Poder Mágico Salmo 20 — Para antes de presentarse a la justicia

Si se cita antes el Salmo 20 para que comparezcas ante el juez, en un caso judicial, debes hacer el procedimiento anterior una semana antes..

Conoce el Poder Mágico del Salmo Número 20. Los Salmos son oraciones muy poderosas en sí mismas, sin embargo el resultado de nuestra demanda dependerá siempre de nuestra fe. Por eso, es necesario poner todo nuestro empeño en pedir con fe que el cielo conceda nuestras súplicas.

Poder Mágico del Salmo número 20

Sin duda la mejor hora para realizar el acto mágico que es utilizar el Salmo 20 en la oración es por la mañana, antes del amanecer. Hay en ese momento una mayor conexión entre el universo y el hombre que reza.

Si se recomienda pronunciar el Salmo 20 por la mañana, antes de la salida del sol, y se desaconseja hacerlo de noche porque se estima que entonces las fuerzas de la oscuridad prevalecen sobre las de la luz.

Los cabalistas, que utilizan el poder de los Salmos desde la más remota Antigüedad, nos enseñan que no es conveniente rezar en aquellos lugares considerados impuros, como mataderos, cementerios, baños, letrinas, etc.

Salmo 20 para obtener algo que merecemos

Cuando queremos utilizar el Salmo 20 para obtener algo que merecemos, es muy importante ser perseverantes y no desfallecer. No hemos de desanimarnos nunca, a veces la respuesta no llega tan pronto como quisiéramos o en la forma o las palabras que desearíamos.

A veces pedimos algo que no merecemos o que no nos conviene espiritualmente. A veces el mero hecho de que no obtengamos una respuesta quiere decir que la respuesta es «no».

Si seguimos insistiendo es posible que acabemos obteniendo lo que pedimos, pero con el tiempo veremos que se trata más de un castigo que de una recompensa. Algunos sabios aconsejan que antes de cualquier petición pronunciemos la siguiente oración:

“Satisfaz mi deseo, Padre Todopoderoso, si ello no ha de perjudicarme ni perjudicar a ninguno de tus hijos”

Se trata de una excelente manera de protegernos contra los efectos negativos de nuestra propia ignorancia.

Aplicaciones que se le da al Tehilim / Salmo 20

  • Es uno de los salmos de la victoria, trae favores divinos.
  • Derrota a los enemigos incluso cuando parece que están triunfando sobre nosotros.
  • En las horas de desánimo.
  • Contra el mal humor de las personas que nos rodean.
  • Para el que se encuentra bajo duras exigencias familiares.
  • Para que se haga justicia en los problemas legales y salir sin dificultad.
  • Para decir antes de presentarse a la justicia y salir bien de un juicio o problema legal.

Rituales Salmo 20

Mezcla en un envase aceite de rosa, agua y sal, reza sobre esto: en el nombre santísimo, siete veces el Salmo 20 y la oración correspondiente, en voz baja y con reverencia, luego colocalo en un envase Spray , luego rociá tu cara y manos y en tus trajes, y quedarás libre peligro y sufrimiento durante el día.

Si se cita antes el Salmo 20 para que comparezcas ante el juez, en un caso judicial, debes hacer el procedimiento anterior una semana antes, pues en esa forma puedes estar seguro de que se te hará justicia y que saldrás sin dificultad.

La oración para este caso

Señor y Juez de todo el mundo:

Tú que riges el corazón de todos los hombres con tu poder y los mueves de acuerdo con tu voluntad, permíteme que encuentre clemencia y favor ante los ojos de mis jueces y de aquellos sobre mi en poder, y dispón sus corazones para mi mejor conveniencia.

Permite que se me de un veredicto razonable y favorable que pueda quedar justificado por él, y que salga libre de esto. Escúchame, amoroso y misericordioso Padre, y cumple mis deseos.

Amén

Tehilim / Salmo 20 — Para antes de presentarse a la justicia

1 Del maestro de coro. Salmo de David.

2 El Señor te haga triunfar
en el momento del peligro,
que el nombre del Dios de Jacob sea tu baluarte.

3 Que él te auxilie desde su Santuario
y te proteja desde Sión;

4 que se acuerde de todas tus ofrendas
y encuentre aceptables tus holocaustos.

5 Que satisfaga todos tus deseos
y cumpla todos tus proyectos,

6 para que aclamemos tu victoria
y alcemos los estandartes
en nombre de nuestro Dios.
¡Que el Señor te conceda todo lo que pides!

7 Ahora sé que el Señor
ha dado la victoria a su Ungido,
lo ha hecho triunfar desde su santo cielo
con las proezas de su mano salvadora.

8 Unos se fían de sus carros y otros de sus caballos,
pero nuestra fuerza está en el nombre
de nuestro Dios.

9 Ellos tropezaron y cayeron,
mientras nosotros nos mantuvimos erguidos
y confiados.

10 ¡Señor, concede la victoria al rey,
escúchanos cuando te invocamos!

Artículos Relacionados