El insight en la solución de problemas

Eureka
Eureka

“¡Eureka!, lo he hallado” ¿En cuántas ocasiones hemos resuelto un problema como por arte de magia? Probablemente el ¡Eureka! inmortalizado por Arquímedes también nos ha tocado en suerte a cada uno de nosotros en algún momento de nuestras vidas.

El insight en la solución de problemas

La traducción en términos psicológicos sería: el insight aunque también se le ha llamado inspiración, solución inconsciente… ya sabemos que los psicólogos son muy dados a llamar de diversas maneras los mismos fenómenos.

No obstante, lo único suficientemente claro en el insight es que existe, pues son múltiples las teorías que intentan explicar cómo se produce esta respuesta súbita.

Los psicólogos gestaltistas asumen que el insight es producto de una reestructuración súbita

Es decir, cuando nos enfrentamos a un problema en muchas ocasiones tenemos tantas fijaciones y rutinas mentales previamente aprendidas que nos impiden analizar con total apertura y flexibilidad mental las principales características la situación problémica, de esta manera, nos cerramos a la solución pero luego, en algún momento la solución destella porque hemos sido capaces de reestructurar nuestras fijaciones y patrones rígidos de análisis. Hemos podido deshacernos de nuestras “fijaciones funcionales”.

Les propongo un sencillo problema:

¿Por qué razón los números están colocados en este orden?

0, 5, 4, 2, 9, 8, 6, 7, 3, 1

Teoría Gestaltista

Con la teoría gestaltista el proceso de solución de problemas sería un todo o nada. No obstante, existen otras explicaciones: Weisberg propone la existencia de un proceso gradual donde, si no se encuentra la solución, el pensamiento inicia nuevamente el ciclo intentando adoptar nuevas estrategias.

Sin embargo, ninguna de esta teorías explica la complejidad del insight. Particularmente me adscribo a los psicólogos que aseveran que es un proceso donde se evidencia un doble procesamiento: a nivel consciente y subconsciente; donde es necesaria tanto la reestructuración mental y el abandono de las “fijaciones funcionales” como la destreza o experiencia para resolver problemas mal definidos que demandan de soluciones altamente creativas.

De esta manera, sería explicable el por qué las “soluciones felices” aparecen esencialmente durante el sueño o cuando recién nos despertamos ya que el procesamiento consciente de los datos continua su curso en el subconsciente.

De la misma manera, las personas creativas o con experiencia en problemas mal definidos estarán más “iluminadas” por las ideas repentinas que alguien que se enfrente por vez primera a estas problemáticas.

Para aquellos que se quedan obsesionados con la solución del problema de los dígitos les brindo una nueva pista para que lo resuelvan:

¿Por qué razón estas palabras están colocadas en este orden?

Cero, cinco, cuatro, dos, nueve, ocho, seis, siete, tres, uno

Ahora probablemente podrán percatarse que están ubicadas en orden alfabético, hecho que difícilmente podríamos imaginar debido a la idea estereotipada que nos induce a pensar que los números solo están hechos para calcular.

A veces simplemente basta acercarse desde una perspectiva diversa al problema y despojarse un tanto de nuestros patrones mentales más rígidos. También podemos aplicarlo a nuestra cotidianidad, sin lugar a dudas es un intento que merece la pena.

El acertijo de Einstein

Tenemos 5 casas de cinco colores diferentes y en cada una de ellas vive una persona de una nacionalidad diferente. Cada uno de los dueños bebe una bebida diferente, fuma una marca de cigarrillos diferente y tiene una mascota diferente.

Datos:
  1. El Britanico vive en la casa roja
  2. La mascota del sueco es un perro
  3. El danés bebe té
  4. La casa verde es la inmediata a la izquierda de la casa blanca
  5. El dueño de la casa verde toma café
  6. La persona que fuma Pall Mall cría pájaros
  7. El dueño de la casa amarilla fuma Dunhill
  8. El hombre que vive en la casa del centro bebe leche
  9. El noruego vive en la primera casa
  10. La persona que fuma Blend vive junto a la que tiene gatos
  11. El hombre que tiene caballos vive junto al que fuma Dunhill
  12. La persona que fuma Blue Masters bebe cerveza
  13. El alemán fuma Prince
  14. El noruego vive junto a la casa azul
  15. El hombre que fuma Blend tiene un vecino que bebe agua

Y la pregunta es: ¿Quien es el dueño del pececito?

rinconpsicologia.com