Síntomas y tratamientos de los bloqueos energéticos

Síntomas y Tratamientos de los Bloqueos Energéticos

Hay ocasiones en que la persona vive un impacto emocional negativo: discusión, conflicto, disgusto, pérdida… Si no se libera al momento, esa emoción se convierte en materia y provoca un estancamiento de energía que obstruye los meridianos.

Bloqueos Energéticos

Es lo que denominamos bloqueo energético. Los bloqueos energéticos tienen repercusiones tanto físicas como emocionales.

En cuanto al físico se refiere, un bloqueo genera una presión en los órganos de alrededor y absorbe su energía. Estos órganos se inflaman, se debilitan y, a la larga, desarrollan enfermedades.

Las células que forman el bloqueo, por su parte, ganan tamaño y fuerza hasta el punto de alterar su ADN, pudiendo generar tumores, miomas y quistes. Para evitar enfermedades cancerígenas, el cuerpo abre pequeñas fisuras donde hay un bloqueo.

Es su manera de provocar fugas de energía para no alimentar las células del bloqueo y para impedir que adquieran fuerza. Cuando hay fugas, también hay partes del cuerpo que reciben menos energía y se debilitan. Es habitual que lo más afectado sea el sistema nervioso.

Un sistema nervioso debilitado hace que la persona viva los impactos emocionales (ansiedad, angustia…) de manera amplificada, con una intensidad que duplica o triplica lo que sería normal. Así el cuerpo físico traspasa el problema al cuerpo emocional.

Síntomas bloqueos energéticos

La mayoría de las personas suelen estar bloqueadas en mayor o menor medida.

Sin embargo, existen síntomas que tendrían que hacernos dar cuenta de la gravedad de la situación, tales como: insomnio, no poder desconectar, encontrarse mal sin motivo aparente, sentirse triste, no saber qué dirección tomar en la vida, sentirse agotado, echar siempre la culpa a los demás o tener pensamientos negativos.

Liberar las emociones negativas

Para no iniciar este proceso, es importante liberar las emociones negativas al momento, ya que, al cabo de unas cuatro horas, el impacto negativo se transforma en materia y empieza a obstruir los meridianos. La manera de deshacerse de esas emociones es expresar los sentimientos y verbalizarlos.

Emociones
En otras palabras, es necesario llorar, gritar o simplemente hablar con la persona que nos ha herido y decirle cómo nos ha hecho sentir. También hay técnicas de respiración para liberar esos impactos si el individuo pone la intención en ello.

Tipos de bloqueos

Bloqueo cerebral

Se localiza en los lóbulos parietales y se forma por no expresar verbalmente lo que se piensa o se siente (es consecuencia del bloqueo de comunicación).

A nivel físico, genera dolores de cabeza, migrañas y vértigos. En cuanto a los trastornos emocionales, provoca pensamientos circulares y obsesivos, dispersión, pensamientos encadenados que no permiten focalizar la atención, déficit de atención e hiperactividad (TDAH) e insomnio.

Bloqueo de comunicación

Se forma en el cuello y su causa es el hecho de no expresar verbalmente los sentimientos.

Como trastornos físicos, afecta al sistema inmunológico (glándulas tiroides y timo), además de problemas hormonales y en las cuerdas vocales.

A nivel emocional, los bloqueos de comunicación social causan inseguridad y falta de autoestima. Los de comunicación íntima, formados en la infancia, dificultan comunicarse de manera fluida y expresar sentimientos.

Bloqueo de plexo

Se forma en el plexo solar por la acumulación de angustia y ansiedad a lo largo de la vida.

De hecho, una parte de cualquier bloqueo energético va a parar al plexo. A nivel físico, da problemas respiratorios (asma) y de piel (alergias). En cuanto a los trastornos emocionales, altera el sistema nervioso (estrés, ansiedad, angustia …)

Bloqueo de pareja

Se origina en el hígado y en la vesícula biliar como consecuencia de desengaños y frustraciones en las relaciones de pareja.

Provoca inflamaciones en el hígado y en la vesícula, colesterol, piedras de vesícula, transaminasas (enzimas que cumplen funciones metabólicas en el interior de las células) y problemas digestivos, así como relaciones difíciles con la pareja actual.

Bloqueo paterno

Se forma en la zona inguinal derecha por la falta de entendimiento o conflictos con el padre.

También se puede dar por haber sufrido por el padre a causa de una enfermedad o por una muerte no superada. Provoca problemas hormonales y reproductores (eyaculación precoz, próstata…). También dificulta materializar proyectos de vida y en el trabajo.

Bloqueo materno

Se origina en la parte inguinal izquierda y tiene las mismas causas que el anterior.

A nivel físico, provoca frigidez, problemas hormonales y de menstruación. A nivel emocional, causa bloqueos en la creatividad, la ilusión y la intuición, además de dificultad para demostrar afecto.

Bloqueo con los hijos

Se forma en la zona del páncreas por la enfermedad grave o la muerte de un hijo.

Puede provocar problemas digestivos y al sistema inmunológico, además de diabetes. A nivel emocional, es la causa de grandes depresiones.

Bloqueo familiar de raíz

Se forma en la infancia o en la adolescencia en la zona del medio vientre.

Tiene como causa los conflictos de convivencia familiar (por ejemplo, los celos entre hermanos) o en la escuela (bullying). A nivel físico, provoca problemas reproductores y hormonales. A nivel emocional, inseguridad, falta de autoestima, timidez, etc.

Bloqueo familiar actual

Se origina en la parte alta del vientre debido a los problemas de convivencia en el entorno inmediato (familia, trabajo o escuela).

A nivel físico puede traer problemas digestivos (hernias de hiato, intolerancias alimentarias…). En cuanto a los trastornos emocionales, son los mismos que los del bloqueo familiar de raíz, pero aumentados.

Bloqueo de impotencia

Se forma en los riñones y tiene que ver con el miedo, los sentimientos de impotencia respecto a temas emocionales, o bien respecto al trabajo y el dinero o la escuela.

Provoca el debilitamiento y la inflamación de las lumbares, lo que da problemas en los riñones, el conducto urinario y la vejiga (retenciones de líquidos, formación de piedras en el riñón, cólicos…).

El riñón deja de fabricar energía vital y esto se traduce en sensación de cansancio, sentimientos de cobardía, falta de alegría y de ilusiones.

Tratamiento para los bloqueos energéticos

Los bloqueos (causas) se pueden eliminar y eso hará que las enfermedades (efectos) desaparezcan. El Método Keymac es un tratamiento creado en 1992 que contempla a la persona como un todo, en el cual el cuerpo físico, energético, emocional y mental están interrelacionados.

Como dijimos antes, la mayoría de las enfermedades son causadas por impactos emocionales no liberados en el momento. Estos generan obstrucción en los canales energéticos llamados meridianos, provocando que se formen embolsamientos que convierten la energía en materia (bloqueo energético).

El método consta de tres fases: diagnóstico, tratamiento y reeducación de la persona. En una hora se realiza el diagnóstico. Los bloqueos se localizan mediante el tacto sobre el cuerpo físico, puesto que éstos se han convertido en materia.

El cuerpo es como un plano de coordenadas en el que las columnas son la línea del tiempo que permite saber cuándo se produjo el impacto emocional. Las filas indican el tipo de afectación o bloqueo (familia, relaciones sentimentales, trabajo…). El tratamiento siempre combina el Método Keymac y diferentes terapias adaptadas a cada persona. Son habituales la reflexología, el shiatsu, el masaje ayurveda y la acupuntura.


FAC Centro terapéutico alternativo de Cataluña

El Centro FAC es un centro terapéutico de referencia en Barcelona en el que, desde el año 1992, ofrecemos un tratamiento complementario propio para mejorar la calidad de vida de las personas que padecen algún tipo de disfunción física y/o emocional.

El tratamiento es personalizado ya que éste está integrado por unas disciplinas terapéuticas o por otras en función de las necesidades de cada persona. Para definir las terapias complementarias que configurarán el tratamiento, es necesario hacer una primera visita de evaluación para, posteriormente, proseguir con el tratamiento