Planeta Saturno controla a Mercurio Retrógrado

Planeta Saturno controla a Mercurio Retrógrado

Entre el 27 de noviembre y el 6 de diciembre, Saturno y Mercurio estarán en conjunción en los últimos grados del signo de Sagitario. Esta conjunción tendrá una duración inusual de unos 9 días, cuando lo normal es que, por lo rápido del movimiento de Mercurio, apenas se mantenga en forma exacta o muy cercana, de un día para otro.

Mercurio se acerca a Saturno “frenado”

La razón por la que en esta ocasión esta conjunción durará bastante, es que Mercurio se acerca a Saturno “frenado”, es decir, está a punto de ponerse en su fase estacionaria, para luego comenzar a retroceder.

Mercurio llega a colocarse en exacta conjunción con Saturno a 27 grados de Sagitario el 27 de noviembre, y luego Mercurio se adelanta un poquito hasta los 29 grados sagitarianos, para luego empezar a retroceder el 3 de diciembre.

El 6 de diciembre, Saturno que es lento, habrá avanzado un grado y estará a 28 grados, y Mercurio habrá retrocedido su primer grado para coincidir de nuevo con Saturno de forma exacta, en los 28 grados de Sagitario.

Claro que los efectos se sienten desde poco antes de llegar la conjunción a su punto exacto, así que esta influencia se estará dando desde poco antes del 27 de noviembre, y hasta poco después del 6 de diciembre, aparte de que entre el 27 N y el 6 D, lo máximo que se alejarán ambos astros será poco más de un grado.

Efecto que podría traer esta conjunción

Mercurio en Sagitario provoca cierta dispersión, por tanto, Saturno, que da estructura y orden, ayuda a que esa dispersión se minimice y podamos centrarnos, lo que favorece que los ideales y metas que tengamos en mente, tomen un cauce práctico, tangible; es una buena combinación para que una idea tome forma concreta.

Sin embargo, en lo que respecta a los procesos de comunicación, y especialmente en lo que Mercurio empiece a retroceder, este aspecto astrológico provoca cierto aislamiento, como si formáramos un muro a nuestro alrededor para que nadie nos moleste.

Será buen tiempo para la reflexión y para construir en nuestro interior planes y metas de características muy prácticas, ya que Saturno nos pondrá el cable a tierra, pero será un proceso en solitario, seremos pequeñas islas, cada quien en su mundo, concentrados en nuestros asuntos.

Conjunción de Saturno y Mercurio

Esta conjunción de Saturno y Mercurio desfavorece el entusiasmo, da lentitud, frena el optimismo o genera cierto pesimismo, nos puede hacer descreídos, escépticos durante este período, pero a la vez, este ciclo reflexivo, puede favorecer para que cada uno de nosotros encuentre en su interior respuestas que nos conecten con un ideal que haga revivir el optimismo perdido; en este sentido, una vez Mercurio en retroceso se aleje de Saturno, puede venir una sacudida mental que renueve el entusiasmo, y todo eso puede aflorar una vez Mercurio vuelva a avanzar el 23 de diciembre.

Por lo pronto, esta relación que se dará entre Mercurio y Saturno puede generar una reestructuración en nuestros ideales, metas y forma de pensar y de ver las cosas.


Pedro González Silva