Urano Conjunción Nodo Sur

Una de las activaciones más inauditas y especiales que trae el nuevo año es la conjunción de Urano con el Nodo Sur, cuyas influencias se notan ya en el ambiente y que se hará perfecta próximamente, el día 1 de febrero, a las 3h GMT.

Urano conjunción Nodo Sur — Abre las puertas a tu pasado

Saturno en Sagitario, situado en el Ascendente de la carta de la activación, nos anuncia la llegada de un importante momento kármico, simbólicamente representado por la apertura de una puerta que da al pasado y a través de la cual, inevitablemente, entrarán importantes influencias.

Este fenómeno en sí no sería en absoluto extraño, ni poco frecuente, de hecho es bastante habitual que haya configuraciones astrales que nos reconecten a nuestro pasado, tanto a nivel individual como grupal y colectivo.

Lo que convierte esta activación en especial es precisamente el hecho de que Urano es un arquetipo fuertemente orientado hacia el futuro, el progreso y la evolución grupal, y ésta será la energía que teñirá considerablemente esta activación de regreso a nuestro pasado.

La conjunción en sí es el resultado de la superposición del ciclo de 18 años y medio de los nodos con el de 84 años de Urano, matemáticamente poco frecuente.

La última conjunción Urano-Nodo Sur

La hemos experimentado el 25 de mayo de 1999, en el signo de Acuario, en la estación retrógrada de Urano de ese año. Podemos intentar recapitular todo aquello que se había movilizado en nuestras vidas entorno a la fecha en cuestión, ya que fue la última emergencia kármica de este tipo, precediendo la actual.

Es como si todo aquello que se manifestara del pasado tuviera una clara connotación evolutiva, no es la típica «materia prima» que emerge para ser simplemente purificada, perdonada y soltada..

Sino una importante y valiosa información que se entretejerá en el curso de los acontecimientos futuros, un ingrediente importante y útil en nuestro propio proceso de cocreación consciente.

Para la actual conjunción

Marte provee asimismo informaciones importantes, siendo él el regente de Aries y el dispositor de la conjunción Urano-Nodo Sur.

En este sentido, nuestro Guerrero Interior desde su emplazamiento en el signo de Piscis enfatizará la necesidad de tener en cuenta la evolución colectiva a la hora de “elegir” individualmente nuestro futuro camino…

Las preguntas clave que uno se debería hacer en este tipo de contexto son algo así como:

  • ¿cómo influyen mis decisiones en la evolución colectiva?”,
  • ¿qué valor añado, a través de mis elecciones, a la evolución de los demás?” o
  • ¿cómo contribuyen mis elecciones a la evolución conjunta de la humanidad?”.

Todo aquello que podamos extraer del pasado

Toda aquella información, oportunidades y acontecimientos que de hecho vendrán solos (debido a que el Nodo Sur es un punto que simboliza la cosecha y no la siembra, dicho de otra manera..

Aquello que se manifieste será ya de por sí un resultado de intenciones y de acciones pasadas y no un algo en lo que aún podamos influir a través de nuestro libre albedrío) deberá ser puesto al alcance y al servicio de tod@s.

La difícil cohabitación entre el signo de Aries y Piscis levanta siempre el típico dilema entre el deseo de evolución individual (Aries y Marte) y la igualmente imperiosa necesidad de zambullirse en un todo mayor, poniéndose uno al servicio de la Totalidad.

Desde luego una oportunidad muy buena de cocrear conscientemente nuestra futura dirección evolutiva entretejiendo en ella nuestros ingredientes personales, tales como logros, resultados, acontecimientos positivos y cargados de significado.

Esto puede sonar algo críptico pero en realidad es más fácil de lo que parece, tan sólo es necesario un ligero cambio de enfoque, preguntándonos en todo momento, ¿cómo influyen nuestras decisiones e incluso nuestras vivencias diarias en la Totalidad?

En la carta de la conjunción exacta la Luna estará en su propio signo

En Cáncer, formando una cuadratura en T con Plutón y con Urano, de hecho reactivando la cuadratura Urano-Plutón una vez más! Es un recuerdo de que los tiempos actuales hablan de la transformación masiva y del salto cuántico que pulsa dentro de la psique colectiva de la Humanidad con una fuerza cada vez mayor.

La Luna, poderoso símbolo de nuestro pasado individual y de nuestros sendos compartimentos emocionales, se somete ella misma a la transformación, rindiéndose ante la evidencia de que todo lo sembrado debe ahora mutar para poder asegurar una cosecha mejor y todavía más importante, una nueva dirección, individual y colectiva, diferente.

Es un proceso difícil, lindando con lo inverosímil, aunque los grandes magos como Jodorowsky nos están enseñando desde hace ya tiempo que INFLUIR SOBRE EL PASADO SÍ ES POSIBLE!. Cada uno con sus métodos y desde su intención, pero el hecho es que sí debemos hacerlo.

Venus y La Luna

Otra cualidad muy llamativa de la carta de la conjunción Urano-Nodo Sur es la presencia de los dos arquetipos femeninos fundamentales – Venus y La Luna – en sus signos de exaltación (Piscis para Venus) y domicilio (Cáncer para la Luna), respectivamente.

Estas dignidades incrementan la energía femenina en el momento de la activación, haciendo las manifestaciones más suaves y gozosas.

Neptuno (otro arquetipo de energía femenina, a pesar de su nombre…) en Piscis aumenta las cualidades de empatía, compasión y misericordia, reiterando su llamamiento de Vuelta a la Unidad, de retorno a Casa.

CONCLUSIÓN

Cualquier cosa que se manifieste en nuestras vidas en torno a la conjunción Urano-Nodo Sur es una cosecha del pasado que debe ser orientada hacia el beneficio colectivo, no sólo personal, sea lo que sea aquello, un proyecto creativo, un viaje, un nuevo trabajo, etc.

Relacionado

MareLunare Astrólogo