1ro. de Elul pedido a nuestra alma para el crecimiento espiritual

Cómo lograr esa transformación el 1ero de Elul

Es un “regalo divino de nuestro Padre”. El día 1° de Elul es uno de los más importantes del año para cambiar nuestro futuro (comienza este año el jueves 20 de agosto del 2020 al anochecer) , ya que es exactamente 40 días antes de Yom Kipur.

Elul es “una oportunidad para cambiar nuestro futuro”

Es, además, el día en que Moisés subió al Monte Sinaí a recibir las segundas Tablas, por lo que es también el día en que todos podemos ascender y llegar a la fuente de lo que buscamos para nuestra vida.

El día del Rosh Jodesh, la energía está en estado semilla. Realizando la conexión puedes moldearla a tu favor y tomar control de todo el mes.

Durante este mes, el Cosmos abre un portal que nos permite entender que el tiempo es una ilusión y que podemos rehacer el pasado con acciones presentes.

Deshacernos de todas las emociones de arrepentimiento y culpa

Elul fue diseñado para que podamos deshacernos de todas las emociones de arrepentimiento y culpa, que ocupan tanto lugar, y para que logremos reconectar con el momento en el que nos equivocamos y devolverle la Luz que le quitamos a esa situación.

Sólo a través de la reparación sentiremos el alivio de la culpa y tendremos lugar para un nuevo paquete de Luz que vendrá en Rosh HaShana.

Cómo lograr esa transformación el 1ero de Elul

Los kabalistas develaron hace siglos lo que debemos hacer esa noche antes de dormirnos para lograr esa transformación.

El pedido que se realiza a nuestra alma debe hacerse en el momento justo en que estamos por pasar de la vigilia al sueño (el jueves 20 al irte a dormir, aunque sean más de las 12 y ya haya comenzado el viernes).

  • Aprovechando que el alma sale de nuestro cuerpo y se dirige a los mundos superiores le solicitamos que de allí nos traiga lo que necesitamos para nuestro crecimiento espiritual, ya sea encontrar una solución a algo que nos afecta, recibir ideas para hacer cambios en nuestras vidas, etc.
  • El alma viaja a un lugar donde todo existe y es posible. Por lo tanto, no hay que pedir cosas pequeñas, limitadas o egoístas (generalmente uno pide poco si sólo está pensando en satisfacción para sí mismo y no en dar a muchos).
  • La manifestación de los pedidos realizados de esta manera tiene un proceso metafísico de 40 días, por lo que, como ya dijimos, coincidirá y será potenciado por la energía disponible en Yom Kipur.

Después de hacer el pedido, hay que olvidarse

No estar pendientes del mismo, de cómo va a llegar ni de la cantidad de días que faltan. El sistema tiene su manera perfecta de traernos todo lo que necesitamos para evolucionar.

A lo largo de varios años en que venimos explicando este trabajo, muchos alumnos lo han realizado con éxito, muchas veces sorprendidos por lo impresionante de los resultados, especialmente si, como aconseja el texto, se habían olvidado del mismo.

No lo creas. Pruébalo. Son unos pocos segundos que pueden traerte grandes cambios a tu vida.

Kabalah Aplicada