Vértex y el amor en la carta astral

Vértex y el amor en la carta astral, InfoMistico.com

Descubre el significado del Vértex y cómo influye en tus relaciones. Aunque no es muy conocido, el Vértex es una idea crucial en la astrología. Su naturaleza matemática, a diferencia de los planetas, los cuales aparecen en nuestras cartas natales, puede ser un factor para su falta de familiaridad.

Vértex — Localiza el amor que transformará tu vida en tu carta astral

Sin embargo, su importancia es fundamental, ya que nos permitirá comprender por qué nos ocurren unas cosas y no otras. Por ello, es importante entender el signo zodiacal bajo el que se adquiere este punto matemático, así como la casa astrológica bajo la que se manifiesta.

Descripción del Vértex

Si el Ascendente representa cómo nos presentamos al mundo, el Vértex representa cómo nos perciben los demás y, en consecuencia, los hechos que atañen a nuestra vida.

Nuestro destino es el “ascendente” de nuestro subconsciente, la manifestación pasiva del inconsciente. Dado que el Vértex involucra a otras personas y, en consecuencia, no depende únicamente de nuestra actitud, parece que no podemos alterar significativamente lo que señala.

Parece que ciertas circunstancias de la vida nos obligan a desarrollarnos en la etapa del Vértex. Tiene un componente kármico; funciona como la programación de nuestra alma en su camino hacia la evolución natural.

Nos informa de los trastornos psicológicos y de comportamiento por su profundidad. Son comportamientos compulsivos difíciles de romper y que perjudican nuestras relaciones interpersonales.

Podremos cambiar nuestra vida por el camino de la superación personal, aunque esta energía esté bien utilizada. A la hora de decidir quién será nuestro verdadero amor, el universo lo tiene en cuenta.

Método de cálculo del Vértex

El cálculo de la ubicación de este punto requiere una comprensión profunda de los conceptos astrológicos.

Para nuestro propósito, basta con saber que el Vértex se ubicaría teóricamente en el hemisferio derecho de la carta natal, típicamente entre las casas astrológicas V, VI, VII y VIII, que son las que tienen un impacto inmediato en la vida personal y son las ubicaciones de los principales giros en la trayectoria vital.

Ocasionalmente, puede encontrarse en la casa IV en regiones cercanas al ecuador terrestre.

Existen en Internet estupendas herramientas astrológicas “online” que realizan la laboriosa tarea de calcular el Vértex por nosotros. Estos programas informáticos son usados incluso por astrólogos profesionales.

Basta con introducir los datos en las casillas correspondientes y seleccionar “Vértex” en la sección de “opciones”. Como no es muy conocido, pocas cartas lo incluyen automáticamente.

El Vértex en las casas astrológicas

Como son los sectores donde el destino, con una cadena de acontecimientos necesaria e incógnita, se hace presente, las Casas donde se encuentra el Vértex en una carta astrológica adquieren un predominio especial.

Son lugares donde se producen giros imprevistos en la vida. Son los aspectos de la vida que tienen mayor tendencia a repetirse.

Vértex Casa IV

Los matices del zodiaco canceriano se reflejan en el destino. La vida llevará mucha carga genética y la alimentación será más importante que el aspecto físico. Podemos dedicarnos a actividades relacionadas con la ayuda a los demás.

Con este Vértex, es muy probable que alguien a quien conocemos desde hace tiempo -como nuestro mejor amigo- se nos aparezca de repente con nuevos ojos. Los eventos centrados en la familia, como las bodas y las comuniones, son muy importantes.

Vértex Casa V

Toda interacción con el entorno, que es de donde se espera que provenga la felicidad, es continua. Cuando se comete el error de depositar demasiada fe en el mundo exterior, aparecen retos difíciles como las dificultades financieras o la enfermedad, y sobre todo un apetito excesivo por los juegos emocionantes y peligrosos.

Es muy probable que los ambientes lúdicos contengan el amor de nuestra vida (conciertos, fiestas, juegos de mesa, etc.).

Vértex Casa VI

Los individuos con el Vértex en esta casa cultivan la paciencia y una vida dedicada al servicio, pero como contrapartida, también pueden desarrollar algunos comportamientos rígidos.

El amor para los que tienen este Vértex puede encontrarse en entornos donde se cumple la ley y el deber (escuela, trabajo, etc.) Amores que se desarrollan entre un médico y un paciente, un profesor y un alumno, etc.

Vértex Casa VII

Es una posición marcada por las dudas y los conflictos duraderos, pero también por una voluntad poderosa. Las experiencias más difíciles y los momentos más estimulantes se comparten con una pareja.

Los amores más intensos provienen sin duda de este vértice, y es muy probable que conozcamos a nuestro verdadero amor mientras estamos saliendo con otra persona.

Vértex Casa VIII

Las grandes experiencias de transformación son posibles gracias a un inconsciente volcánico y magnético, en el que el sexo, el dinero y la muerte estarán muy presentes. Fuertes impulsos de crear o destruir.

Típicamente, un vértice en esta casa favorece a las personalidades precoces que son demasiado exigentes y tienen una comprensión innata de la psicología de los demás. Existe una tendencia a conocer a la pareja en ambientes “turbios”, así como a los que dan importancia a la autoridad espiritual.

El Vértex en los signos astrológicos

Mientras que las Casas nos hablan de “acontecimientos”, el signo zodiacal del Vértex nos ayudará a comprender las pulsiones ocultas que impulsan nuestra personalidad. Estas son las cualidades que requieren nuestra atención para reconocerlas y poder cambiarlas.

El Vértex puede activarse durante un tránsito planetario de uno o más de sus planetas personales, trayendo consigo una naturaleza profunda difícil de controlar.

Vértex en Aries

Problemas de identidad y una forma desenmascarada de narcisismo que nos hace propensos a los celos y a los problemas de ira.

El síntoma más típico de este Vértice en Aries es que sentimos la necesidad de expresar nuestras emociones negativas, pero a menudo las reprimimos, lo que nos hace explotar de la peor manera cuando el Vértex se activa…