De acuerdo con varias religiones dhármicas, el karma sería una energía trascendente (invisible e inmensurable) que se deriva de los actos de las personas. De acuerdo con las leyes del karma, cada una de las sucesivas reencarnaciones quedaría condicionada por los actos realizados en vidas anteriores. Es una creencia central en las doctrinas del budismo, el hinduismo, el yainismo, el ayyavazhi y el espiritismo.

Aunque estas religiones expresan diferencias en el significado mismo de la palabra karma, tienen una base común de interpretación. Generalmente el karma se interpreta como una ley cósmica de retribución, o de causa y efecto.

Se refiere al concepto de acción o acto entendido como aquello que causa el comienzo del ciclo de causa y efecto. El karma está en contraposición con las doctrinas abrahámicas (judaísmo, cristianismo e islamismo).

El karma explica los dramas humanos como la reacción a las acciones buenas o malas realizadas en el pasado más o menos inmediato. Según el hinduismo, la reacción correspondiente es generada por el dios Iama, en cambio en el budismo y el yainismo ―donde no existe ningún dios controlador― esa reacción es generada como una ley de la Naturaleza (como la gravedad, que no tiene ningún dios asociado). En las creencias indias, los efectos del karma de todos los hechos son vistos como experiencias activamente cambiantes en el pasado, presente y futuro.

LA GRAN LEY

  • Lo que siembres es lo que cosecharás.
  • Esto también se conoce como la ley de Causa y Efecto.
  • Lo que ponemos en el Universo es lo que vuelve a nosotros.
  • Si lo que queremos es la felicidad, la paz, la amistad, el amor… Entonces tenemos que estar contentos, pacíficos, agradables y amorosos.
  • La energía negativa enviada a otros vendrá de nuevo a ti, pero 10 veces más potente.

LEY DE LA CREACIÓN

  • La vida no ocurre por sí sola, requiere de nuestra participación.
  • Somos uno con el universo dentro y fuera.
  • Lo que nos rodea nos da pistas de nuestro estado interior.
  • Sé y haz de ti mismo lo que quieres tener en tu vida.

LEY DE LA HUMILDAD

  • Lo que te niegas a aceptar, te va a seguir ocurriendo.
  • Si lo que vemos es un enemigo, o alguien con un rasgo de carácter negativo, entonces nosotros mismos no estamos en un nivel superior de existencia.

LEY DEL CRECIMIENTO

  • Donde quiera que vayas, ahí estás.
  • Para que podamos crecer en el espíritu, somos nosotros los que debemos cambiar, y no las personas, lugares o cosas que nos rodean.
  • Los únicos dados que tenemos en nuestras vidas somos nosotros mismos, y es el único factor en el que tenemos control.
  • Cuando nos cambiamos a nosotros mismos, en nuestro corazón, nuestra vida también cambia.

LEY DE RESPONSABILIDAD

  • Cada vez que sucede algo malo, es porque hay algo mal en mí.
  • Somos el reflejo de lo que nos rodea, y lo que nos rodea nos refleja.
  • Hay que asumir la responsabilidad de lo que está presente en nuestra vida.

LEY DEL ENFOQUE

  • No se puede pensar en dos cosas al mismo tiempo.
  • Tienes que ir subiendo la escalera con un paso a la vez.
  • Cuando se pierde el enfoque en el que vamos, despierta la inseguridad i la ira.

LEY DEL DAR Y HOSPITALIDAD

  • Si tú crees que algo es verdad, entonces en algún momento de tu vida serás llamado a demostrar que es verdad.
  • Aquí es donde podemos poner en práctica lo que hemos aprendido.

LEY DE LA CONEXIÓN

  • Incluso si algo que hacemos parece insignificante, es muy importante saber que se hace en conexión con todo el universo.
  • Cada paso lleva al siguiente paso, y así sucesivamente.
  • Alguien tiene que hacer el trabajo inicial para que alguien obtenga un trabajo.
  • Ni el primero ni el último paso son de mayor o menor importancia, porque ambos son necesarios para realizar la tarea.
  • Pasado, presente, futuro… Todos ellos están conectados.

LEY DEL AQUÍ Y AHORA

  • Mirando y examinando hacia atrás, en el pasado, es lo que nos impide estar en el aquí y ahora.
  • Pensamientos viejos, viejos patrones de comportamiento, viejos sueños… Ellos nos impiden tener renovaciones.

LEY DEL CAMBIO

  • La historia se va repitiendo hasta que aprendamos las lecciones de aquello que tenemos que cambiar en nosotros mismos y en nuestras vidas.

LEY DE LA PACIENCIA Y RECOMPENSA

  • Todas las recompensas requieren de un esfuerzo inicial.
  • Recompensas de valor duradero, requieren de un trabajo paciente y persistente.
  • La alegría verdadera nos ayuda a seguir haciendo lo que debemos estar haciendo, y la recompensa vendrá a su debido tiempo.

LEY DE LA IMPORTANCIA E INSPIRACIÓN

  • Siempre regresa algo de lo que hayas puesto.
  • El valor de algo es un resultado directo de la energía y la intención que se pone en él.
  • Cada contribución personal es también una contribución a la totalidad.
  • Las contribuciones mediocres no tienen ningún impacto en la totalidad, y el trabajo puesto en él, disminuye.

Vía » Camino al Despertar