Ángel Leuviah – Número 19 – Príncipe Tsaphkiel

Ángel Leuviah - Número 19
Ángel Leuviah - Número 19

Número: 19
Árbol de la vida: se sitúa en la esfera de Biná “entendimiento” en idioma hebreo: בינה
Significado: “Dios que socorre a los pecadores”
Nombre en hebreo: לָוָוָיָה
Príncipe: Tsaphkiel
Planeta: Saturno
Horario de regencia: de 06:00 y las 06:20 horas
Regencia: Los nacidos entre el 19 y el 23 de junio lo han hecho bajo la influencia de Leuviah.  Otros días de regencia: 07 abril, 19 junio, 31 agosto, 12 noviembre y 24 enero.

Ángel Leuviah

  • Es posible que la mayor cualidad de este ángel sea el perdón, domina la inteligencia y la memoria, por esta razón se debe invocar para recibir la gracia divina.
  • Éste ángel cuida y nos ayuda con nuestro cuerpo físico, con la salud, el logro de manifestar la voluntad divina en la tierra y nos ayuda a descubrir cual es la principal misión que tenemos en esta encarnación.
  • Se ocupa de tus asuntos materiales, de tu cuerpo físico, de tu salud.
  • Determina además, según cual sea su programa de acción, la principal misión de la persona en esta encarnación.
  • Meditar con su nombre en hebreo y recitando su Salmo durante sus veinte minutos de regencia diaria  puede activar una comunicación directa con Dios.
  • Sus oraciones serán respondidas a la velocidad de la “Luz”

Como invocar al Ángel Leuviah

La invocación del ángel Leuviah es preciso que sea entre las 06:00 y las 06:20 horas. Se invoca con el rostro hacia el sur.

Para invocar su fuerza y poder, primero reza el salmo o salmos elegidos, después llámalo por su nombre y por último realiza la petición concreta que quieres hacerle.

Los nacidos bajo la regencia del Ángel Leuviah

  • Los regidos por el ángel Leuviah son personas inteligentes y comprensivas, las cuales viven en pro de los demás.
  • La fecundidad es una constante en ellos, y es por esta razón que su espíritu creativo y la intensa necesidad de realizar las cosas con originalidad y dedicación los lleva a convertirse en líderes natos.
  • Los cambios para ellos no es motivo de problemas, y su gran adaptabilidad favorece sus planes e ideales.
  • Es amable, jovial, modesto en sus palabras y en su manera de ser. Soportará todas las adversidades con paciencia y resignación porque sabe que esto es una forma de evolución material y espiritual.
  • Extremadamente curioso, está dispuesto a aprender de cualquier experiencia realizada. Tendrá refinamiento cultural, amará la música, la poesía y las artes en general.
  • Tendrá protección Angélica contra los adversarios o aquellos que quieran perjudicarlo y esta protección es una gran muralla de luz etérica invisible a los ojos de las personas comunes.
  • Tendrá completo dominio sobre los acontecimientos de su vida y alcanzará la gracia de Dios cuando permanezca firme y decidido en la lucha por sus ideales.
  • Son elocuentes, creativos y originales. Gustan de la renovación y se enfrentan a cualquier situación por difícil que parezca, pues para ellos nada es imposible.
  • Su memoria es una de sus mayores virtudes, mientras que la perseverancia que los caracteriza los lleva a cumplir todas sus metas. Se logran destacar en la literatura y la ciencia.
  • Profesionalmente estará en actividades relacionadas con la arqueología, museos y conservación de la memoria del pasado a través de libros y archivos.
  • Como hobby, podrá trabajar en la fabricación de objetos para contactar a los ángeles o con manuales para desarrollar y fortalecer la memoria.

Aspectos negativos del Ángel Leuviah

Domina la inmoralidad, la desesperación, las pérdidas y el derroche. Podrá usar objetos personales para hacer hechizos. Estará contra las leyes sociales e interpretará malamente textos sagrados y arcaicos. Podrá tener una visión apocalíptica del mundo.

Cita bíblica del Ángel Leuviah

“Pacientemente esperé al Señor, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.”

Salmo 40, versículo 1

Oración para invocar la ayuda del Ángel Leuviah

“Ángel Leuviah, llamo tu presencia con amor y gratitud, para pedir por tu energía y tu luz para que yo aprenda a darle espacio a mi Alma en todos mis asuntos y para que sepa yo cómo escucharla y buscar mi centro desde ella. Pido tu ayuda para que mi ego se estructure y re-codifique de acuerdo a las Leyes del Creador de Todo lo que Es, de tal forma que sea fuerte y sano para permitir la expansión de mi y de mi alma. Que mi vida sea grande y abierta para aceptar el bienestar, la satisfacción, el amor, y la conexión y el respeto de, y hacia, los demás. Enséñame. Gracias, Gracias, Gracias. Así es y hecho está.”

Ángel Leuviah “La Verdadera Memoria”

Leuviah tenía todo lo que un joven de su edad podía desear, una familia que lo quería, amigos con los que poder jugar y era adorado por las chicas de su escuela. Sin embargo, no era totalmente feliz, solo una cosa se lo impedía, solo su mala memoria.

No le importaba mucho si tan solo le fuese importante para estudiar, empleaba el doble de tiempo que sus compañeros, pero al final conseguía, aunque con esfuerzos, aprobar. Lo que más le preocupaba era que no recordaba nada de su infancia, parecía como si nunca hubiese sido pequeño y aquello le hacía sentirse un poco perdido. A veces el mismo se consolaba cuando comprobaba con no poca desilusión como había olvidado lo más elemental.

Hablaba y se comprometía con los amigos a hacer cosas y luego no se acordaba de nada, y muchas veces estos se enfadaban con el, pero lo que no sabían era que el que más se castigaba era el mismo por no lograr acordarse.

Aquel problema llegó a obsesionarle hasta tal punto que mientras dormía sufría pesadillas. Cierta noche cuando su alma se encontraba transitando por el Mundo de los Sueños, tuvo una experiencia que vendría a cambiar toda su vida. Pero veamos que le sucedió.

Se vio en una habitación muy oscura, alumbrada tan solo por una vela que despedía una tenue luz. A pesar de reconocerse, su rostro representaba mayor edad. Se encontraba reclinado sobre sus rodillas y en su mano sostenía una afilada espada. De repente sus manos se elevaron y aquel arma se introdujo en su cuerpo poniendo fin a su vida.

Lauviah sufrió una fuerte impresión, pero aquella voz vino a tranquilizarle.

— Lauviah, fíjate en ese cuerpo y observa lo que ocurrirá.

Así lo hizo el aturdido joven y vio como de él salía una forma de luz, era el mismo pero resplandeciente.

Aquella luz tomo un sendero que le aguardaba y en el encontró a un instructor que le explico que había cometido un grave error y que para rectificarlo debería volver a nacer y volver a morir, pues aquella muerte suicida había interferido en su evolución, haciéndole olvidar todo cuánto había aprendido, y si no volvía pronto a aquel mundo, no podría devolverle la memoria de lo que aprendió.

De este modo Leuviah vio como aquella luz resplandeciente se reencarnaba en un nuevo cuerpo que lo abandono cuando contaba tan solo unas horas de vida, retornando de nuevo a aquel mundo de luz. Ya en él, aquella alma recibió la memoria que perdió, advirtiéndosele:

— Cuando vuelvas a nacer olvidarás cosas, tal vez muchas cosas, pero ten la seguridad de que algo no olvidarás. ¡Contra la vida jamás se ha de atentar!

Leuviah se despertó muy impresionado pero gozoso de felicidad. Ya no le importaba olvidar algunas cosas, pues había podido recordar lo más primordial.