Ángeles en el Judaísmo

Ángeles en el Judaísmo

En el judaísmo, la representación visual de los ángeles quedó prohibida por los rabinos. Esta prohibición se produjo, seguramente, para evitar endiosarlos o para evitar desplazar hacia ellos los atributos de producción Divina. El temor era la idolatría posterior en la que se podía convertir.

Los Ángeles en el Judaísmo

Por orden Divina, se habían esculpido figuras de ángeles sobre el Arca Del Pacto (Aron Habrith) e incluso aparecen en la historia bíblica, presencia de ángeles en forma humana, podía entonces, haber una propensión a proyectar dichas imágenes en figuras esculpidas y posteriormente adorarlas.

Desde épocas tempranas de la historia bíblica se han manifestado las apariciones y presencias de ángeles.

El patriarca Abraham, en repetidas ocasiones es visitado por ángeles

Una vez, tres ángeles le visitaron pasando frente a su tienda, Abraham inmediatamente los reconoció y los invitó a comer, Sara, como buena anfitriona, preparó para ellos la comida y les trajo agua para lavar y descansar sus pies de la caminata, además de tener características físicas humanas… ¡comían!.

Cuenta nuestra tradición, que los tres ángeles venían cada uno con una misión, una era la de avisarle a Abraham que a su ancianidad, serían padres, otro tenía la misión de destruir Sodoma por la corrupción que allí había y el tercero venía a salvar a Lot y su familia quienes vivían en las afueras de Sodoma.

Jaacov es visitado por un ángel

Pero ésta vez es en condiciones bastante extrañas, pasa la noche peleando con el ángel de Dios a quien vence, gracias a lo cual el ángel es obligado a darle una bendición a Jaacov recibiendo éste, el nombre de Israel.

La presencia de ángeles a veces se representa con personificaciones y otras veces de manera espiritual, como en el caso ya de los profetas. A estas alturas algunos de los ángeles hasta aparecen con sus Nombres y según la tradición judía tienen asignaciones específicas, algunos ejemplos:

  • Rafael (significado del nombre: Dios sana) (El ángel de la curación, fue uno de los tres ángeles que visitaron a Abraham para curar su “post-operatorio” de la circuncisión que se había practicado, éste mismo ángel anuncia su futuro hijo)
  • Gabriel (significado: varón de Dios) (El ángel del entendimiento, Estaba encargado de hacer que el profeta Daniel entendiera las visiones que había tenido)
  • Mijael (significado: ¿Quién es como Dios?) (El ángel defensor de Israel, tenía que defender al patriarca Jacob de su suegro Laván)
  • Satán (no es un nombre, el vocablo significaría: acusador) (Es el ángel acusador ante Dios y el que hace sufrir, es el que hace las pruebas tan dolorosas a Iob)
  • Metatrón (significado desconocido, según el Zohar, es el que se para frente a Dios) (El que guió al pueblo de Israel en el desierto, es el que debe guiar). La diferencia de nombres entre los ángeles está en relación con los diferentes roles de los que se ocupan.

Según nuestro sabio Rashi, los ángeles existen aún antes de la creación del hombre, en una de sus famosas interpretaciones, cuando Dios decía: “Hagamos al ser humano a Nuestra imágen…”, se estaba dirigiendo a los ángeles, para compartir el honor de la creación humana con ellos.

Según Rambam en su libro Moré Nebujim 2:10 explica lo expresado en BeReshit Rabá 68: “El ángel corresponde a un tercio del universo”

Jerarquía de los ángeles

La jerarquía de los ángeles está también catalogada:

  1. Jayot HaKódesh (Animales Santos), cuyo nivel es el superior
  2. Ofanim (Círculos)
  3. Erelim (Luces Divinas)
  4. Jamshalim (Destellos)
  5. Serafim (Serafines)
  6. Malajim (Ángeles)
  7. Elohim (Poderosos)
  8. Beney Elohim (Hijos de Poderosos)
  9. Kerubim (Querubines)
  10. Ishim (Personas). Estos últimos son los ángeles que hablan con los profetas y que son vistos por ellos en una visión profética. Por esta razón se denominan “personas”, pues su nivel está cercano al de los seres humanos. Pero hay comentadores que explican que son personas con misiones específicas (como Moshé).

De acuerdo a Pirkei deRabbi Eliezer 24, hay 70 entidades espirituales permanentemente en torno al Trono de la Gloria de Dios, representando a las 70 naciones de la tierra, designando con ésta imagen, las diferentes fuerzas y potencias que se conforman en el universo.

Por ejemplo: Mijael es el representante de la nación de Israel y el que preside la reunión de los 70.

Satán

El Satán, que es uno de los ángeles de Dios, no posee, al igual que los demás, libre albedrío, así que se puede deducir que Hay misiones que implican destrucción, muerte, dolor.

Eso es lo que el Eterno les impone como misión y los ángeles deben cumplir. Sin embargo, hay que tener presente que no es un Dios sanguinario e injusto el que así procede, sino un Rey Justo y Misericordioso. Si Él impone un castigo en Este Mundo, es por Amor, no por bajeza o deseo de sangre.

Un ejemplo explicado es el de la destrucción de Sodoma.

Si la Toráh no aclarara la motivación de la destrucción, simplemente se hubiera considerado un acto cruel por parte de Dios, pero Dios decide confiarle a Abraham su motivación, Abraham era Su amigo y le cuenta que va a destruir Sodoma “Por cuanto el clamor contra Sodoma y Amorá es grande y su pecado se ha agravado mucho”.

(Génesis 18: del 17 al 20).

Ángel de la guarda

La creencia con respecto al ángel de la guarda, es aceptada, pero recordando y teniendo presente que es un emisario de Dios sin albedrío, solamente con una misión, por lo que nuestros ruegos deben ser dirigidos a Dios.

“No te sucederá mal alguno, ni plaga se acercará a tu morada, porque dará encargo a Sus ángeles acerca de ti, para que te guarden en todos tus caminos” (Tehilim / Salmos 91:10-11)

El Talmud explica: “el secreto de los ángeles es que hacen lo que Dios les ordena, sin argumentar” (Shabbat 88a).

Como conclusión se puede decir que no existe ninguna fuerza espiritual con capacidad de hacer el mal ni el bien, sin un previo designio Divino, cuyo fin es siempre, sin excepción, el bien y la justicia.

Libre albedrío

Solamente el hombre está dotado por Dios de libre albedrío, con capacidad de hacer el mal, desviarse de la Ley y la ordenanza Divina y también de hacer el bien a su voluntad y apegarse a la enseñanza de Dios.

Debido a éste libre albedrío, los actos humanos encaminados hacia el bienestar de la humanidad, ya sea individual o grupal, tienen un valor ante Dios superior a cualquier acto realizado por un ángel.

Hay que recordar siempre que la justicia de Dios cubre la acción humana libre, sea premiándola o castigándola, dicha justicia es una consecuencia directa y natural de las acciones humanas.

“Mayor es el nivel de los justos que el de los ángeles servidores”

TB Sanhedrín 93a

Radio Jai Latinoamerica