Ángel Vasariah – Número 32 – Príncipe Tsadkiel (Uriel)

Ángel Vasariah – Número 32
El ángel Vasariah suele ser favorable en los casos en que somos atacados judicialmente, por ello se le debe invocar para recibir favores de los entes celestiales

Número: 32
Árbol de la vida: se sitúa en la esfera de Jesed “compasión” en idioma hebreo: חסד
Significado: “Dios Justo”
Nombre en hebreo: וָשִרֵיָה
Príncipe: Tsadkiel (Uriel)
Planeta: Júpiter
Horario de regencia: de: 10:20 y las 10:40 horas
Regencia: Los nacidos entre el 24 de agosto y el 28 de agosto lo han hecho bajo la influencia de Vasariah. Otros días de regencia: 20 abril, 02 julio, 13 septiembre, 25 noviembre y 06 febrero.

Ángel Vasariah

  • El ángel Vasariah suele ser favorable en los casos en que somos atacados judicialmente, por ello se le debe invocar para recibir favores de los entes celestiales.
  • En caso de ser la persona atacada quien actuó de forma indebida, debe invocarlo para lograr conciliar con la parte adversa, esto con el fin de evitar salir perjudicado.
  • Favorece la gracia y la clemencia para grandes empresarios.
  • Tiene influencia sobre los abogados y los magistrados. Es un ángel de justicia.

Como invocar al Ángel Vasariah

La invocación del ángel Vasariah es preciso que sea entre las 10:20 y las 10:40 horas.

Para invocar su fuerza y poder, primero reza el salmo o salmos elegidos, después llámalo por su nombre y por último realiza la petición concreta que quieres hacerle.

Los nacidos bajo la regencia del Ángel Vasariah

  • Quienes nacen bajo la influencia del ángel Vasariah tienden a ser personas elocuentes, sinceras y bastante directas.
  • Gracias a su personalidad justa y entregada logran rodearse de muchas personas, y cada día de su vida utilizan sus dones para agradar a Dios y así servir al prójimo.
  • Tendrá excelente memoria, hablará cualquier idioma con facilidad. Será un gran estudioso y su vida será rica en experimentar de todo un poco.
  • Desea que todos, independientemente de raza, credo o cultura, sean merecedores de las mismas oportunidades en la vida.
  • Su lema es “respetar para ser respetado”.
  • Tiene el don de la palabra y facilidad para hablar en público. Siendo invencible cuando habla con superiores, sobre todo en defensa de los menos favorecidos.
  • Deberá vencer obstáculos en su vida manteniéndose equilibrado internamente.
  • Su apariencia muchas veces austera apenas muestra la gran responsabilidad que tendrá para con sus semejantes. Será un guerrero activo, tomando actitudes rápidas y nunca abandonando sus decisiones.
  • Profesionalmente podrá ser abogado, asistente social, profesor y escritor de libros, resúmenes, guías o artículos para ayudar al que no saben.

Aspectos negativos del Ángel Vasariah

Domina la irresponsabilidad, la maldad y el rencor. Podrá ser un genio del mal, con espíritu corrupto, haciendo mal uso de textos sagrados y leyes.

Cita bíblica del Ángel Vasariah

“Porque recta es la palabra del Señor, Y toda su obra es hecha con fidelidad.”

Salmo 33, versículo 4

Oración para invocar la ayuda del Ángel Vasariah

“Vasariah: Has puesto, Señor, una bien dura tarea sobre mis frágiles espaldas. Si mis vidas anteriores han hecho inevitable el que ahora juzgue a mis hermanos, que defienda sus derechos y los constriña a la realización de sus deberes, manifiéstate en mí, Señor Vasariah, de manera que sea yo mismo ejemplo de rectitud y de orden.

Si me veo obligado a ser el vehículo de tu Severidad, ayúdame a no ser jamás ni insolente ni prepotente al enunciar las sentencias. Ayúdame a sentir por mis hermanos que juzgo esa solidaria simpatía que hará más llevadero el peso del castigo. En todo momento y en todo lugar, haz que sea un modesto servidor de tu Ley y no el brazo arbitrario de un terrenal e injusto gobierno”.

Ángel Vasariah “Una Noticia Esperanzadora”

Yesod era conocida como la tierra de los tesoros. En ella se depositaba los frutos que se cosechaban en las demás comarcas, y cuando algún rey necesitaba reponer sus fuerzas era en ella donde podría encontrarla. En el centro de la ciudad se levantaba un alto edificio y en la parte más elevada de este, un inmenso espejo revelaba cada día los rostros de los 7 Reyes.

Pero ocurrió un día que el espejo no proyecto la imagen de Vasariah, rey del poder y la abundancia. De inmediato se dio la alarma y las campanas de la torre repicaron una y otra vez convocando urgentemente a los consejeros de aquel rico reino.

— Algo inaudito ha ocurrido – exclamo uno de los Consejeros, Vasariah no ha proyectado su imagen en el Espejo Sagrado.

— No puede ser – dijo otro en tono muy preocupado, si Vasariah deja de proyectar su imagen toda la tierra quedara huérfana.

— ¿Qué será ahora de la justicia que guarda el equilibrio de Netzah, la tierra de la belleza? – cuestionaban entre ellos los consejeros.

— ¿Quién dará trabajo a los obreros de Gueburah? Si no hacemos algo y pronto, la naturaleza quedara paralizada y nada crecerá en la tierra, quedando esta estéril y desierta.

— Ello significa hambre y muerte – añadieron otros en tono nefasto.

— Bien, todos sabemos lo que significa la ausencia del rey Vasariab, pero no podemos quedarnos hablando y hablando. Propongo mandar a un emisario hasta su reino y que se informe de lo que está sucediendo – interrumpió el más sabio entre los consejeros.

Todos estuvieron de acuerdo con aquella idea, y ya se encontraba de camino el enviado, quien tras cinco días de marcha llego a las tierras de la abundancia. Fue bien recibido y pronto se encontró ante el rey a quien interrogo animosamente, contento de verle sano y salvo.

— Majestad he sido nombrado emisario de los 7 Consejeros de Yesod, pues las campanas de la g[box]ran torre sonaron anunciando vuestra ausencia del Espejo Sagrado – explico el enviado.

— iOh!, debéis perdonad mi descuido pero no tenéis nada que temer. Id y decidle a los consejeros que el nacimiento de un hijo ocupo tanto mi atención que olvide proyectar mi rostro. Comunicad que el poder y la abundancia de Hesed ya tiene heredero.

Con esas buenas noticias regreso el emisario, y al hacer público la dicha de Vasariah, todos lo celebraron festejándolo con un exuberante banquete.