En la Astrología el planeta Saturno es el “Señor del Karma”

El planeta Saturno el “Señor del Karma”, puede hacernos pasar por experiencias diversas, duras o agradables, de acuerdo con su posición en nuestro mapa natal. Indica las lecciones que hemos de aprender y también incide en nuestro destino. Actúa también con su faceta Kronos, “devorando” el tiempo. Como Señor del Pasado, nos presenta la película de nuestra vida, lo que “fue”: nuestros recuerdos, nuestra memoria concreta.

Saturno

Lo que aprendimos, lo que asimilamos. Ayuda a ordenar, razonar, más allá de las emociones. Nos apoya en todo lo serio y duradero. En general le tenemos miedo, sin darnos cuenta de que es nuestra mejor herramienta para triunfar. Solo deberíamos aprender a utilizar sus efectos.

  • Básico: contracción, persistencia, precavido, disciplina, con límites.
  • Positivo: fidelidad, estabilidad, concentración, análisis, sistema, cualidades constructivas, tacto, diplomacia, justicia, ahorrativo, economía, deliberación, conservacionista, paciente, autodisciplina.
  • Negativo: cristalización, obstrucción, egoísta, lento, temeroso, limitación, materialismo, melancolía, pesimismo, avaricia, secretivo, sospecha, severidad, cinismo.

En el símbolo de Saturno, está el alma, o la mente instintiva, simbolizada por el medio circulo, bajo el dominio de la materia, representada por la cruz. Por lo tanto las personas de Saturno son materialistas en extremo. También son muy egoístas en todo. Agarran todo para sí mismos. El corazón y lo mejor de la naturaleza son puestos por debajo.

En otras palabras podemos decir que en el símbolo de Saturno, la cruz de la personalidad está exaltada sobre el signo del alma, el medio circulo. El crecimiento del alma es logrado por el Servicio, pero el símbolo de Saturno muestra plenamente que la persona bajo su regla está más listo para ser servido que para servir, y es egoísta y obstructivo del bien común.

Naturalmente otros resienten ésta característica de carácter y por lo tanto Saturno trae sufrimiento, problemas, preocupaciones y decepciones para enseñarnos que no podemos nunca realmente servirnos a nosotros mismos por el egoísmo, sino solo por el sacrificio.

Simbología Saturno

Saturno simboliza la parte relativamente permanente de la naturaleza inferior, que ha sido pesado y encontrado como algo útil. Saturno es por lo tanto, simbólicamente los átomos simientes de los vehículos inferiores del hombre, donde son almacenadas las experiencias de todas las vidas pasadas. Así, Saturno denota la habilidad mecánica, la castidad y la justicia, la perseverancia y los logros materiales que han sido hecho en virtudes a su influencia depuradora.

Es la segadora de las cosas que han sido sembradas en el cuerpo y como tal, aparece a menudo en la vida para corregirnos el mal que hemos hecho, de modo que podamos aprender las lecciones de como actual correctamente. Respecto a los átomos simientes, podemos decir que cuando el Espíritu trino está en el camino para nacer de nuevo, los átomos simientes permiten al Ego reunir, en cada mundo, la sustancia necesitada para construir su instrumento, es decir, para construir de nuevo la mente, el cuerpo de deseos, el cuerpo vital y el cuerpo denso.

Signo que rige: Capricornio.

Casa que rige: Casa X.

Signo en detrimento: Cáncer y Casa IV.

Exaltación: Libra. Casa VII.

Caída: Aries. Casa I.

Función: focalización.

Proceso: diferenciación.

Propósito: individualización.

Significado tradicional: los principios de limitación, restricción y disciplina. Penas y penalidades. El padre. El gran maléfico.

Significado humanista: el principio de la forma como definición. EL proceso de focalización y diferenciación. Identidad personal, seguridad e inercia.

Significado cíclico: la adquisición del individuo de seguridad e identidad dentro de las esferas personal y social.

Representa: impulso hacia la seguridad y estabilidad.

Palabra clave: maestro. Tiempo, límites, miedo, orden, forma, autodisciplina, restricción, responsabilidad, “temor al Señor”, seriedad, y vejez.

En profesiones: filósofos, ocultistas, hombres de ciencia, todas las profesiones relacionadas con la tierra (agricultura, arquitectura, minería, picapedreros, obreros del carbón, cargadores); muy en general, todos los oficios bajos y penosos y que, no obstante implican gran responsabilidad, particularmente a aquellos cuyas tareas se realizan en la oscuridad y la suciedad (alcantarilleros, deshollinadores, etc.). Todas las profesiones relacionadas con el aislamiento (enfermeros, carceleros, etc.). Cuando es benéfico, sin embargo, Saturno da también posiciones elevadas; cuando es desfavorable, produce miserables y mendigos.

Cuerpo humano: Los huesos, el esqueleto, las articulaciones, los cartílagos, los ligamentos, rodillas, órganos auditivos, glándula paratiroides, proteína corporal, la piel, las orejas, el bazo.

En órganos: el oído izquierdo; bazo, vejiga de la hiel, huesos, dientes y las enfermedades de estas partes, sobre todo las dolencias catarrales crónicas y los males de oído crónicos. La constitución es más bien débil en la juventud, fortaleciéndose, sin embargo, más tarde y abriendo perspectivas para una longevidad notable. Existe una marcada sensibilidad al frío.

En minerales: Todas las piedras oscuras y quebradizas, carbón, antimonio, plomo y uranio.

En plantas: las maderas duras de corteza agrietada, las rotáceas y las liliáceas, los tubérculos, además de áloe, casia, coloquíntida, níspero y mirra.

En animales: oso, camello, gato, topo, los animales nocturnos, todas las especies de búhos; grulla, avestruz; escarabajos y escorpiones.

En colores: Negro, gris, castaño.

En números: 8 y 15

En días: El sábado.

En horas: Los sábados, la 1ª y la 8ª después de la salida del sol y la 3ª y la 10ª de la noche siguiente.

En países: Palestina (y los hebreos, como pueblo allí arraigado).

En la astrología esotérica: Saturno es el principio del tentador en sí, del “diabolus”, contrincante de Dios, y es por ello que fue denominado el “Gran Infortunio” por los astrólogos antiguos. No cabe duda de que es uno de los más importantes determinantes del carácter y el destino en toda figura natal.

Es el dios Kronos de la mitología griega, el Dios del Tiempo. El que devoraba sus hijos al nacer. En la versión romana es Saturno, el dios benévolo de la agricultura y del campo; es el Labrador.

[box]Pídele su protección y que cualquier trabajo (injusto y negativo) que te hagan con éste planeta se devuelva a su origen. Que así sea, gracias Padre por Escucharme[/box]

Vía » Tarot y Magia Blanca

Artículos Relacionados

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*