Dejar ir el pasado y cerrar ciclos

incienso

Dejar ir el pasado no es fácil, principalmente cuando las heridas fueron tan profundas que no nos permiten avanzar. Si necesitas liberar cosas que aún siguen doliendo o afectando en el presente, los rituales pueden ser de gran ayuda.

Rituales para dejar ir el pasado y cerrar ciclos

Todos pasamos por momentos complicados como un desamor, la pérdida de un ser querido o cualquier situación traumática. El miedo a volver a sentir ese dolor puede que no te deje vivir en paz y armonía.

Sitios especializados en canalización de energías refieren que los rituales de sanación espiritual fortalecen tu alma mientras reconoces qué es lo que te impide tener tranquilidad.

Hay veces que necesitamos un poco de ayuda del universo para cerrar un ciclo y tener esperanza, y para esto existen algunos ejercicios que puedes realizar.

Ritual para dejar ir una persona

Necesitas una cartulina, fotos o recuerdos de esa persona, pegamento, un incienso y velas. Elige un lugar tranquilo en casa y prende un incienso para limpiar las energías del espacio. Crea un collage con las fotos o recuerdos y pégalos en una cartulina.

Si no tienes fotos o cosas que relaciones con esa persona, escribe una carta despidiéndote agradeciendo lo que hizo por ti y lo feliz que te hizo mientras estuviste con ella.

No necesariamente tuvo que ser una pareja, también sirve si deseas despedirte de un ser querido que ha fallecido.

Ahora, prende un trío de velas, de preferencia blancas, quema con precaución la cartulina o la carta. Mientras lo haces, siente como se purifica tu corazón. Las cenizas recógelas y acude a un lugar alto y deja que se las lleve el aire. Así sentirás cómo liberas ese dolor del pasado.

Ritual para cerrar ciclos

Para este ritual necesitas un par de velas de cualquier color, hilo, tijeras y las flores que sean de tu agrado.

Ve a una habitación donde te encuentres solo y libre de cualquier distracción. Amarra las dos velas con ayuda del hilo, cuando ambas estén juntas, préndelas con un fósforo. Toma las flores con tus manos y piensa en el ciclo que deseas cerrar, quizá sea liberarte de un desamor o una mala experiencia en el trabajo, etc.

Si lo deseas, puedes repetir esta oración que retomamos del sitio Colombia.com:

“Yo (repite tu nombre) me libero de las cadenas del pasado, suelto todo lo que me hace daño; perdono a todo aquel que me ha hecho daño y me perdono a mí mismo por haberlo permitido.

Dejo atrás cualquier sentimiento de culpa, de rabia, de miedo o de tristeza, agradezco por lo que viví y me preparo para avanzar poco a poco en el camino de mi vida. Que así sea”.

Con las tijeras, corta el hilo que une a las velas y espera a que se consuman por completo. Coloca las flores en un jarrón con agua y al día siguiente, llévalas a un río o un lago y deja que se vayan.

Miguel Angel Castillo para laopinion.com

Te puede interesar

¿Atorados en algún problema desde hace tiempo?