Ángel Número 20 Pahaliah

Ángel Número 20 Pahaliah, InfoMistico.com

Número: 20
Árbol de la vida: se sitúa en la esfera de Biná “entendimiento”
Energías planetarias: Saturno y Marte
Signo: Cáncer
Regencia en el Zodiaco: desde 5° al 10° de Cáncer, 19° Aries, 0° Cáncer, 11° Virgo, 25° Escorpio y 6° Acuario
Significado: “Dios Redentor”
Príncipe: Arcángel Tsaphkiel
Horario de regencia: desde 06:20 a 06:40 horas

Ángel 20 Pahaliah

  • Éste nombre potencia nuestra fuerza espiritual y una vitamina para nuestra alma y conectar con El Creador.
  • Pahaliah y éste Nombre es de gran poder y fuerza.
  • Si queremos vernos libres de nuestras ataduras, adicciones y soltar nuestro espíritu debemos pedir ayuda a éste ángel y Nombre.
  • Si invocamos con fe el poder del Nombre a través de su energía atravesaremos nuestro particular Mar Rojo interior y ser libres.
  • Este ángel domina sobre la moral, la redención, la espiritualidad y la teología.
  • Otorgarnos revelaciones de la verdad y sabiduría.
  • Ayudarnos a encontrar la vocación correcta, guardar castidad.
  • Para despertar de una vocación religiosa, buscar argumentos para convencer a los incrédulos, protección contra las tendencias al libertinaje y al error.

Como invocar al Ángel Pahaliah (fechas y horarios)

  • Horario: 06:20 a 06:40
  • Regencia calendario judío: 4 al 8 de Tamuz, 5783
  • Regencia calendario gregoriano: 23 al 27 de junio, 8 de abril, 21 de junio, 2 de septiembre, 17 de noviembre y 27 de enero
  • Para aprender a invocar y meditar con los 72 Nombres de Dios visita el siguiente enlace »

Letras hebreas Ángel Pahaliah

Ángel Número 20 Pahaliah, InfoMistico.com

PE – HEI – LAMED

Dar Fuerza Espiritual (contra la depresión)

Salmo 119, Versículo 108

Ángel Número 20 Pahaliah, InfoMistico.com
Te ruego, oh Señor, que te sean agradables los sacrificios voluntarios de mi boca, Y me enseñes tus juicios

Los nacidos bajo la regencia del Ángel Pahaliah

  • Los nacidos bajo la protección de Pahaliah suelen ser personas de una alta espiritualidad, amantes de la verdad y de todo lo que sea puro y claro.
  • Su acciones suelen ser apreciadas por ser limpias y libres de toda conveniencia.
  • Aman investigar y buscar respuesta a todo misterio que la naturaleza les plantea, y debido a su disciplina y sabiduría tienden a rodearse de personas similares a ellos.
  • Pocas veces se dejan llevar por sus instintos o deseos, pues saben bien que la paz la encontrarán lejos de las tentaciones.
  • Es un auténtico justiciero luchando por los grandes ideales. Es un gran optimista, maestro en el arte de discernir y le gusta vivir en paz con todos.
  • Traza para esta vida experiencias que ya tuvo en otra, principalmente las ligadas a la familia y a los hijos.
  • No sabe vivir solo, necesita para ser feliz un compañero fiel.
  • Aparenta generalmente menos edad de la que tiene y tiene apariencia también de tener mucho dinero, a pesar de que muchas veces no tiene casi nada.
  • Su Ángel lo influencia de un modo enérgico, cuando se acomoda a alguna situación. El trabajo en comunión con los ángeles lo ayudará materialmente.
  • Profesionalmente, tenderá a seguir la carrera periodística o cualquiera del área de la comunicación social.
  • Podrá ser predicador, dará discursos y charlas.
  • Tendrá habilidad para los trabajos manuales o las actividades relacionadas con la antigüedad.
  • Podrá, también, trabajar con el esoterismo.
  • Estudiará la Cábala iniciática y comprenderá que el mundo invisible puede hacer armónico al mundo visible.
  • Será un intelectual estudioso de varios temas en todas las áreas.

Aspectos Negativos (Ángel Qlifot 20)

Domina el fanatismo religioso, el libertinaje, la prostitución y la incapacidad de captar la espiritualidad de las personas. Será un artista de lo ceremonial y religioso y llegará a lesionar financieramente a personas de buena fe. Egoísta, se dirá dueño de la verdad, dictando reglas que no acostumbra a seguir.

Leyenda del Ángel Pahaliah

“Pagando por los errores”

Era temido por todos en la escuela, y si tenía amigos era sólo porque nadie se atrevía a llevarle la contraria. Lo que él decía había que hacerlo, y debía estar dispuesto a enfrentarse a quien no estuviera de acuerdo.

Verás que Pahaliah “el temido”, como se le conocía, no tenía verdaderos amigos porque tenían que llevarse bien entre ellos para no convertirse en el blanco de su ira.

Le importaba un bledo quién era el dueño de algo; simplemente lo tomaba cuando lo quería. Y si uno de ellos se volvía contra él, sufriría las consecuencias. Pahaliah tenía una asombrosa falta de miedo a nada ni a nadie, y se deleitaba en hacer pasar penurias a otras personas.

La vida no le había tratado bien. Ahora transmitía la agresividad con la que se había criado, ya que le daba un sentido de importancia.

Sin embargo, tanto va a la fuente que al final se rompe, y un día todo el mundo empezó a echarle de menos. No había ido a la escuela en toda la semana, y nadie había notado que anduviera por el barrio.

Pahaliah tenía una terrible enfermedad. Los médicos examinaron su caso con detenimiento, pero no pudieron identificar la misteriosa enfermedad que se había apoderado de él, y que seguía consumiéndolo.

El terrorífico Pahaliah yacía ahora débil e indefenso, apenas capaz de mantener los ojos abiertos. Aunque sabían que no se lo merecía, sus amigos no dejaban de ayudar a sus padres a cuidarlo. Sus esperanzas disminuían, apenas comía y la respiración se hacía más difícil cada día que pasaba.

A punto de fallecer físicamente, Pahaliah tuvo una visita sorpresa en la entrada del más allá. Una voz profunda dijo: —”Pahaliah, Pahaliah, despierta”—, captando su atención.

Cuando Pahaliah abrió los ojos, se sobresaltó al descubrir una figura brillante a su derecha que le resultaba familiar. El propio Pahaliah estaba allí, pero estaba cubierto de luz.

—¿Cómo te llamas?— El joven se quedó perplejo. —”¿Cómo es posible que seas el mismo que yo?”—, inquirió.

—Soy tu yo profundo, y como estás a punto de abandonar el mundo físico, he venido a revelarte tus errores. He estado preso en tu interior durante mucho tiempo sin que hayas escuchado mi voz.

—Tuviste la oportunidad de ser un niño excelente, pero en su lugar elegiste ser un desastre. Tus malas acciones son las que te llevaron a la enfermedad.

Pahaliah experimentó el miedo por primera vez en su vida al darse cuenta de que sus intentos de dañar a los demás le habían hecho contraer esa horrible enfermedad como retribución. Había sembrado el mal, y éste había crecido.

El joven Pahaliah suplicó con confianza: —”Dame otra oportunidad, déjame corregir mis errores, déjame cambiar”. Pero ahora que estaba de vuelta en su casa y ya no estaba en la puerta del más allá, el mal que le había ocurrido se había desvanecido.

 


¿Pahaliah es uno de tus ángeles guardianes de la cábala?

Sabías que según la salida del sol del año, día y hora de nacimiento del lugar exacto donde usted haya nacido tienes tres ángeles de la guarda que corresponden a:

  • Semana de su nacimiento (ángel físico)
  • Día de nacimiento (ángel emocional)
  • Hora de nacimiento (ángel mental)

Calcule usted mismo sus ángeles de nacimiento

 

Ángeles del Mes de Junio