Santa Bárbara

Leyenda e historia de Santa Bárbara

Bárbara era bella e inteligente

En aquella época los padres ejercían sobre las hijas el control absoluto de sus vidas, ya que el matrimonio era por lo general un acuerdo, un negocio de familia mas que se podía realizar, y si la muchacha era bella e inteligente como Bárbara, era mucho mejor para los propósitos de su padre, un hombre materialista que siempre guardo a Bárbara para casarla con un joven de excelente familia para así lograr algún tipo de alianza que lo ayudara a multiplicar su fortuna.

Cuanta la historia que un día “Dioscoro” recibió una orden de ir a cumplir una campaña militar al servicio de Roma. Tal viaje significaba la necesidad de ausentarse de su casa un largo tiempo.

El padre decidió encerrarla en una torre

Bárbara en aquel momento contaba solo con 9 años de edad, pero con su encanto atraía ya a muchos pretendientes, los cuales no eran del agrado de su padre.

Ante la pregunta de qué hacer con la niña, de evitar que durante su ausencia se uniera a alguien (recordemos que a esa época se veían matrimonios a los 10 y 11 años de edad) entonces el padre decidió encerrarla en una torre que se construyo especialmente para aislar a Bárbara.

Primero de los hombre y segundo de los propagadores y seguidores de una doctrina que era muy mal vista en la clases pudientes y en las altas esferas del poder imperial: el cristianismo.

El encierro de Bárbara en la torre no fue concebido por su padre como una pena carcelaria, por el contrario a la niña se le doto en el interior de ese lugar de todas la comodidades de acuerdo a su nivel social de su familia.

Es importante resaltar que el encierro de las hijas por parte de los padres, que por una u otra razón debían ausentarse del hogar, era una práctica común entre la gente pudiente de ese país, cultura y tiempo.

La torre de Bárbara

La torre de Bárbara estaba dividida en cuatro niveles distribuidos así:

  • Una planta baja destinada a los soldados y servidumbre, primero y segundo piso destinado al uso exclusivo de la niña y..
  • Una platabanda que hacía las veces de mirador, donde montaban guardia permanente los militares  encargados de la custodia.

La torre tenia inicialmente dos grandes ventanas, a través de las cuales el edificio se ventilaba y el sol podía entrar en todo su esplendor, lo que garantizaba una temperatura fresca en los días de invierno o verano.

Su padre se preocupo porque ella tuviese una educación de primera, a través de maestros particulares; le fueron contratados los más afamados pedagogos de la época, con ellos conoció el pensamiento de los más grandes poetas, filósofos, historiadores y oradores de su época.

Dos hechos importantes en su vida

En medio de ese proceso de estudios que tenia la ya joven Bárbara, ocurren dos hechos importantes en su vida, la primera es que se percata de la falsedad de la doctrina pagana, en la cual había sido criada y que era la fé practicada y defendida en su familia y la segunda es que decide romper con todo el sistema religioso.

Tal decisión implica varios riesgos para ella, porque las leyes de la época contemplaban penas muy severas para los practicantes del cristianismo, pero pudo más la fuerza de la fe que comenzaba a bullir en el alma  de la joven, olvidándose de los riesgos que ella corría realizando sus prácticas de fe cristiana.

Bárbara estaba ansiosa por aprender más sobre el cristianismo, y como los recursos económicos se lo permitieron, hizo llegar un mensaje a la ciudad de Alejandría donde  vivía  un gran doctor de la cristiandad el muy respetado sabio llamado “orígenes”.

En la carta la joven manifestaba su deseo de que el viajase a Turquía para que se encargara en secreto de su educación en fe cristiana.

Dicho maestro no pudo atender el llamado pero en su lugar envió a su discípulo “valencio”, que al llegar fue recibido con los brazos abiertos, el cual fue tratado como su médico de cabecera.

Con dicho personaje Bárbara comenzó sus estudios de la fe cristiana. Lógicamente Bárbara fue bautizada, dicho acto estuvo rodeado de hechos asombrosos.

Cuentan los historiadores que ocurrió allí la aparición de dos seres venidos del cielo Juan el Bautista y el mismo Jesús.

El primero la bautizo y el segundo le hablo haciéndole entrega de la palma y de un poderoso anillo.

Por aquellos días Bárbara ordeno a unos trabajadores que abrieran una tercera ventana en su torre, como una forma de honrar a la santísima trinidad…