Ángel Número 48 Mihael

Ángel Número 48 Mihael, InfoMistico.com

Número: 48
Árbol de la vida: esfera de Tiphereth y significa “Belleza”
Significado: «Dios Padre que socorre»
Energías planetarias: Sol y Luna
Signo: Escorpio
Regencia en el Zodiaco: 25° al 30° de Escorpio, 16° Tauro, 28° Cáncer, 8° Libra, 22° Sagitario y 3° Piscis
Príncipe: Arcángel Rafael
Horario de regencia: 15:40 a 16:00 horas

Ángel 48 Mihael: La búsqueda de la conciencia unificada

Imagina que tienes una especie de guía espiritual en la palma de tu mano, uno que es maestro en el arte de mantener todo en zen y sincronía, especialmente cuando se trata de amor y relaciones.

Su nombre es Mihael, y es como ese amigo sabio que siempre sabe cómo mantener la calma en medio del caos. ¿Discusiones de pareja que te hacen querer tirar la toalla? Él está ahí para bajar el calor. No en plan consejero de parejas con cita previa, sino más bien como una energía que puedes invocar para encontrar claridad y paz cuando todo parece un episodio de reality show.

Este ángel es como el rey de la armonía. Si tu hogar se siente más como campo de batalla que santuario, invocar a Mihael puede ser como presionar el botón de reset. Se trata de traer la felicidad de vuelta, de hacer que las cosas fluyan suavemente entre tú y tu pareja, o entre los miembros de tu familia.

Pero espera, hay más. No es solo sobre llevarse bien. Mihael es como ese filtro que aplicas en tus fotos que hace que todo se vea iluminado y brillante. Nos habla de unir lo que está separado, de fusionar ideas o perspectivas que parecen opuestas.

Imagina tener la habilidad de ver todos los ángulos de una situación, no solo el tuyo. Eso es lo que ofrece Mihael: una visión 360 grados para entender mejor los problemas y por supuesto, resolverlos.

Y sí, estamos hablando de unir también las energías masculinas y femeninas. No en un sentido de género, sino de cualidades y fuerzas que todos tenemos dentro. Mihael promueve un equilibrio de poder, pasión, ternura y respeto mutuo. ¿Suena bien, verdad?

Piensa en Mihael como ese último ingrediente secreto que le falta a tu relación o a tu dinámica familiar, ese toque especial que transforma una comida aburrida en una cena gourmet. Es sobre fomentar el amor verdadero, esa amistad profunda y la lealtad que sobrevive a los altibajos de la vida.

Si lo que buscas es darle un impulso a tu vida amorosa, encontrar el equilibrio perfecto en tu mundo personal y quizás también mejorar tu vida sexual (sí, también se ocupa de eso), pensar en Mihael puede ser el comienzo de algo maravilloso.

Piensa en él como esa influencia celestial que te ayuda a navegar los mares a veces tormentosos del corazón y la convivencia.

Como invocar al Ángel 48 Mihael (fechas y horarios)

  • Horario: 15:40 a 16:00
  • Regencia calendario judío: 9 al 13 de Jeshván, 5785
  • Regencia calendario gregoriano: 10 al 14 de noviembre, 7 de mayo, 18 de julio, 28 de septiembre, 9 de diciembre y 19 de febrero

Las fechas indicadas se refieren al año de regencia aproximada al año 2024. El ángel físico determina la posición del sol por quinario (conjunto de cinco grados) en su carta natal. El ángel emocional por la posición del sol por grado zodiacal y el ángel mental depende de la hora local real de nacimiento. Se necesita un cálculo preciso. Si está interesado en descubrir realmente sus ángeles de nacimiento correspondientes al día de su nacimiento, haz click aquí ↵

Ángel Número 48 Mihael, InfoMistico.com

Letras hebreas Ángel 48 Mihael

Ángel Número 48 Mihael, InfoMistico.com

MEM – YOD – HEI

Tener Conciencia de la Unidad

Para aprender a invocar y meditar con los 72 Nombres de Dios visita el siguiente enlace »

Salmo 109, Versículo 30

Ángel Número 48 Mihael, InfoMistico.com
Con mi boca daré abundantes gracias al Señor, y en medio de la multitud le alabaré.

Los nacidos bajo la regencia del Ángel 48 Mihael: Amor, Equilibrio y Cambio Social

Si te identificas con este ángel, es como si estuvieras sintonizado con una frecuencia que resuena con sinceridad y una vida amorosa que son tus principales objetivos. Tienes ese equilibrio envidiable entre pasión y romance que muchos buscan pero pocos encuentran.

Si Mihael es tu guía celestial, probablemente te encuentres siendo el pacificador de tu equipo. Eres esa persona que siempre está extendiendo amor y protegiendo la vibra positiva del grupo. Tienes una habilidad especial para traer a la gente juntos, ya sea en una reunión casual o en debates más intensos.

Además, eres alguien con una mente brillante y un corazón que aboga por la igualdad, en especial cuando se trata de defender los derechos de las mujeres. No es raro encontrarte co-creando proyectos que mejoran la salud comunitaria y poniendo una atención especial en el bienestar de los niños. Estás todo sobre ese contenido que une y fortalece las relaciones, desde la familia hasta el ámbito profesional.

Y hablando de familia, la tuya es como un equipo de apoyo para tus proyectos, y no te sorprendería si terminas liderando una casa llena de energía y risas de muchos mini-yos.

Como padre, pones la vara alta para la educación, pero eres justo y apoyas con una mano firme y un corazón abierto. Tu misión es llevar esa bandera del humanitarismo, tocando vidas a lo largo del camino.

En el terreno profesional, estás destinado a hacer movimientos importantes. Piensa en alianzas estratégicas en el mundo empresarial o la política, donde tu don para las relaciones públicas y la ley brille. Y no nos olvidemos de tu lado artístico, que se nutre de la naturaleza y trae esa perspectiva única a todo lo que haces.

Así que, si Mihael es tu guía, estás jugando en un nivel diferente, mezclando sabiamente tu pasión por el progreso social con un corazón que está siempre listo para el amor. ¡Sigue así!

Aspectos Negativos (Haagenti Ángel Negativo de la Qlifot 48)

Haagenti es una de las figuras más intrigantes de este misterioso panteón de los 72 Demonios del Rey Salomón y el Árbol de la Qlifot. Considerado por muchos como la antítesis del Ángel Mihael, vinculado con el número 48 en la mística del Árbol de la Sefirot, Haagenti es un ser cuyas raíces se entrelazan profundamente con los arcanos de la sabiduría y la transmutación.

Con un dominio sobre no menos de 33 legiones de espíritus servidores, la influencia de Haagenti se extiende a través de los dominios de la inteligencia y el conocimiento. En su esencia, este espíritu encarna el poder de la alquimia espiritual y mental, capaz de transformar no solo los elementos materiales sino también las ideas y los entendimientos.

La capacidad de Haagenti para metamorfosear el agua en vino, y viceversa, es una alegoría rica en significado.

Como el agua y el vino representan, respectivamente, lo ordinario y lo sublime, este poder es una metáfora de su habilidad para elevar lo común a lo extraordinario, iluminando los misterios más ocultos y ofreciendo ideas que pueden cambiar radicalmente nuestra percepción del mundo y de nosotros mismos.

Para el buscador de conocimiento, esto simboliza la habilidad de discernir la esencia divina en las manifestaciones más mundanas de la realidad.

Su destreza en la transmutación de metales en oro es otra faceta de su maestría en la iniciación espiritual. El oro, desde tiempos inmemoriales, ha sido símbolo de pureza, valor e iluminación. La alquimia que Haagenti ofrece no es sólo física, sino una transformación del ser interior, guiando a los individuos a través de procesos de refinamiento y purificación hasta alcanzar su propia versión de ‘oro’ espiritual.

La representación de Haagenti fusiona lo terrenal con lo sobrenatural, tomando la forma de un toro con alas. Este poderoso símbolo captura la fuerza primigenia y la capacidad de trascender los límites terrenales.

No obstante, bajo la dirección de aquellos versados en las artes mágicas, Haagenti puede adoptar una forma humana, ofreciendo una conexión más directa y personal con los mortales.

En la especialización en el conocimiento, Haagenti es un recurso para aquellos que buscan profundizar en su comprensión del mundo y de sí mismos. A través de su tutela, se pueden descubrir verdades que de otra manera permanecerían veladas y se puede acceder a niveles de sabiduría que van más allá del alcance ordinario.

En la intersección de lo antiguo y lo moderno, los conocimientos que este ser puede desvelar son tan relevantes hoy como lo han sido a lo largo de los siglos.

Leyenda del Ángel Mihael: Cosmos de luz y sombra

El Romance Eterno de Tiferet y Yesod

En una época donde las leyendas se susurraban con reverencia en las cálidas noches junto a la lumbre, existía una historia que contaba el devenir de Tiferet, un monarca sin igual.

Este rey no era como los de los cuentos de hadas que conocemos; su reinado era tal que incluso antes de su partida de este mundo, buscó maneras de seguir cuidando de su gente. Y no cualquier cuidado, sino uno que lo elevaría al rango de astro rey: el Sol.

Imagínate, Tiferet era tan venerado que logró convertirse en la luz diurna que todos disfrutamos. ¿El resultado?

Un eterno día, una fiesta interminable bajo su cálido resplandor. Pero claro, la vida es cuestión de equilibrio y la constante claridad hizo que la gente se olvidara de labrar sus campos, sumiendo el reino en una especie de letargo feliz pero improductivo.

Los sabios del reino, viendo que la utopía estaba al borde del colapso, se las ingeniaron para conversar con Tiferet.

La propuesta era sencilla: su luz debía ser dosificada. El propio Tiferet, sintiendo la soledad que acompaña a los que están en la cúspide, propuso una solución tan antigua como el tiempo: el amor. Sí, se casaría con una princesa de linaje noble, para compartir su existencia solitaria.

Y así se hizo, el Sol encontró su Luna, y la boda fue el evento del milenio, con invitados que harían palidecer cualquier alfombra roja. Pero, como sucede en las mejores historias, la luna comenzó a sentir envidia del brillo constante de su esposo, y exigía compartir su luz.

La negativa de Tiferet solo avivó las llamas de la discordia, y la Luna, en un arranque de ira, decidió distanciarse. Como si de una telenovela cósmica se tratara, la separación sumió al reino nuevamente en el caos.

Para restaurar la paz, intervino Mihael, el emisario celestial de la armonía. Su misión era llevar a Tiferet un anillo mágico que repartiría su luz de manera equitativa. Al colocarse el anillo, la magia hizo su trabajo y la oscuridad de Yesod, nuestra Luna, comenzó a brillar, reflejando la luz de su esposo.

Desde entonces, cada 28 días, la Luna visita al Sol. En su encuentro, se abrazan y ella se viste de luz, resplandeciendo con una belleza renovada por los siguientes 27 días.

Este cuento, más que una simple anécdota para dormir, nos recuerda que incluso los que brillan con luz propia necesitan de los demás para encontrar el equilibrio perfecto y que, a veces, el amor y la armonía son la solución a los problemas más oscuros.

Ángeles del Mes de Noviembre