Ritual para cargar tu hogar de energía positiva

Ritual para Cargar tu Hogar de Energía
Ritual para Cargar tu Hogar de Energía

Ya que hemos limpiado físicamente nuestro entorno, procedamos ahora a limpiar o despejar la energía de nuestros espacios de vida. La técnica de despejar el espacio se lleva a cabo para aumentar el nivel de luz astral de la atmósfera en nuestro propio espacio personal, y, al hacerlo, se aumenta también la calidad de vida que podemos llegar a experimentar.

Ritual para cargar tu hogar de energía positiva

Esto te ayudará a convertir tus espacios en lugares sagrados; vas a trabajar en encontrar más sentido a tu vida y serás más asertivo en tus decisiones y proyectos. Siempre que te sientas obstaculizado y detenido en diversos aspectos de tu vida, quiere decir que en alguna parte de tu hogar se está reflejando algún obstáculo. Procedamos, pues, a aprender algunas técnicas para despejar el espacio.

Para despejar o limpiar la energía de un espacio, es importante que te sientas en estado óptimo, que hayas descansado la noche previa, evita estar enfermo, cansado o de mal humor. También evita realizar el ritual si estás embarazada, sangrando, herida o menstruando.

Para comenzar la limpia

La casa debe estar trapeada, barrida, es decir, perfectamente limpia y ordenada para que, de esa manera, obtengas el mejor resultado.

  • Báñate perfectamente antes de realizar el ritual de limpieza de la casa.
  • Evita traer en tu cuerpo joyas u objetos de metal como relojes, collares o aretes, ya que pueden provocarte cansancio o malestar, así como dolores de cabeza o de cuerpo.
  • Trata de realizar el ritual de limpieza descalzo y vestido de blanco.
  • Guarda los alimentos y las bebidas en muebles o en contenedores cerrados.
  • Coloca tus objetos de trabajo en una mesa limpia y despejada que te permita más movilidad de espacio.
  • Coloca en esa mesa un mantel blanco que se utilice solamente para estos rituales.
  • Coloca un jarrón con flores frescas.
  • Pon incienso, cerillos, tres velas blancas y un tazón con agua.
  • Necesitas unas campanas, unos cimbales o un tazón tibetano. Comienza a trabajar a partir de sensibilizar tus manos a la energía en el campo electromagnético de los seres vivos. La limpieza de espacios se debe realizar en las horas de sol del día. Lo recomendable es que sea en luna llena y luna nueva.
  • Evita distracciones durante el proceso, trabaja tu respiración y sensibilízate y entra en contacto con tu hogar. Comienza por las partes bajas de las construcciones y sigue por las partes altas.
  • Enciende las velas y el incienso.
  • Coloca un tazón de cerámica o vidrio con agua que hayas cargado previamente con la energía del sol o de la luna. Tres horas de exposición del agua a la energía directa es suficiente. En ese tazón coloca flores frescas como ofrenda y una vela encendida. En tu mesa, coloca tazones con agua cargada con energía de la luna, el sol, agua cargada con cuarzos (24 horas) o agua cargada con tu propia mano en efecto arco iris.
  • Coloca tazones pequeños con sal de grano en las esquinas de la construcción y en las entradas de ésta. Coloca una vela blanca en cada área de tu casa.
  • Coloca otro tazón de ofrenda con flores y una vela en la cocina y los espacios importantes de la casa.
  • Enciende inciensos en todas las áreas de la casa. Haz una invocación a los ángeles y a tus seres protectores, haz una oración.
  • Recorre la casa encendiendo las velas que colocaste en cada área, invocando al fuego protector y liberador (FUEGO).
  • Recorre el lugar con inciensos encendidos ayudándote de una pluma de pavo real (VIENTO). Ahora despeja la energía obstruida, ya sea por medio de aplausos, campanas, windchimes, palitos que suenen, varas de poder, tazón tibetano o un tambor. Recorre el lugar por dentro en forma circular (SONIDO).
  • Recorre el lugar rociando agua de los tazones previamente preparados ayudándote de una flor (AGUA). En cada habitación donde colocaste los tazones con sal gruesa de cocina, invoca al espíritu de la tierra para que por medio de la sal purifique ese espacio; lanza algunos granos de sal en cada esquina y espacio que sientas estancado en la casa (TIERRA).
  • Puedes colocar un camino de sal que rodee tu cama; esto ayudará a despejar tu mente y a alejar influencias negativas de tu vida. La sal es considerada protectora en China, puedes bañarte con sal para limpiar y purificar tu energía. Lávate las manos después de cada paso.

Magnetiza tu hogar para atraer la buena suerte

  • Puedes colocar aromas de aceites esenciales naturales como eucalipto, menta, hierbabuena o pino en la casa.
  • Pon música de mantras o sonidos de la naturaleza.
  • Coloca cuarzos programados en tu casa (ágata, ámbar, amatista, aguamarina, aventurina, cornalina, coral, jade, lapislázuli, malaquita, cuarzo rosa, ojo de tigre, turmalina, piedra luna, etcétera). Usa accesorios como collares, pulseras, aretes de piedras naturales en tu cuerpo y prográmalos.
  • Nombra y coloca plantas y árboles guardianes como tótems en tu casa.
  • Coloca cobre en tu casa para proteger y mejorar la energía.
  • Diseña jardines donde invites a las hadas y los espíritus protectores de la tierra a cuidarte.
  • Coloca tazones con semillas en la cocina y los lugares importantes de la casa.
  • Agradece la energía de los elementos y de tus protectores, e invítalos a quedarse en tu hogar.

Al terminar la purificación de tu espacio, báñate con agua y cáscaras de naranja. Evita comer carne de res o de cerdo el día anterior a la purificación y el día de la purificación; bebe muchos líquidos y siempre agradece las bendiciones que recibes de la energía creadora de la naturaleza y de la vida.

Al quedar energéticamente y físicamente limpia la casa, procedemos ya a recibir el Año Nuevo Chino


Autora: Mónica y Bruno Koppel