Demonología

Biblioteca digital con documentos información sobre Demonología, estudio de los demonios y sus relaciones, orígenes y naturaleza…

Monumento a Satán de Oklahoma

Monumento a Satán de Oklahoma

Tiene el torso de un hombre musculoso, las patas y la cabeza de chivo, con sus barbas y cuernos, y alas. Luce un pentagrama en la frente, un báculo de Asclepio en el vientre, un antiguo símbolo asociado con el dios griego del mismo nombre y con la curación de enfermos mediante medicina, y señala el cielo con los dedos índice y corazón de la mano derecha.

Obsesión estadounidense por los demonios

Obsesión estadounidense por los demonios

Como una plaga de langostas, demoníacas legiones se empeñan en anexar Estados Unidos a los dominios del mismísimo Satán. Esa idea, que podría sugerir a algunos incrédulos el argumento de un filme de horror, sustenta desde hace años la campaña de algunas iglesias evangélicas.

Estatua de Baphomet

baphomet

El monumento propuesto por los satanistas representa a Baphomet, un ídolo pagano con cabeza de cabra sentado en un trono de 7 pies (2,13 metros) de altura, con la inscripción de un pentagrama invertido. En la versión de un artista proporcionado por el templo satánico, niños sonrientes observan con adoración la figura diabólica.

El demonio no sonríe

El demonio no sonríe nunca

El diablo es tan diablo que ni siquiera puede disfrutar aquello que persigue. Es triste. Es tristeza en estado puro. El diablo se sienta en la esquina, observa, y aprieta los dientes entendiendo que a quien no aguanta es a sí mismo. Es el sufrimiento que come incluso aunque no exista nada mas alrededor.

Conocer el Satanismo

Conoce el satanismo

Desde el 1 de octubre se inició una campaña en Internet invitando a las personas a descubrir que el satanismo es también para la gente normal. A través de entrevistas en vídeo, hombres y mujeres dicen seguir a Satanás, yendo más allá han estado escribiendo en las redes sociales el hashatg #discoversatanism.

Satanás Príncipe de los Demonios

Satanás

Satanás o Satán es el término por el que las religiones abrahámicas designan a una entidad suprasensible que representa la encarnación suprema del Mal. En las religiones judía, cristiana y musulmana es llamado el Príncipe de los Demonios o Príncipe de las Tinieblas.