Urano activa el “caos” creador — Planeta de la renovación

Las energías del planeta Urano se están activando para toda la humanidad, propiciando una incontenible ola renovadora que se irá sintiendo en el transcurso de este año, pero su momento de mayor intensidad será en pocos días, cuando comience abril y durante todo ese mes.

Planeta de la renovación

La entrada del Sol a Aries, que marca el año nuevo astrológico, dibuja un mapa astral de gran intensidad transformadora con la presencia de Urano en este signo.

En pocos días, el astro rey en su avance por la franja ariana, se posará sobre Urano haciendo una conjunción que activará fuertemente a este astro.

El primero de abril el Sol estará en el punto exacto donde se ubicó Urano el día del equinoccio de primavera, y el 5 del mismo mes, alcanzará a este planeta en la posición real que tiene en el cielo para ese día, de tal forma que en ese lapso la influencia uraniana estará en el tope.

Urano es el planeta de la renovación, de las ideas vanguardistas, el que adelanta el futuro, el impredecible, rebelde, el que rompe moldes y esquemas establecidos. Es el astro de la modernidad, de la electricidad, es el que rige la astrología, la cibernética, la genialidad.

Urano representa la fuerza bruta primitiva no dominada, como un río en creciente o un derrame de lava en movimiento, que obra sin regla ni razón. Se le atribuye el desorden y las revoluciones, la inestabilidad del individuo y de las naciones, la ruptura del orden establecido.

Cuando la influencia de Urano crece se profundizan las características de la Nueva Era de Acuario, signo regido por Urano, en donde ciencia y religión se dan la mano, donde el ser humano y su potencialidad creadora, son colocados en primer orden; el ánimo colectivo se impregna de deseos de libertad y fraternidad.

Urano es el Caos, es decir, la energía en potencia, inmanifestada, sin estructura, es la materia prima para crear; la función de Urano es la constante renovación para seguir manifestando el poder creador de Dios a través del ser humano.

En lo individual, Urano nos llama a no estancarnos, a no quedar atrapados en la rutina, en la mediocridad de lo repetitivo; nos invita a ser atrevidos (tal y como sugiere el arcano de tarot “El Loco”), a desarrollar sin miedo nuestros poderes creadores.

Ese creciente deseo individual de crear, de romper moldes, de renovarnos, provoca como consecuencia una ola de cambios en el plano social, en lo colectivo.

Vía » El Termometro Zodiacal