La grasa abdominal, que provoca que se formen las barrigas, es una de las grandes preocupaciones que aquejan a mucha gente. Dicha preocupación no es únicamente por los aspectos estéticos, pues se relaciona también con riesgos de enfermedades, que el sobrepeso o la obesidad pueden ocasionar en nuestra salud, tales como hipertensión, enfermedades cardíacas y diabetes, por mencionar algunas.

Sabemos que los malos hábitos como no hacer ejercicio, llevar una vida sedentaria, tener malos hábitos alimenticios (comer a deshoras y con ayunos prolongados) y la ingesta excesiva de azucares, grasas y harinas, entre otros, nos llevan a aumentar el peso y también el tamaño de nuestro abdomen.

Los siguientes, sencillos y efectivos, remedios caseros, junto con adecuados hábitos alimenticios y de ejercicio, nos pueden ayudar a bajar de manera más acelerada la desagradable y peligrosa barriga.

  • Canela
    Es una de las especias más socorridas para la disminución del peso corporal y resulta muy sencillo su uso para tal fin, basta con que utilicemos media cucharada de canela y una cucharada de miel mezclándolos en 200 ml de agua que posteriormente pondremos a hervir, podremos disminuir el aumento de la circunferencia del abdomen si tomamos 100 ml por la mañana al despertar y 100 ml antes de ir a dormir.
  • Cardamomo
    Es una especia cuyas sustancias nos pueden ayudar a perder la molesta barriga, para ese efecto debemos preparar un té colocando una cucharada de semillas recién molidas en una taza que contenga agua hirviendo, dejamos pasar aproximadamente 10 minutos y colamos el agua la cual beberemos media hora antes de desayuno, comida y cena hasta ver que la barriga va desapareciendo.
    Hojas de curry. Comer entre 8 y 10 hojas de curry frescas a lo largo del día, hasta por 2 meses, nos puede ayudar, además de bajar la grasa del abdomen, a disminuir los niveles de colesterol malo en sangre.
  • Jengibre
    Además de los beneficios que el jengibre tiene para mejorar los molestos síntomas del intestino irritable, nos puede ayudar también a bajar de peso a través de la preparación de un té el cual podemos elaborar hirviendo 3 tazas de agua con 100 gramos de jengibre, previamente pelado y cortado en trozos pequeños, dejándolo reposar por 10 minutos después de haber hervido y posteriormente tomar el agua colada en forma de té antes del desayuno y la cena, durante dos meses hasta observar resultados satisfactorios.
  • Miel
    Para que la miel nos ayude a disminuir el aumento de tamaño de nuestro abdomen basta con tener una taza con 250 ml de agua caliente y agregarle una cucharada de miel y el jugo de un limón completo y tomarlo diariamente en ayunas por el tiempo que deseemos.
  • Vinagre de sidra de manzana
    Mezcla 2 cucharadas del vinagre en 8 onzas de agua o jugo de fruta natural, agregando si deseas miel para evitar el sabor amargo del vinagre; bebe el contenido completo 15 minutos antes de desayuno, comida y cena y antes de ir a dormir por dos semanas, después de tomar la mezcla es recomendable enjuagar la boca con agua para evitar el posible sabor amargo del vinagre. Después de las dos semanas puedes seguir tomando la mezcla dos veces al día, antes de desayuno y comida para seguir eliminando la grasa que aún permanezca en el cuerpo.

Ahora que ya conoces algunos sencillos remedios caseros no hay excusa para continuar con ese abdomen aumentado de tamaño, recuerda asesorarte con tu médico para que te pueda indicar las mejores maneras para tener un cuerpo sano.

Fuente: Yahoo! Vida Sana