Supersticiones sobre la sal

Supersticiones sobre la sal
Supersticiones sobre la sal

Las brujas han usado durante mucho tiempo la sal como agente de purificación para alejar la negatividad de los Vampiros Energéticos, vibraciones malignas de los Los Egrégores, y las energías sutiles. Simbolizada por el elemento Tierra, la sal es uno de los ingredientes principales de las artes mágicas y los cultos religiosos paganos.

Supersticiones sobre la sal

En la tradición de la Wicca, la sal consagrada, junto con agua, flama e incienso, se usa para consagrar el círculo y las diversas herramientas de la hechicería.

En tiempos medievales se creía ampliamente que la sal poseía el poder de volver impotentes a los demonios y fantasmas malvados. Por esta razón, los nigromantes eran identificados por evitar comer alimentos que contenían sal antes de realizar ritos para atraer a los espíritus de la muerte.

Echar sal a las cunas de los bebés alguna vez se hizo por precaución contra las posesiones demoníacas de los recién nacidos y echar sal en un féretro aseguraba que la persona fallecida estuviera protegida contra los demonios atrapa almas.

Para prevenir que regrese una visita indeseable a su casa

Eche algo de sal al pie de la puerta para que él o ella se vaya, bárrala con una escoba y después eche la sal al fuego. Tirar una pizca de sal en la espalda de los visitantes que se van es otro método que se supone los mantiene alejados por mucho tiempo, si no es que permanentemente.

Para que la buena suerte llegue a su vida, tire una pizca de sal sobre su hombro izquierdo 3 veces, diciendo cada vez:

Mala suerte, cambia
Y mala suerte, vuela.
Fortuna de la buena suerte,
¡Hasta mí llega!

Para limpiar tu mente de esos pensamientos negativos

Tales como Me va salir esto mal, a mi ya nadie me quiere, podre lograr esto, pero si no lo logro cuando te invadan haz lo siguiente: toma un poco de sal común de la de tu salero, y frota tus manos.

La sal es un ingrediente muy usado para la limpieza de malas energías. En esos momentos piensa a fondo en todas tus preocupaciones. Pon sal entre tus manos frota y luego tira la sal mientras dices. Ahora no voy a mortificarme más con problemas.

Para purificar tu hogar

  • Coloca la noche del 29 cada fin de mes sal marina en todos los rincones de tu casa y déjala toda la noche para que absorban las energías negativas que se estancaron en el transcurso del mes.
  • Barre el día 30 de adentro hacia fuera, hasta el último grano de sal, sin dejar ni uno solo en tu casa (mientras vas visualizando mentalmente como todo lo viejo, negativo y estancado sale de tu casa, en ese momento es bastante propicio sacar aquella ropa, accesorios y cosas que estés empezando a cumular.
  • Cuando hayas sacado esta basura por la puerta principal de tu hogar, bótala toda y enciende una vela blanca al Ángel de tu guarda y cuando cobres tu sueldo al principio de mes siempre hazte un regalo para ti.

Para limpiar tu aura

  • Exfóliale con sal marina toda la piel. Frotando especialmente las plantas de los pies, es aquí donde se concentra la mayor cantidad de energía que recoges del exterior.

Para liberar a una víctima de la influencia del mal de ojo, muchas brujas en Escocia usan una moneda prestada para recoger un poco de sal, que después será puesta en una cucharadita de agua caliente.

Una vez disuelta la sal, se agrega la moneda en la solución. Se deberán ungir 3 veces con el agua salada las plantas de los pies de la persona maldecida, las palmas de sus manos y la punta de su lengua.

Después, la bruja sanadora hundirá el dedo en el agua salada y lo arrastrará paralelamente a la frente del paciente. Por último, se lanzará el contenido de la cuchara “detrás del fuego” y la bruja gritará “¡Caballero y Dama presérvanos contra todo perjuicio!”

Para romper cualquier conjuro de hechicería que le hayan lanzado

Realice el siguiente contra hechizo al amanecer, durante 9 días consecutivos: con su mano derecha, eche algo de sal a las llamas danzantes del fuego mientras recita 3 veces las siguientes palabras:

¡Sal! ¡Sal! A las flamas os lanzo.
Que la persona queme ha hechizado
No coma, ni beba ni encuentre descanso
¡Hasta que el hechizo sea eliminado!

Echar sal al fuego durante 7 mañanas consecutivas se dice que provoca que el amante ausente regrese y usar una bolsa dije llena de sal bajo el vestido de novia trae buena suerte a la novia y asegura un matrimonio feliz.

Existe la superstición generalizada de que derramar la sal trae mala suerte. Verdadero o no, es imposible decirlo; sin embargo, el daño se puede evitar tomando precauciones.

Niegue la inminente mala suerte arrojando inmediatamente una pizca de sal sobre su hombro izquierdo con su mano derecha mientras dice:

Que cuando este hechizo lance,

¡La mala suerte pase!