Conjunción entre el Sol y Marte en el Signo de Leo

Conjunción entre el Sol y Marte en el Signo de Leo

El miércoles 26 de julio se produjo una conjunción entre el Sol y Marte en el signo de Leo. Una conjunción es cuando dos o más astros coinciden en el punto exacto de un mismo signo, y sus energías se funden entre sí, se amalgaman, y generan efectos que se dan de forma muy contundente.

Se amalgaman las energías de Marte y el Sol

Veamos primero algo de las características de los dos astros que se unen en esta ocasión, Marte y el Sol, y su efecto en nuestro comportamiento individual.

En su libro “Los planetas en el universo astrológico”, la astróloga Helena Martin señala que “el Sol y Marte son similares en sus características masculinas, actuando de manera abierta y directa. Los dos inducen a la autoafirmación del individuo por medio de la acción”.

El Sol representa en cierto sentido el bien, y Marte el mal

Indica Martin que las diferencias entre ambos planetas “son notables, ya que el Sol representa en cierto sentido el bien, y Marte el mal, aunque estos dos conceptos deben interpretarse siempre como relativos y limitados a nuestra visión de las cosas”.

Dice Helena Martin que “una conjunción del Sol con Marte se expresa a través de la acción y la agresión, que no siempre es sinónimo de violencia. Favorece el desarrollo de una energía inagotable, que se canaliza según el signo zodiacal donde ocurra la conjunción, y que se pone de manifiesto por la necesidad de movimiento constante”.

La fuerza de impulso

La astróloga considera que esta conjunción “ocasiona un potencial creativo continuado que favorece la iniciativa y el espíritu de empresa, aunque también la impaciencia. El deseo de realizar las cosas de inmediato y el flujo permanente de ideas hacen que exista una gran dispersión en los objetivos y realizaciones. Esta conjunción se podría resumir como la fuerza de impulso, que es intensa e imparable en su inicio, pero poco sostenible en el tiempo”.

En lo que se refiere a los efectos colectivos, que son estudiados a través de la astrología mundial, encontramos en el libro “El pronóstico experimental en astrología”, del astrólogo André Barbault, esta visión: “En el mundo puede observarse un clima de agresividad, cuando se producen las conjunciones y oposiciones del Sol y Marte”, y luego hace una enumeración de conflictos entre países que ocurren bajo esta energía.

Volviendo a lo que dice Helena Martin, ella habla de que es importante tomar en cuenta el signo donde se produce la conjunción, y en este caso es Leo, que es la casa del Sol, donde este astro está en la plenitud de sus poder, y por tanto, ejercerá su dominio sobre Marte, que aunque no está incómodo en este signo, no está tan fuerte como el Sol.

Y si tomamos en cuenta la opinión de Martin de que el Sol representa el bien y Marte el mal, pues indudablemente que en esta ocasión el bien predomina, porque el Sol en Leo está en su domicilio y su energía prevalece sobre la de Marte.

Bien y mal son conceptos relativos

Pero como indica la astróloga, bien y mal son conceptos relativos. La bondad del Sol se asocia al hecho de que su energía de acción tiene que ir acompañada de alguna forma con la aprobación del público, porque representa la fuerza del liderazgo, de la organización; su energía funciona bien en equipo, delegando funciones, y su esencia es de magnanimidad, buscando el bien de aquellos a quienes gobierna.

Marte en cambio es individualista, no toma en cuenta a lo que le rodea, va de frente en busca de sus objetivos, sin importar a quien se lleve por delante.

Al amalgamarse las energías del Sol y Marte

El primero impregna al segundo de la necesidad de tomar en cuenta a los otros para alcanzar sus metas, y el segundo impregna al primero de más empuje e impaciencia, y le agranda el ego, por lo que tiende a ser más impositivo.

Y como indica el astrólogo André Barbault, con una conjunción del Sol y Marte, el ambiente colectivo tiende más hacia la agresividad, los conflictos, la guerra, y por consiguiente, el intento de cualquier acuerdo bajo esta energía, es una posibilidad muy remota, por lo que se deberá esperar un momento más propicio, cuando se hayan disipado los efectos de esta conjunción.

En lo personal, podemos aprovechar esta conjunción para darle mayor impulso a nuestros emprendimientos, a nuestros objetivos, y para desarrollar al máximo nuestro potencial creativo.


Pedro González Silva