Aromaterapia — Purificación de ambientes

Aromaterapia — Purificación de ambientes
Aromaterapia — Purificación de ambientes

Es sabido que debido a enojos, peleas, conflictos, angustia, dolor físico o emocional, estrés, nerviosismo, malas noticias y muchos otros factores, nuestros ambientes pueden cargarse de energía negativa, que luego repercutirá en nosotros haciéndonos sentir cansados, agotados, enojados o inquietos.

Si eres una persona muy sensible, notarás la energía negativa del ambiente, simplemente al ingresar, y sentirás la necesidad de dejar la habitación lo más pronto posible.

También experimentarás que al estar un momento allí, tu humor comienza a cambiar, tus energías se agotan, y pueden sentirte con sueño o sin ganas de nada.

Lo contrario sucede cuando ingresamos a una habitación con energía positiva, la sentimos limpia, fresca, iluminada y ¡llena de alegría!. De pronto comenzaremos a reír, a tener ideas maravillosas y a ver lo que nos sucede con una mirada diferente de la vida.

Cuidar la energía de los ambientes, sobre todo en nuestro hogar y en nuestro lugar de trabajo, es sumamente importante, ya que nos afectará durante el día, y marcará la diferencia entre un día alegre, fructífero y con resultados positivos… y un día oscuro, triste, agotador e incluso depresivo.

Existen diferentes técnicas para mantener nuestros ambientes protegidos y limpios energéticamente.

En Aromaterapia contamos con diferentes Aceites Esenciales que nos ayudan a depurar las Energías, tanto nuestras, como de otras personas y de los Ambientes.

También son Aceites Esenciales muy importantes a la hora de Protegernos Energéticamente, sobre todo si nuestra actividad principal consiste en estar en contacto directo con personas enfermas, enojadas o que sufren a nivel físico o emocional (médicos, psicólogos, terapeutas, enfermeros, personal de atención al cliente, etc.).

Generalmente se verán relacionados con aromas muy fuertes e intensos y justamente ese también será su poderoso efecto purificador y depurador. Nos ayudan a purificar nuestros ambientes son el Aceite Esencial de Alcanfor, el Aceite Esencial de Enebro y el Aceite Esencial de Eucaliptus.

Estos sólo depuran los ambientes de cargas negativas, sino que a su vez eliminan gérmenes y fortalecen nuestro sistema inmunológico, evitando el contagio de enfermedades. Por lo tanto realizan una profunda protección a nivel físico y a nivel energético.

Personalmente, considero al Alcanfor como el purificador más potente. Su aroma quizás es demasiado fuerte para la mayoría, así que lo ideal es combinarlo con otros Aceites Esenciales.

Mi recomendación es combinarlo con cítricos como el Aceite Esencial de Limón y el Aceite Esencial de Naranja, que también ayudan a purificar nuestros ambientes, atrayendo alegría y buen humor.

El Enebro es uno de los Aromas fuertes que más gustan. Su efecto es fresco y restaurador.

La propiedad principal del Enebro para mí, es la de ayudarnos en la adaptación a los cambios. Por lo cual es ideal en ambientes donde ocurren muchas peleas, o donde nos enfrentamos a angustias o dolores emocionales, ayudándonos a soltar el pasado y a comenzar un nuevo futuro.

En el caso del Eucaliptus son muy conocidas sus propiedades purificadoras del sistema respiratorio, y así como nos ayuda a respirar de manera limpia y fresca, también produce el mismo efecto en nuestros ambientes. Podemos emplear especialmente en las habitaciones de personas fumadoras, no sólo para ayudarlas a respirar mejor, sino para quitar el olor desagradable del cigarrillo en los ambientes.

Por todo lo enunciado, puedes mantener purificados tus ambientes colocando en tu hornillo o aromatizador unas gotas de los aceites antes mencionados. Recuerda que si te resultan aromas muy fuertes, puedes combinarlos con Lavanda, o con aromas cítricos como el de Limón.

Ahora bien, si de protección energética se trata, nuestro Aceite Esencial recomendado como el mejor protector espiritual en Aromaterapia, es el Sándalo.

Los perfumes o cremas corporales, elaborados con Aceite Esencial de Sándalo, son ideales para llevar durante el día, y mantenernos limpios y frescos, regresando a nuestro hogar con energía, protegidos y de buen humor. ¡Vale la pena probarlo!.


Autora: Marina Gimena Deon | Deon: Instituto de Ciencias Superiores