Problemas no resueltos y relaciones

Si descubres que te ves atraído hacia personas que no se comprometerán contigo, tienes relaciones que parecen una montaña rusa y terminas siendo rechazado y consistentemente no desarrollas sentimientos hacia las personas que te tratan bien..

Problemas no resueltos y relaciones de pareja

Entonces es posible que al elegir tus relaciones partas de problemas no resueltos.

Los problemas no resueltos pueden causar que te sientas atraído hacia personas que no son buenas parejas para ti y que no te atraigan aquellas que sí podrían serlo.

Llevan a que sea peligroso confiar en tus instintos, porque provocan que las cosas que son malas para ti parezcan ser correctas.

Teoría de Freud

La teoría de Freud de la compulsión por la repetición describe muy bien este problema:

Incluso los buenos padres cometen errores. No existe un padre perfecto, y los niños se ven afectados por los errores de sus padres.

Pero la mente de un niño no es todavía suficientemente madura para ver que se trata de un defecto de sus padres y lo percibe como un defecto en él mismo. Esto crea sentimientos de ser poco valioso y no deseado, los que acompañan a la persona hasta la adultez.

Se desarrolla una compulsión por probar su valor, o de ganar la aceptación y el amor que los esquivó antes. Inconscientemente buscan personas con quienes puedan repetir esa dinámica de su pasado, sólo que esta vez, ¡se asegurarán de que funcione!.

No soy suficientemente bueno

Si tuviste un padre que de alguna forma te hizo sentir que no eras suficientemente bueno, puedes sentirte atraído hacia personas que te hacen sentir que no eres suficientemente bueno.

Lo mismo ocurre con quien tuvo padres ausentes, negligentes o críticos.

Sentirás que es la persona “adecuada” si también tiene ese elemento, porque estás obsesionado con probar tu valor y ganar su amor.

Puede ocurrir que alguien intente resolver una dinámica que había entre tus padres. Te identificas con uno de ellos y te sientes atraído por personas que se parecen al otro. Es un intento de tu subconsciente de obtener de ellos la respuesta que sentías que merecía tener tu padre.

Relación sana y duradera

Esto es desastroso para crear una relación sana y duradera. Tú no aceptarías esa clase de conductas de una pareja. Alguien que no te brinda algo importante debería provocar que pierdas el interés en él.

Lo que debería llevarte a desear estar con esa persona es cuán bien te sientes tratado por ella. De esta manera estarías evaluando si la relación satisface tus necesidades en vez de perderte en la preocupación de convencer a alguien que debe querer estar contigo.

Reparar este problema es complicado

Tu naturaleza compulsiva es tan fuerte que se asemeja a una adicción. Las personas tienen que equivocarse una y otra vez y sufrir las consecuencias antes de llegar a estar lo suficientemente desesperadas como para dejar de hacer las cosas de esta forma y buscar ayuda para encontrar un nuevo camino.

Necesitarás la ayuda de alguien que pueda ver las cosas más objetivamente y sin críticas, como un terapeuta, que pueda ayudarte a verlo a través de una perspectiva mucho más sana.

Arreglar esta dinámica requiere que comprendas que siempre fuiste valioso y querible de la forma que eres.

Errores de los padres

La sensación de falta de valor es sólo un reflejo del error de los padres.

Procesa tus sentimientos al respecto, guardar duelo por lo que podría haber sido, expresar tu enojo hacia tus padres (no necesariamente frente a ellos), sentirte triste por lo que su error te costó. Pero después tienes que volver a colocarlo donde pertenece: sobre los hombros de tus padres y no sobre los tuyos.

Culpar a los padres

Atención debes tener cuidado de no perderte culpando a tus padres ni deprimirte por tus problemas.

Dios nos asigna los padres que necesitamos. Incluso hay fuentes judías que dicen que el alma escoge de qué padres desea nacer, para poder lograr nuestro propósito en la vida.

Trabajar sobre nuestros defectos nos acerca a Dios y es la clave para desarrollar al máximo nuestro potencial.

¡Tus padres son sólo el vehículo para este propósito Divino!

¿Cómo se siente el amor?

Sanar requiere redefinir cómo se siente el “amor”.

Toma un tiempo para reflexionar qué maravillosa sensación debe ser estar con alguien que te escoge a ti, que ve quién eres y no lo que no eres.

Alguien con quien puedes disfrutar estar, porque no es una lucha. Presta atención a las sensaciones de tu cuerpo cuando lo imaginas. Internalízalo.

Date permiso de esperar exactamente eso. Desafía cualquier voz interna que te diga que no eres digno de tenerlo.

Tú tienes la elección

Puedes seguir reproduciendo la dinámica ya conocida o al contrario experimentar algo diferente. En vez de racionalizar o pasar por alto cuando alguien no te trata de la forma adecuada, disfruta lo que es estar con alguien que tiene la capacidad de darte lo que necesitas.

Artículos sobre como lidiar y gestionar nuestros problemas

Liz Wallenstein para aishlatino.com