Día de los Muertos en México

Día de los Muertos en México, InfoMistico.com

En México, el Día de los Muertos es una fiesta que combina elementos de la cultura prehispánica y del catolicismo, conservando antiguas tradiciones y honrando a los seres queridos que han fallecido.

Día de los Muertos en México – Tradición de Vivos

Estas costumbres abarcan una serie de emociones, como el dolor por la pérdida de un ser querido, el deseo de recordar detalles de su vida y el humor de la cultura mexicana, que, en su particular forma de ser, encuentra incluso humor en la muerte.

La celebración del Día de los Muertos se divide en dos partes: la primera es el Día de Todos los Santos, que se celebra el 1 de noviembre, y la segunda es el Día de los Muertos, que se celebra el 2 de noviembre.

En el Día de Todos los Santos, las familias suelen crear elaborados altares dentro de sus casas o en las lápidas de los cementerios como forma de recordar a sus hijos fallecidos.

Los altares se adornan con papel brillante, flores de cempasúchil y juguetes como caramelos, muñecas y carritos. Se prevé que los adultos fallecidos aparezcan al final de la primera noche del Día 1.

El Día de los muertos, 2 de noviembre

Es una fiesta repleta de costumbres que recuerdan tradiciones largamente olvidadas.

Muchas familias solo visitan los cementerios para depositar flores y velas en las tumbas de sus seres queridos, pero para algunas familias forma parte de un ritual que comienza a primera hora de la mañana, cuando se suelen erigir altares de difuntos en las lápidas de sus parientes fallecidos.

Estos altares tienen un gran significado porque se cree que facilitan una transición suave para los muertos después de la muerte.

Las familias trabajan en el altar durante muchas horas; muchos de ellos son auténticas obras de arte que demuestran el esfuerzo, el compromiso y la creatividad de la comunidad para conseguir un buen altar.

Altar de los muertos

Los altares de difuntos pueden crearse de diversas maneras. La más básica es la que suelen crear muchas personas en sus casas, y consiste en colocar la foto de un difunto en una mesa cubierta con un mantel, y luego decorarla con flores y recuerdos.

Otros altares se construyen de acuerdo con la tradición, y es obligatorio que tengan siete niveles o escalones para simbolizar los siete umbrales que el alma de un difunto debe cruzar antes de poder descansar.

La mayoría de las veces, estos altares se construyen en zonas con espacio suficiente para acomodar todo el altar. Un día antes del día de los difuntos, se debe barrer la habitación con hierbas aromáticas a los cuatro vientos.

Si quieres crear un buen altar para tus seres queridos fallecidos, aquí te mostraremos cómo hacerlo. Hay una gran variedad de altares que puedes crear, dependiendo de las preferencias de tu familia, sus tradiciones y su capacidad económica.

Cada nivel del altar es más pequeño que el anterior y está forrado con tela blanca y negra. El altar se construye primero desde la base hacia arriba utilizando cajas de cartón, madera o lo que esté disponible. Cada paso tiene una finalidad y exige la presencia de determinados objetos:

  1. Primero se coloca la imagen del santo o de la virgen de la devoción.
  2. El segundo paso es para las almas del purgatorio.
  3. En el purgatorio se coloca la sal para los niños.
  4. En cuarto lugar, está el pan de muerto, que se decora con azúcar roja para que parezca sangre. Como este pan está consagrado, se aconseja que lo hagan los familiares del difunto.
  5. El quinto paso es colocar sobre el pan las frutas y los alimentos preferidos del difunto.
  6. Después del sexto paso se coloca la foto del difunto en el altar.
  7. Al final se coloca la cruz de un rosario de tejocote y limas.

Ofrendas que se ponen en el altar

  • Junto al altar, se coloca una vasija de barro llena de hierbas aromáticas, como albahaca, laurel, romeromanzanilla y otras, sobre una estufa. Se encienden cuatro velas principales para formar una cruz orientada hacia los cuatro puntos cardinales.

Elementos que debe tener un altar son:

  • Cadenas de papel en color morado y amarillo que representan la unión de la vida y la muerte.
  • El papel picado, que añade color y alegría a la vida y sirve de portal para que los fantasmas entren y salgan.
  • La flor blanca simboliza el cielo; la amarilla, la tierra; y la morada, el luto. Las flores son la bienvenida para el alma.
  • Las velas y sus llamas representan el ascenso espiritual. También denotan iluminación y dirección.
  • Un lienzo blanco y fresco que simboliza el cielo y la pureza.
  • La vela representa el alma por sí misma.
  • El humo del incienso de copal, que representa la transición de la vida a la muerte.
  • La cosecha está simbolizada por el maíz.
  • El regalo que nos hace la naturaleza es la fruta. Por lo general, se trata de jícamas, naranjas, tejocotes y caña de azúcar.
  • La práctica de las calaveras de azúcar es indígena.
  • El agua que sustenta y suministra energía a la carretera.
  • Los platos que utilizan para compartir la comida que le gustaba al difunto en un esfuerzo por apaciguarlo.
  • La imagen de la persona a la que va dirigido el homenaje.
  • Cristo que trae bendiciones
  • Una cruz de cal que representa los cuatro puntos cardinales.
  • Sal para evitar la corrupción del cuerpo.
  • Pétalos y flores de cempasúchil creaban un camino desde la puerta de entrada hasta el altar.
  • Un bastón para alejar los malos espíritus y los demonios del difunto.
  • Objetos que pertenecían al difunto…

No dejes de leer

Con información de Crónica México