Satán y Demonología en el Judaísmo
Demonología

Satán y Demonología en el Judaísmo

¿Y para el judaísmo? ¿diablo, Satán, ángel del mal? ¿Qué es? ¿Qué busca? ¿Qué quiere? ¿Existe? En la plegaria cotidiana de Arbit, que el judío observante reza todas las noches, hay una invocación a Di-s llamada Ashkibeinu” (recuestanos) en la que entre otros pedidos al Creador se le dice:… […]

número de la bestia 666
Demonología

Cómo decodificar el número de la bestia 666

El número de la bestia 666 es quizás la visión más famosa del Libro de la Revelación. Dragones, caballerías con cabezas de leones y un cordero de siete ojos. Estas son visiones del Apocalipsis -una palabra derivada del griego clásico para Revelaciones-, descrito en el último libro de la Biblia cristiana … […]

Demonología

¿Cómo le salieron cuernos a Satanás?

Durante cientos de años, el diablo cristiano no aparecía en el arte religioso. Cuando eventualmente hizo su aparición, era azul y no tenía ningún cuerno ni pezuñas. La familiar imagen que tenemos de él surgió a través de generaciones de artistas y escritores que tomaron lo poco que dice la Biblia sobre Satanás. […]

Demonología

03:33 am – ¿La Hora del Diablo?

Las 03:00 am se conoce comúnmente como el Tiempo Muerto o la Hora del Diablo, ya que, según los expertos, es el momento en que la actividad paranormal entra en su máximo apogeo. A través de los años ha habido frecuentes informes de una variedad de fenómenos inusuales ocurridos entre las 3 y las 4 de la madrugada, particularmente acentuado a las 3:33 am. […]

La obsesión estadounidense por los demonios
Curiosidades

La obsesión estadounidense por los demonios

Como una plaga de langostas, demoníacas legiones se empeñan en anexar Estados Unidos a los dominios del mismísimo Satán. Esa idea, que podría sugerir a algunos incrédulos el argumento de un filme de horror, sustenta desde hace años la campaña de algunas iglesias evangélicas. […]

El demonio no sonríe nunca
Demonología

El demonio no sonríe nunca

El diablo es tan diablo que ni siquiera puede disfrutar aquello que persigue. Es triste. Es tristeza en estado puro. El diablo se sienta en la esquina, observa, y aprieta los dientes entendiendo que a quien no aguanta es a sí mismo. Es el sufrimiento que come incluso aunque no exista nada mas alrededor. […]