1 de Elul Calendario Judío

1 elul

La puesta del sol del 28 de agosto de 2022 (refiriéndose al primer día de Elul) marca el primer día de tu vida. Aquí hay un método para realizar este concepto. Es el mejor momento para embarcarse en un programa de desarrollo personal, desde el primer día del mes hebreo de Elul (Virgo).

1 de Elul – Calendario Judío – Cuarenta días para tu nuevo comienzo

Durante muchas generaciones, el mes de Elul ha sido un tiempo de cambio y renovación personal.

Elul es el mes anterior a las principales festividades de Rosh Hashaná y Yom Kippur, es un tiempo de preparación dedicado a estos importantes eventos de las festividades judías.

Primer Elul

Para poner el mes de Elul en contexto histórico, recordemos la historia del pueblo judío en el Monte Sinaí:

Cometieron un gran error con el becerro de oro, y las cosas no les fueron bien en relación con Dios.

El día que el proceso de reconciliación comenzó

En el primer día de Elul, comienza el proceso de reconciliación. Ese día, Moisés ascendió al Monte Sinaí por tercera vez, donde pasó 40 días orando en nombre del pueblo.

Al mismo tiempo, los mismos judíos buscaban en sus corazones y renovar su fe para aceptar el desafío que habían recibido en el Sinaí. Cuarenta días más tarde, los judíos se elevaron con una postura más espiritual, para nuevamente encajar en relación con lo divino.

Ese día, Moisés bajó de la montaña con la segunda Tabla de mandamientos, simbolizando el perdón de Dios y la restauración de los judíos como nación que debían llevar el mensaje de Dios.

Este día de unificación es Yom Kippur, día de la expiación.

Patrón cuarenta

¿Por qué este proceso en particular toma 40 días?

Además, el número 40 aparece en decenas de lugares de la Torá. La primera vez que Moisés subió a la montaña, también permaneció allí durante 40 días. De manera similar, en la historia de Noé y el diluvio, la lluvia cae durante 40 días.

Los judíos deambularon por el desierto durante 40 años. Un baño ritual judío “Mikveh” debe contener al menos 40 unidades de agua. La lista de “cuarenta” es aún más larga…

Significado de 40 en el judaísmo

Cuarenta representa el concepto de innovación, nuevo comienzo.

También significa que aunque parece viejo en la superficie, su esencia es completamente nueva.

Consideremos lo siguiente puntos:

  • La primera vez que Moisés subió al Monte Sinaí fueron 40 días para recibir la Torá, y así los judíos se convirtieran en una nación.
  • 40 días de lluvia de Noé representan el comienzo de un nuevo mundo.
  • Cuarenta años de vagar por el desierto representó la transformación para el pueblo judío, salir del arraigo mental de esclavitud que tuvieron con los egipcios, para entender la verdadera libertad.
  • La inmersión en la Mikveh (baño de purificación) es el símbolo judío por excelencia de la renovación espiritual, además, no es que el feto crece y se desarrolla durante casi 40 semanas.

40 días desde Elul hasta Yom Kipur

Los 40 días desde Elul hasta Yom Kippur fueron cruciales para renovar la relación entre Dios y el pueblo judío. Si percibimos a Dios que está lejos de nosotros, podemos estar seguros de que no es así, somos nosotros que no somos dignos de una relación íntima con Él.

Tuvieron que pasar 40 días cambiando su interior, y desde entonces, el mes lunar de Elul es un gran momento de crecimiento y renovación personal.

¿Qué tipo de persona te gustaría ser?

Los sabios enseñan que desde que el hombre es concebido, el alma tarda 40 días en entrar en el cuerpo por primera vez.

Yom Kippur, ocurre 40 días después de Elul, día de renacimiento espiritual. Es decir, es el día en que nacerá una “nueva persona”. Entonces, el primero de Elul marca la concepción espiritual del “nuevo tú”.

El primer día de Elul comienza el desarrollo necesario para recibir tu alma nueva. Entonces, ¿quién quieres ser dentro de 40 días? Imagina por unos minutos que todo es posible. Supón que pudieras eliminar todo lo malo y mejorar todo lo bueno que hay en ti.

¿Quién te gustaría ser dentro de 40 días?

Tómate unos minutos para visualizar el nuevo “tú” ideal. (Es mejor escribirlo en un papel). Puedes considerar las siguientes preguntas:

  • ¿Qué clase de amigo, padre o madre te gustaría ser realmente?
  • ¿Cómo te comportarías en público?
  • ¿Cómo tratarías tus asuntos privados?
  • ¿Qué hábitos te gustaría dejar?
  • ¿Cómo te gustaría hablar ahora?
  • ¿En qué piensas dedicar tu tiempo y energías para tu nuevo “tú”?
  • ¿Qué te gustaría aprender?
  • ¿Sobre qué cosas te gustaría tener un mayor control?
  • ¿Qué cosas deseas que no entren más en tu mente?
  • ¿Cómo te gustaría que estuviese tu salud?
  • ¿En qué ámbito quisieras ser más cuidadoso?
  • ¿Qué áreas de tu vida te gustaría tener menos preocupaciones?

Una vez que hayas identificado al nuevo “tu ideal”, descríbelo con tanto detalle como sea posible. No significa que serás esa persona el próximo año, pero si no sabes a dónde estás tratando de llegar, nunca llegarás allí.

Formar objetivos específicos, es el primer paso hacia un cambio permanente para bien. Como dice el Talmud:

“Por el camino que la persona quiere ir, por ese camino es conducido”. (Makot 10b)

Artículos relacionados con el Mes de Elul

Con información de aish.com