Supersticiones para el Día de la Boda

Supersticiones para el Día de la Boda
Todas las novias que están por casarse reciben consejos de cumplir rituales curiosos.. pero ¿sabes porqué se realizan?

Las bodas no sólo son simples ceremonias románticas, también llevan consigo un gran misterio que se origina desde muchísimos años atrás. Todas las novias que están por casarse reciben el consejo de cumplir con el tradicional ritual de llevar puesto algo nuevo, viejo, prestado y de color azul el día de su boda. Pero ¿sabes porqué se realiza?

Supersticiones para el Día de la Boda

Se dice que ésta tradición comenzó en la Edad Media para revertir la superstición popular y asegurar la suerte de la novia que debía respetar el ritual de llevar entre las ropas que la acompañen al altar:

Algo nuevo

En señal de esperanza de un próspero y feliz presente y futuro. Por lo general las novias estrenan vestido o accesorios. Simboliza la nueva unión que tendrás con tu pareja en en la etapa del comienzo de sus vidas juntos.

Algo viejo

Representa la unión de la novia con su pasado, simbolizado en alguna joya antigua o el vestido de novias de algún familiar. También simboliza que la nueva novia tendrá una vida llena de felicidad junto a su esposo.

Algo prestado

Simboliza la amistad. Las amigas o mujeres familiares le prestan a la novia sus joyas o zapatos para ese día tan especial. Simbolizado como amuleto de buena suerte pero solamente para ese momento, siempre debes devolver lo prestado para tener esa buena suerte esperada.

Algo azul

Representa la fidelidad en la pareja, hasta hace un tiempo la novia llevaba una liga en su pierna de ese color y en la actualidad suele coserse en el interior del vestido una cinta azul. Simboliza fidelidad y confianza que haz de tener en tu relación.

No ver a la novia antes de la boda

Una de las más populares y muchas novias siguen conservando la tradición. De acuerdo con la historia, los matrimonios sólo eran asuntos de negocios y el novio no podía ver a la novia para que no cambiara de opinión antes de la gran ceremonia.

No debe usar perlas

La superstición dice que las novias no debes usar perlas en su boda, ya que eso provocará mucha tristeza, lágrimas y sufrimientos en su matrimonio.

Lanzar el ramo

Esta tradición surge a partir de que en tiempos antiguos se consideraba un gran privilegio tener un pedazo del vestido de la novia, pero como muchas querían preservar ese lujoso atuendo, decidieron que lo mejor era compartir con otras mujeres otro accesorio, ¡el ramo!

En la actualidad no sabemos si se maneja el mismo significado, pero lo cierto es que si alguien recibe el ramo de la novia, esa persona muy pronto encontrará al amor de su vida y se casará.

A pesar de ser una linda tradición, muchos de los novios han decidido no incluirla, ya que a veces las damas y amigas terminan muy lastimadas por la emoción de no conseguir el ramo… leer más»

Guardar la última capa del pastel de bodas

El pastel de boda forma parte de la ceremonia nupcial desde tiempos medievales. Al principio estaban hechos a base de harina, uno de los símbolos de fertilidad y prosperidad. Muchas personas manejan hasta nuestros días que un pastel de bodas debe ser de color blanco.

El motivo es que el blanco es sinónimo de pureza. Anteriormente, los ingredientes que se utilizaban para hacer que el pastel de boda fuera blanco eran difíciles de conseguir, se necesitaba azúcar refinada lo más fino posible, esto hacía que sólo las familias más ricas pudieran comprarla. A raíz de esto, el pastel de color blanco, paso a representar un símbolo de riqueza en esos tiempos.

Anteriormente los novios guardaban una porción del pastel para comérselos en su primer aniversario de boda, o en el bautizo de su primer hijo.

Según las algunas costumbres locales, esta porción puede ser la capa superior de la tarta, o una parte del trozo que el novio y la novia se dieron de comer el uno al otro. Dicha porción se congela con este propósito; de hecho, la parte superior de la tarta se elabora muchas veces con fruta, para que pueda conservarse durante mucho tiempo.

En la actualidad, esta superstición sigue conservada por muchas parejas, quienes guardan la última capa del pastel para comérsela en su primer aniversario. Como el pastel va perdiendo su sabor y propiedades, muchos novios han optado por pedir el mismo diseño a un pastelero para poder disfrutar de un rico pastel en el primer año de casados.

La superstición dice que el novio y la novia corten juntos el primer trozo de tarta, a menudo con un gran cuchillo, incluso en algunos países lo hacen con una espada. Antiguamente la tradición establecía que la novia debía servir ella misma el pastel a la familia del novio, como símbolo de su dedicación a la nueva familia.

La tradición establecer que la novia y el novio sean los primeros en comer el pastel y se den el uno al otro los primeros mordiscos del pastel, este acto simboliza la primera labor que los novios han de hacer conjuntamente, y la sustitución de nuestros padres y el comienzo de una nueva familia que debe tener el compromiso mutuo de proveerse, amarse y ayudarse mutuamente el uno con el otro, como lo hicieron nuestros padres con nosotros.

Después de esto, los demás invitados ya pueden comer del pastel

La distribución de las porciones es una parte de esa antigua tradición del Imperio romano donde los invitados se peleaban unas migas del pastel porque creían que con esto compartirían la prosperidad de la futura pareja. Esta fortuna no solo era para la pareja, sino también para los hijos que nacieran de esta relación.

Antiguamente una tradición del siglo XVII,sostenía que si una dama de honor dormía con un pedazo del pastel debajo de la almohada, podía soñar con su futuro marido.

En el siglo XVII, el pastel nupcial se convirtió en un plato popular en las bodas, llamado el pastel de novias. Consistía en un pastel de carne picada, muchas veces de cordero, decorado con migas de pan dulce. Como “ingrediente” principal había un anillo escondido, se decía que la joven que encontrará ese anillo seria la próxima casadera. Hasta el día de hoy se utiliza todavía esta tradición.

Ya sabes cuál es la historia detrás de cada una y tú decidirás en cuál creer y poner en práctica. Sin embargo, lejos de todas estas antiguas supersticiones, está la creencia que indica que las novias están llenas de bendiciones que traen buena suerte y que los deseos y bendiciones que ella augure tiene altas posibilidades de hacerse realidad.

Hay novias que siguen todas al pie de la letra, otras que solamente usan algunas, pero hay otras que deciden no creer en estas cosas. Todo depende de tu decisión y tu libre albedrío.

Artículos Relacionados