Ángel Mebahel – Número 14 – Príncipe Raziel

Ángel Mebahel
Ángel Mebahel

Número: 14
Árbol de la vida: se sitúa en la esfera de  Jojmá “Sabiduría” en idioma hebreo: חכמה
Significado: “Dios conservador”
Nombre en hebreo: מֵבֵהֵאֵל
Príncipe: Raziel
Planeta: Urano
Horario de regencia: de 04:20 y las 04:40 horas
Regencia: Los nacidos entre el 24 y el 28 de mayo lo han hecho bajo la influencia de Mébahel. Otros días de regencia: 02 abril, 14 junio, 26 agosto, 07 noviembre y 19 enero.

Ángel Mebahel

  • Este ángel se relaciona con la capacidad de conservar nuestros bienes, por lo cual es invocado frecuentemente contra las personas que desean apropiarse de los bienes ajenos y para proteger la fortuna.
  • Otorga: justicia; imparcialidad benevolente de un tribunal, liberación de oprimidos y prisioneros, amor y celebridad en el ejercicio de la jurisprudencia, protección contra la calumnia, falsos testimonios y los pleitos, reconquista de lo injustamente perdido.

Cómo invocar al Ángel Mebahel

La invocación del ángel Mebahel es preciso que sea entre las 04:20 y las 04:40 horas.

Para invocar su fuerza y poder, primero reza el salmo o salmos elegidos, después llámalo por su nombre y por último realiza la petición concreta que quieres hacerle.

Los nacidos bajo la regencia del Ángel Mebahel

  • Las personas influenciadas por el ángel Mébahel son entregadas, discretas y sagaces, las cuales difícilmente logran ser engañadas.
  • Poseen gran conocimiento de la justicia, y es por esto que en caso de sentir amenazada su integridad o las de sus seres cercanos lucharán con fiereza hasta lograr desvanecer cualquier velo o vestigio de atropello.
  • Será un codificador de sueños, conocedor de las leyes materiales y espirituales.
  • Será siempre portador de buenas noticias, será urbanístico defensor de forma desinteresada de personas inocentes. A través de su ego marca una fuerte presencia de su espíritu.
  • Vive su día a día con nobleza y dignidad en las acciones. A veces tendrá una fuerte impresión de que está viviendo algo que ya aconteció en otra dimensión o si no de otra vida.
  • Tendrá gran facilidad de adaptación y su vida será la transmutación en el sentido de una regeneración espiritual. No perderá tiempo en futilidades y en cualquier ambiente que estuviera será el centro de las atenciones por la sabiduría, buen sentido, serenidad e intuición.
  • Su Ángel puede mostrarle grandes conocimientos y el legado de otras encarnaciones, para ser usado con las personas que necesitan ayuda. Tendrá el don de la oratoria y un fuerte discernimiento.
  • Son personas con gran sentido de la justicia y la moralidad, las cuales dedican gran parte de su vida a defender a los más débiles de la injusticia y la inmoralidad.
  • Profesionalmente podrá brillar en la abogacía, como autor de textos jurídicos, o especializarse en procesos que comprobará usando mitos históricos.
  • Su lucha por una sociedad más justa será reconocida a nivel internacional. Promoverá actos contra el genocidio y será “inmortal”.
  • Sus mayores logros los obtendrán en labores diplomáticas o judiciales.
  • Quienes nacen bajo la influencia de este ángel aborrecen la calumnia, la hipocresía y la mentira.

Aspectos negativos del Ángel Mebahel

Domina la calumnia y la habilidad para mentir. Utilizará dinero para incriminar a los inocentes y favorecer a los culpables. Hablará de una conexión inexistente con el mundo celeste. Será un codificador severo. Autor de leyes duras que exigen sacrificios. Manipulará a los crédulos, a través de efectos técnicos o escénicos, usando magia negra. Especialista en divorcios, podrá comprometer al cónyuge con falsas acusaciones.

Cita bíblica del Ángel Mebahel

“Señor será refugio del pobre, Refugio para el tiempo de angustia.”

Salmo 9, versículo 9.

Oración para invocar la ayuda del Ángel Mebahel

Mebahel, dame atribuciones para construir el futuro con las pesas y medidas que Tú utilizaste para crear la maravillosa máquina del universo. Hincha, ÁngelMebahel, las velas de mis sentimientos, para que pueda experimentar, viva, dentro de mí, la sagrada cólera de mis hermanos, cuando han sido humillados y destrozados por la injusticia. Ponme, Mebahel, en la punta de la sociedad y haz que mis palabras sean lanza que desgarre lo falso y retorcido. Y sobre todo,Mebahel, no permitas que ponga mi talento al servicio de dirigentes que utilizan la calumnia y la opresión para entronizar lo corrupto. Moviliza mis sentimientos, mis pensamientos, mis fuerzas morales para la lucha por un mañana humano, lleno de esperanza. Instrúyeme, ÁngelMebahel, para que pueda ser artesano de Tu Justicia.

Ángel Mebahel “El Ángel Justiciero”

Jamás nadie había sentido una tristeza tan profunda como la que sobrecogía en aquellos días al re Azor, al menos así lo creía él. Era tanta su pena que había ordenado que todo su reino permaneciese en silencio hasta que su dolor desapareciese por completo. Nadie se atrevía a violar aquel mandato a excepción de Satur, el Supremo Juez del reino.

— Pero Majestad, bien sabéis que nadie puede entrar en la ciudad prisión. Todos cuantos se acercan a ella son hechos cautivos y permanecen allí para la eternidad.

Cuanto más escuchaba el Rey las palabras del Juez, mas aflicción sentía, aumentando así su dolor. Cuando todas las esperanzas parecían perdidas, alguien vino a turbar aquel silencio.

A lomos de un corcel blanco, un joven caballero acababa de llegar al reino. Nada parecía sorprenderle de cuanto veía a su paso, al contrario, se podría decir que conocía muy bien lo que allí estaba sucediendo.
Como nadie se opuso en su camino, no tardó en llegar al salón real, donde encontró al rey Azor hundido en su desespero.

— Majestad – saludo el caballero cortésmente -, he venido lo antes posible. Lamento si mi tardanza ha alargado vuestro suplicio.

— ¿Acaso estoy soñando? – expresó con voz temblorosa el débil Azor -. ¿Es una alucinación, como decís que yo he solicitado vuestra presencia? – siguió argumentando el rey muy sorprendido.

— No Majestad, si recordáis, vos me mandasteis llamar. ¿Acaso vuestro hijo no esta cautivo en la ciudad prisión?

— Si, si lo está, y daría mi reino a cambio de su libertad – expreso el rey sin ser dueño de sí mismo.

— Si es así, reveladme un secreto – dijo el misterioso caballero.

— ¿Un secreto decir?, en mi reino no hay secretos – contestó turbado el rey.

— Os equivocáis, pues todos cuantos son cautivos en ciudad prisión han vendido su corazón al jefe de los prisioneros.

— ¿Queréis decir con ello, que mi hijo es un servidor de la Luz sin Dueño?

— Así es Majestad, y tan solo aquel que es dueño de la Luz podrá vencer al jefe de los prisioneros.

— ¿Y qué puedo hacer? – preguntó Azor entristecido.

— Iré yo en su encuentro y lo someteré a la Justicia de los Tiempos. Pondré Luz en sus manos, y si sabe alumbrar con ella el camino extraño, volverá sano y salvo. Si no fuese así, quedará para siempre al servicio de Prisión su único dueño.

Cuenta la leyenda que aquel caballero consiguió vencer al jefe de los prisioneros, y el rey Azor volvió a tener a su hijo junto a él. Desde aquel día, el valiente caballero seria conocido como Mebahel, el Ángel Justiciero.