El retorno de Saturno

Según los ciclos astrológicos, el período que va desde los 28 a los 30 años es clave. Muchas cosas que teníamos por seguras tambalean, tenemos una sensación de catástrofe interior, luego se caen algunas paredes, más tarde empiezan los cimbronazos más fuertes para que en algún momento estemos en medio de una situación completamente nueva.

El retorno de Saturno — Cuando la vida da una oportunidad de cambiar

Las estructuras que nos sostuvieron durante la primera etapa de la vida caen y la ruleta dice: no va más. Es probable, si te está pasando esto, que Saturno haya regresado, en tu carta natal, a la posición que tenía cuando vos naciste. ¡No desesperes! ¡Es uno de los momentos de mayor potencia, digno aprovecharse!

Dato mítico – astrológico sobre Saturno

Es el segundo planeta más grande del sistema solar, tarda en dar una vuelta completa al Sol entre 28 y 30 años. En la mitología, Saturno-Cronos solía comerse a sus hijos inmediatamente luego de nacidos, porque un oráculo le dijo que uno de ellos le quitaría su trono.

Entonces él tenía miedo de perder su autoridad, su control y poder. Finalmente, fue derrocado por su hijo Júpiter y expulsado a los confines del sistema solar, lejos de todo espacio y tiempo.

Saturno nos conecta con los límites del tiempo

Bien marcado en sus anillos. Nos trae realismo, se dice que donde está Saturno -en la carta natal- hay automatización, valores y estructura. Es un planeta que nos conecta con la sabiduría de la experiencia, la que llega con el tiempo.

Es el planeta que abre portales, nos da estructura, con él ejercitamos el trabajo duro, aprendemos las lecciones para crecer. Representa la figura de autoridad, el deber ser, el padre interior. Saturno es quien nos lleva a los cierres de etapas y también nos propone crecimiento personal para abrirnos la puerta a nuevos comienzos.

Su temido (y esperado) retorno

Jung decía que “la libertad se extiende sólo hasta los límites de nuestra conciencia”. Si no hay conciencia, no hay libertad, para que haya creatividad, locura y liviandad, tiene que existir antes estructura, orden, cierta disciplina.

En astrología le llamamos “retorno de Saturno” al momento exacto en que Saturno en tránsito se posa encima de nuestro Saturno natal (misma posición que tenía cuando nacimos). Se dice que es volver a la esencia, “el regreso al lugar original”, es la posibilidad de volver a empezar una nueva vida con más conciencia.

Algunos grandes astrólogos dicen que es como si el reloj hubiera dado la vuelta de las 24 horas y rompieras tu cascarón de ignorancia, dejarás de hacerte la víctima, para parir tu propio nuevo nacimiento y dar lugar a una versión tuya más genuina.

El retorno de Saturno nos muestra las lecciones difíciles que necesitamos aprender en la vida, nos trae realismo y firmeza, también nos enseña a aceptar nuestras limitaciones.

Y puede haber miedo, mucho miedo de soltar la zona conocida, esa tan nombrada zona de confort, ese espacio cómodo-incómodo que creamos duramente 28 años y que ya se volvió obsoleto. Animarnos a enfrentar nuestras propias creencias puede ayudarnos a sobrellevar este tránsito que parece que se las trae.

La crisis de los 30

Como te dijimos antes, Saturno es uno de los planetas más lentos del sistema solar, tarda en dar la vuelta completa al Sol entre 28 y 30 años, por lo que se encuentra dos años y medio aproximadamente en cada signo zodiacal.

Esto hace que Saturno sea un planeta generacional, van a existir personas de diferentes edades que comparten el Saturno natal.

En esta etapa de la vida suceden muchas cosas. Algunos se separan, otros se casan, algunos tienen su primer hijo, otros se van a vivir a otro país en búsqueda de aventuras, otras pierden un embarazo, algunos tienen un accidente, muchos dejan su trabajo en relación de dependencia en búsqueda de la autonomía laboral, etc.

Crisis, dolor, sufrimiento, angustia, todo eso para crecer y ser libres.

Retorno de Saturno

Es muy posible que muchas de las personas que hoy tienen 30 o más de 30 años, no se hayan dado cuenta de que existe Saturno, o que siquiera hayan escuchado decir por ahí que según Freud hay algo que se llama “crisis de los 30”, pero lo que sí podemos decir es que desde la astrología podemos darle un nombre más que interesante está situación extrema, real e intensa.

Durante el tiempo en el que Saturno transita por tu Saturno natal va a haber momentos más fuertes, otros más suaves, incluso parece que todo se aquietó y volvió a la normalidad, pero no, se está preparando para lanzarte con granadas y bombas molotov desde el interior de tu propia seguridad.

Saturno puede tocar el mismo grado de tu Saturno natal hasta tres veces en un mismo retorno, esto puedes chequearlo en astro.com, y el momento más fuerte es el previo a ese momento, por lo que Saturno nos invita a un sube y baja total de miedos, emociones, sensaciones y batallas interiores.

Algunos tips para ese momento

Antes de cumplir los 28, se comienza a sentir que algo raro ocurre, aconsejamos paciencia y tranquilidad. Respetá tus silencios, tus espacios, tus sensaciones.

Saturno nos lleva a madurar, crecer y ser libres, puede percibirse un cierto clima de fracaso, pero el éxito depende de cuánto trabajo espiritual has logrado en este momento.

En astrología lo que no realizas en el momento que corresponde se te recordará más adelante, -ese planeta te lo cobrará con intereses-. Si no te transformas, si no te juegas por tu libertad, te vas a quedar estancada/o.

Saturno da la vuelta completa al Sol cada 28 años, por lo que cada siete se da un cuarto de Saturno. Esto nos da la posibilidad de volver a chequear la tarea que no se realizó completa en la etapa anterior.

Quienes no hayan realizado su trabajo es probable que sientan angustia, dolor, tristeza al no haber cambiado a su debido tiempo por miedo o incertidumbre.

Mi retorno de Saturno fue…

Mara desde sus 27 años sintió el llamado a conectar con algo más espiritual y empezó el profesorado de yoga. Hoy este camino la hace sentir feliz consigo misma.

Sole nos cuenta que ha tenido una gran experiencia con Saturno. La hizo reflexionar desde el dolor, dejándole una enseñanza enorme, ella dice “solo lo que obtendrás de su mensaje es mucha sabiduría”.

Cami nos cuenta que es bueno tomar las energías como una invitación a trabajar situaciones y temáticas de la vida de una manera más consciente. Este tránsito la llevó a trabajar el amor, el deseo, su valoración y su camino a la docencia.

Vicky, a sus 29 años, con un Saturno en Sagitario en Casa 2, se vio en medio de una separación, peleas con su madre y una crisis económica. Estas tres cosas la llevaron a desprenderse, a valorarse y crecer.

Ella dice: “Atravesar esa experiencia fue muy difícil, en el momento cuesta muchísimo ver lo positivo de los cambios, te da miedo y mucha incertidumbre, como atravesar la carta “La Torre” del Tarot. Pero cuando el tiempo pasa empiezan a caer las fichas”.

Saturno le enseñó que con esfuerzo y voluntad siempre se puede salir adelante: “Me di cuenta que todas las decisiones que tomé tuvieron como origen la auto valoración, aprendí a amarme lo suficiente”.

A Betty (63) su primer retorno le trajo el nacimiento de su única hija, quien la ayudó a crecer. En su segundo retorno, el aprendizaje valía por dos, puesto que su hija estaba pasando su primer retorno de Saturno.

Luego de muchos años de repetir historias de dependencia con su padre y luego con sus parejas, a sus 58 años logró comprar su casa propia, armar su nueva vida, con mayor conciencia y valiéndose por sí misma. Dice: “Este es un momento donde me siento bien conmigo misma, soy feliz”.

¿Cómo sentiste tu retorno de Saturno?

Relacionado

Por la astróloga Zezi González para el El Clarin Argentina