Dedica unos minutos al día a amar a tus pies

A través de los chakras recibimos, transformamos y distribuimos la energía vital. Son los puntos de unión entre nuestros órganos, nuestro cuerpo físico, y nuestro sistema energético. Los siete chakras principales se localizan a lo largo de la columna vertebral y la cabeza.

En la planta del pie están reflejados todos los órganos, glándulas, nervios, etc., del cuerpo así como los siete chakras. Un masaje puede ayudarnos a prevenir y aliviar dolencias, a relajarnos y eliminar tensiones, y cómo no, a estimular y armonizar nuestros chakras.

ReflexologíaComo vemos en la imagen, los costados internos de los pies se corresponden con la columna vertebral, a lo largo de la cual se localizan nuestros primeros cinco chakras, y el dedo gordo representaría la cabeza. Podemos dedicar unos minutos al día a amar nuestros pies, a acariciarlos y cuidarlos.

De esa forma, estimularemos los puntos reflejos, activaremos los chakras y les devolveremos poco a poco su equilibrio, mientras estimulamos nuestros órganos física y energéticamente. En cada zona refleja percibiremos respuestas diferentes, según sea el estado del chakra correspondiente.

Nos sentamos en la posición de loto (con las piernas cruzadas). Nos relajamos con respiraciones lentas y profundas. Para facilitar el masaje podemos utilizar unas gotas de aceites esenciales, diluidos en algún aceite vegetal, como soja o sésamo. (10 gotas de aceite esencial /50 ml. aceite vegetal).

Untamos nuestras manos con la mezcla elegida, cogemos el pie derecho con las dos manos y le hacemos un masaje enérgico por toda la superficie. A continuación, buscamos un punto hacia el centro de la planta del pie, y por debajo de donde se forman los dedos.

— Con el dedo pulgar vamos haciendo presión en círculos, aumentándola paulatinamente.

— Después, aflojamos poco a poco la presión, y notaremos alivio y descanso.

Este punto es la proyección del plexo solar, donde se suelen manifestar las tensiones que acumulamos. Si al hacer el masaje percibimos tensión o dolor en este punto, indica que estamos viviendo un estado de tensión interior que impide fluir la energía vital.

Después de trabajar bien este punto, podemos ir recorriendo los puntos reflejos de todos los chakras, uno por uno, a lo largo de la columna vertebral reflejada en el pie. Es posible que después de los primeros masajes se sienta algún malestar.

Esto es debido a que la eliminación de tensiones y bloqueos ha empezado. Pero por eso no hay que dejar de hacerlos. Pronto pasará, y se empezarán a ver los beneficios.

Vía » terapeuta.es