En el mundo, a lo largo de siglos, se ha formado toda una colección de tradiciones, supersticiones y presagios diferentes. Cada nación tiene sus propios, y como es lógico, muchos son el resultado de varios eventos que ocurrieron en su historia. Pero existe un presagio universal que prohíbe estrictamente a todos lavar platos en la casa de los amigos y conocidos. ¿Pero por qué? ¿Qué tiene de malo echar una mano amiga?

Probablemente, aceptarás este presagio, ya seas una persona supersticiosa o no. Especialmente si eres una mujer casada, porque esta es una buena razón para no escuchar las explicaciónes de media hora de la suegra acerca de cómo lavar platos.

¿Pero por qué no se debe lavar los platos cuando estás de visita?

Sucede que cada casa y cada apartamento están llenos de energía especial de sus propietarios. Se cree que cada vez que un invitado toca los objetos que están en la casa, deja sobre ellos una nueva huella de energía.

Esto no significa en lo absoluto que no debas recibir visitas. ¿Cómo se puede sin ello?

Desde la antigüedad, es una tradición invitar a los amigos y parientes para tomar té o café, disfrutar golosinas.

Pero a menudo, después de la reunión amistosa, el fregadero queda con un montón de platos sucios, con lo cual los huéspedes se ofrecen amablemente para ayudar. Sin importar cuán gustosa aceptarías su ayuda, en este caso debes agradecerles su propuesta y rechazarla educadamente.

Según la superstición, si alguien ajeno a tu familia lava platos en tu casa, él puede «echar por el caño» toda tu suerte y bienestar.

Sucede esto absolutamente inconcientemente – se trata de la energía que el huésped aporta a tu hogar, mientras que lava los platos.

  • Si no quieres dejar solos tus visitas en medio de un interesante juego o una conversación, en tu salvación vendrá una máquina lavaplatos.
  • También dicen que los platos sucios, dejados por la noche en el fregadero, son una puerta abierta, por la cual la felicidad y la riqueza se van de la casa.

¡Te deseamos una vida feliz y tranquila! Y creer o no en los presagios y supersticiones, es la propia elección de cada uno.


Vía » simplementegenial.cc