Me casé con un muerto

Me casé con un muerto, InfoMistico.com

De forma similar a lo que supuestamente le ocurrió a una mujer de California en 1974, en la que se basó la película “El Ente”, una cantante nicaragüense afirma haber pasado ocho años “poseída” en su cama.

Me casé con un muerto — Con un demonio en la cama

Debido a su conversión al cristianismo a través de la “Catedral de su Gloria”, iglesia desde la que cuenta la historia de cómo derrotó al demonio que la había poseído sexualmente durante ocho años, la cantante Marbely Blandón dejó hace dos años los grupos musicales seculares.

Marbely, que se dio a conocer como vocalista en la serie de televisión “Energa”, de 1984 a 1989, en el desaparecido Canal 6, pasó a actuar con varios conjuntos musicales.

Aunque es consciente de que algunos no la creerán, consintió en dar su testimonio a EL NUEVO DIARIO porque piensa que compartir su experiencia puede ayudar a otros a evitar o detener ataques similares.

Su calvario comenzó una mañana cuando llevó a su hijo al Centro de Salud “Sócrates Flores”. Allí, dos individuos vestidos de blanco se le acercaron y empezaron a hablarle de un programa misionero que la ayudaría a entrar en contacto con Dios.

Estos dos individuos, capacitados en la captación de adeptos, pertenecían a la secta Moon, pero Blandón jura que nunca se dirigieron a ella directamente y que, en cambio, se concentraron en los problemas psicológicos y económicos que ella estaba tratando.

“Hace dos años, mi hermano Elvis Blandón decidió invitar a mi casa a los pastores de la iglesia a la que ahora asisto, tras darse cuenta de lo que estaba pasando. Pude liberarme así del sufrimiento y la esclavitud que esa energía me estaba causando”, reflexiona Blandán.

Los Moon la embaucaron

Recuerda que las Moon le dijeron que su vida cambiaría y que encontraría la serenidad.

Tuvo que firmar un documento “y me ofrecieron un vaso de vino, que consumí. Desgraciadamente, me uní a ese grupo por ignorancia y, sin darme cuenta, hice un trato con el Diablo”, divulga.

Blandón continúa:

“Según investigaciones que hice después, en ese pacto me casé con un muerto sin darme cuenta y al beber esa copa de vino estaba celebrando ese matrimonio”. También señaló que las dos chinas que la engañaron eran “que yo creía que eran del Centro de Salud y que estaban vacunando porque llevaban un termo”.

La artista afirma:

“Ellos [los Moon] te hablan amablemente, te dicen que Dios está aquí y que Dios está allí, y cuando no te han grabado bien, debes tener miedo cuando la gente se te acerca hablando en esa dimensión”.

Mucha gente, que no conoce la otra cara de lo que vivió porque sólo la conocen como cantante de varios grupos musicales, se asustará cuando se entere de esto, y algunos incluso pensarán que está loca, pero Blandón dice que confía en que los demás se beneficien al escuchar su historia.

Su relación amorosa con una persona fue destruida por la fuerza que se apoderó de ella en su casa, y una semana después comenzaron los ataques (por parte de la entidad demoníaca) en la casa de su madre, que está cerca del puente de León.

Con un demonio en la cama

Blandón afirma que la primera vez que sufrió el abuso.

Se acostó alrededor de las 8 de la noche con el televisor encendido y las luces de la habitación, pero “en segundos sentí que mi cuerpo se adormecía, como si me hubiera dormido, y luego vinieron a tener sexo conmigo, sentí que me lastimaban, me golpeaban las costillas, no podía moverme y no podía gritar.”

Marbely Blandón afirma que a lo largo de esos momentos de agonía, vio la televisión con las luces de la habitación apagadas. Cuando se sintió mejor, llamó a su madre para ver si las había apagado, pero ésta le informó que no lo había hecho. Según la cantante, el ataque inicial fue una pesadilla.

Al día siguiente le volvió a ocurrir lo mismo, pero esta vez también vio sombras de personas que no existen en la vida de los mortales, incluido un sobrino que se le acercó y la agarró sexualmente de forma horrible. El mismo incidente lo vivió al día siguiente, cuando se le apareció la sombra de un primo fallecido.

Afirma que, aunque al principio le contó a su madre lo que estaba ocurriendo, “nadie me hizo caso”, lo que la llevó a creer que lo que estaba experimentando era algo que había imaginado, ya que, como otros artistas, se quedaba despierta hasta tarde y bebía alcohol. Empezó a creer que estaba perdiendo la cabeza.

Más tarde, actuó en el Faraón con el grupo Travesas, y la vocalista informó a Jaime Hernández, director del grupo, de lo sucedido.

Exorcismo

El artista investigó con un sacerdote y descubrió que Marbely Blandón había realizado un ritual con la secta de la Luna. Como resultado, le entregó una oración que incluía el siguiente verso:

“En el nombre de Jesús, te reprendo, te echo de mi vida, no me vuelvas a molestar”.

El “ser” atacó a Blandón y se burló de ella después de la primera vez que utilizó la oración para ahuyentarlo. “Y es que yo no había aceptado al Señor, siempre estuve ciega, pero creía en la existencia de Dios”, revela la cantante.

Blandón se enteró por algunos pastores evangélicos que el grado de posesión que alcanzó fue alto; tal vez los lectores de mi relato no lo crean, pero los que han tenido experiencias similares sí. Destacó que es difícil que los demás confíen en él, y que “además, mi propia familia no me creía”.

Una vez su madre invitó a tres evangélicos a rezar por ella en su habitación, pero cuando iban a empezar, las risas y las burlas les interrumpieron, como diciendo:

“Están perdiendo el tiempo”.

Incluso se escucharon lamentos en esa ocasión, que algunos familiares de la cantante escucharon y se sobresaltaron al oírlos, según Blandón.

Hoy, recordó Blandón, “había quienes me preguntaban si estaba churreando (fumando marihuana), y otros que decían: ‘Son locuras e inventos tuyos, esos inventos te están volviendo loco'”. Subrayó que está compartiendo este testimonio para la gloria del Señor, porque sólo él pudo liberarla de esos grilletes y tormentos.

Y continuó: “También es una solución para otras personas que están pasando por problemas similares a los que yo tuve”.

Marbely Blandón utilizó las páginas de END como una oportunidad para que las personas que se encontraban en una circunstancia similar supieran que había una salida: “acudir al Señor”, ya que hay iglesias que predican la Biblia.

La última de “El Chamuco”

A pesar de todo, la fuerza intentó agredir a Blandón una vez más tras el fallecimiento de su padre.

La cosa reapareció unos dos meses (cinco meses) después del fallecimiento de mi padre, pero esta vez se presentó como mi padre. El ser se acercó a mí, se sentó en la cama e incluso ayudó a moverla. Me abrazó y me dijo: “Hija mía”, lo que me hizo sentir.

Blandón destacó que está escrito que los muertos no resucitan y que “El Chamuco”, o el Diablo en lenguaje evangélico, es quien lo hace aprovechando circunstancias particulares.

La cantante había expresado su deseo de ver a su padre el día anterior cuando se sentía deprimida. Añadió que cuando alguien reza o invoca al Señor, tanto el Señor como “el enemigo” la escuchan.

Tras el incidente, habló con los pastores de la iglesia, que le aseguraron que el Espíritu Santo no necesita adoptar una apariencia humana, sino que la única persona que puede adoptar cualquier apariencia es “el enemigo”.

Expulsado

Para engañarte, el (Diablo) llegó con un método diferente.

Se acercó sutilmente y se presentó como tu padre y te expresó su profundo amor Blandón fue informado por los pastores de su iglesia que el Espíritu Santo nunca expresará un afecto extremo por una persona porque Dios ama a todos por igual.

Por ello, recé mucho, ayuné y le pedí al Señor que me dejara ver de nuevo a esa entidad para poder decirle que dejara de engañarme. Como resultado, la última aparición se produjo el 31 de diciembre.

Cuando Marbely Blandón fue invitada a actuar con los Hermanos Cortez, se le apareció en León y le aseguró que nunca le abandonaría en el nombre de Jesús. El Señor me dio fuerzas para agarrarlo por el cuello y gritarle:

“¡Fuera de aquí, soy una hija de Dios, en el nombre de Jesús, sal de mi vida!”. Tuve la satisfacción de decirle: “Sé quién eres, vengas como vengas”.

Artículos relacionados con este tema

Con información de El Nuevo Diario

Scroll al inicio