antemano. Haciendo esto, puedes estar seguro de que se hará justicia y que serás exonerado sin incidentes.

Oración

Señor y Juez Supremo de toda la creación:

Haz que encuentre misericordia y favor a los ojos de mis jueces y de aquellos que ocupan puestos de autoridad sobre mí, y que dispongan sus corazones a mi mejor conveniencia. Tú que, con tu poder, gobiernas los corazones de todos los hombres y los mueves de acuerdo con tu voluntad.

Permite que reciba un juicio justo y favorable para que pueda ser reivindicado por él y ser liberado de esto. Padre, tú eres un hombre bondadoso y misericordioso. Escúchame y concede mis peticiones.

Amén

Tehilim / Salmo 20 — Para antes de presentarse a la justicia

Del maestro de coro. Salmo de David.

1 El Señor te haga triunfar
en el momento del peligro,
que el nombre del Dios de Jacob sea tu baluarte.

2 Que él te auxilie desde su Santuario
y te proteja desde Sión;

3 que se acuerde de todas tus ofrendas
y encuentre aceptables tus holocaustos.

4 Que satisfaga todos tus deseos
y cumpla todos tus proyectos,

5 para que aclamemos tu victoria
y alcemos los estandartes
en nombre de nuestro Dios.
¡Que el Señor te conceda todo lo que pides!

6 Ahora sé que el Señor
ha dado la victoria a su Ungido,
lo ha hecho triunfar desde su santo cielo
con las proezas de su mano salvadora.

7 Unos se fían de sus carros y otros de sus caballos,
pero nuestra fuerza está en el nombre
de nuestro Dios.

8 Ellos tropezaron y cayeron,
mientras nosotros nos mantuvimos erguidos
y confiados.

9 ¡Señor, concede la victoria al rey,
escúchanos cuando te invocamos!

Artículos relacionados con la justicia

Los comentarios están cerrados.