Ángel Número 6 Lélahel

Ángel Número 6 Lélahel, InfoMistico.com

Número: 6
Árbol de la vida: esfera de  Keter, «Corona»
Energías planetarias: Neptuno y Venus
Signo: Aries
Regencia en el Zodiaco: 25° al 30° de Aries, 5° Aries, 17° Géminis, 28° Leo, 11° Escorpio y 23° Capricornio
Significado: «Dios Loable»
Príncipe: Arcángel Metatrón
Horario de regencia: 01:40 a 02:00

Ángel 6 Lélahel: Generosidad y Protección

Ángel Lélahel es conocido por su generosidad y capacidad para proveer en las necesidades materiales. Su luz profética ilumina nuestro camino, borrando la sensación de ausencia innecesaria y brindándonos alegría de vivir, felicidad y bienestar en abundancia.

Este ángel es un guía espiritual que nos ayuda a cultivar el amor y la comprensión hacia los demás, brotando de una profunda empatía y comprensión de sus necesidades. Su influencia nos inspira y despierta nuestras facultades artísticas y conocimientos en diversas ciencias.

Además, Lélahel es conocido por su poder curativo en todos los niveles. Su luz divina nos protege de la negatividad y nos brinda sanación en cuerpo, mente y espíritu. Es invocado para buscar iluminación en actos de sanación y para alejar a las personas malintencionadas.

Este poderoso ángel también nos ayuda en situaciones de tentación, protegiéndonos de adquirir fortuna por medios ilícitos. Él nos guía por el camino de la honestidad y la integridad, ayudándonos a conseguir el amor y la fortuna de una manera justa y legítima.

Lélahel es un compañero celestial confiable en nuestro viaje espiritual. Su luz brillante y su sabiduría divina nos guían hacia la plenitud y la abundancia en todos los aspectos de nuestras vidas. Con su ayuda, podemos experimentar una verdadera iluminación espiritual y convertirnos en seres más compasivos, amorosos y sabios. Invoca a Ángel Lélahel para recibir su guía y protección en tu vida diaria.

Como invocar al Ángel 6 Lélahel (fechas y horarios)

  • Horario: 01:40 a 02:00
  • Regencia calendario judío: 6 al 10 de Nisán, 5784
  • Regencia calendario gregoriano: 14 al 18 de abril, 25 de marzo, 5 de junio, 16 de agosto, 27 de octubre y 7 de enero

Las fechas indicadas se refieren al año de regencia aproximada al año 2024. El ángel físico de determina la posición del sol por quinario (conjunto de cinco grados) en su carta natal. El ángel emocional por la posición del sol por grado zodiacal y el ángel mental depende de la hora local real de nacimiento. Se necesita un cálculo preciso. Si está interesado en descubrir realmente sus ángeles de nacimiento correspondientes al día de su nacimiento, haz click aquí ↵

Ángel Número 6 Lélahel, InfoMistico.com

Letras hebreas Ángel 6 Lélahel

Ángel Número 6 Lélahel, InfoMistico.com

LAMED – LAMED – HEI

Agrandar el Recipiente

Descubre el poder de los 72 Nombres de Dios: Aprende a invocar y meditar con ellos ahora mismo! Visita este enlace>>

Salmo 86, Versículo 3

Ángel Número 6 Lélahel, InfoMistico.com
Ten misericordia de mí, oh Señor; porque a ti clamo (convoco, invoco) todo el día.

Nacidos bajo la regencia del Ángel 6 Lélahel: Una fuerza poderosa para combatir el mal

Dotados de un gran idealismo y equilibrio, aquellos que nacen bajo la regencia del Ángel 6 Lélahel poseen una fuerza interior única para enfrentarse a los desafíos de la vida. Siempre dispuestos a ayudar a quienes lo necesitan, incluso sacrificándose desinteresadamente, son portadores de una joya especial llamada Luz Interior, aunque en ocasiones pueden carecer de fuerza de voluntad y abandonar la lucha. Sin embargo, en estas situaciones buscan renacer dentro de sí mismos, encontrando una nueva fortaleza.

El símbolo que se asocia con estas personas es la serpiente que se muerde la cola, representando el ciclo de la vida y la muerte y la capacidad de renacer de las adversidades. Sienten la protección de lo divino y del mundo angélico, lo que les permite tener un fuerte contacto psíquico con su Ángel y conectarse con inteligencias de otras galaxias.

Tienen una notable facilidad para captar mensajes del mundo espiritual, sintonizándose con el reino de los espíritus e incluso siendo capaces de mover objetos de forma inconsciente. Utilizan su agudo intelecto para desarrollar de manera científica los conceptos que les llegan desde el plano astral, simplificando los conocimientos para que puedan ser comprendidos por todos, revelando así la belleza de la ciencia de los ángeles.

En su camino profesional, pueden destacarse como astrólogos expertos o elegir la medicina, ya sea tradicional o alternativa, como su campo de especialización. También pueden obtener reconocimiento en el ámbito literario, especialmente en temas futuristas o de ficción. Su amor y pasión por lo que hacen los colocará en un pedestal y serán reconocidos y respetados en su campo de trabajo.

Con su dedicación a las ciencias tecnológicas no convencionales, estos individuos también pueden tener ideas innovadoras para la construcción de hospitales o la aplicación de curas espirituales utilizando cristales u otras herramientas alternativas. Trabajarán incansablemente para ser reconocidos por su honradez y contribuir a mejorar la calidad de vida y la conciencia de la humanidad en general.

La vida de aquellos nacidos bajo la regencia del Ángel 6 Lélahel será sorprendente y llena de éxitos. Conquistarán su propio espacio en el hogar o en el trabajo, dejando una huella duradera en el mundo gracias a su amor y pasión por la vida y su dedicación a causas nobles.

Lado oscuro del Ángel Qlifot 6: Duque Valefor

Duque Valefor, representado a menudo como un león con cabeza de hombre o, en otras representaciones, como un león con cabeza de burro, su imagen evoca un sentido de dualidad: la fuerza bruta combinada con la inteligencia astuta o, alternativamente, la persistencia obstinada.

Este espíritu, invocado por aquellos que buscan protección o guía en el oscuro arte de la necromancia, ofrece su custodia sobre los lugares de reposo, prometiendo seguridad contra las intrusiones, sean estas físicas o espirituales.

Valefor, más aún, se destaca como un mentor en las artes necrománticas, facilitando la comunicación con los muertos. Esta habilidad no solo abre puertas a conocimientos ocultos sino que también permite a los practicantes entender misterios que trascienden la vida terrenal.

Su maestría en medicina oculta es igualmente notable; capaz de sanar enfermedades y males por medios mágicos, extiende su benevolencia a aquellos que lo invocan con respeto y la debida reverencia. Además, este duque infernal concede destreza manual y agudiza la mente de sus seguidores, habilidades esenciales para quienes se adentran en el robo o en la sutil manipulación de energías ocultas.

Su capacidad para transformar a los hombres en animales durante la proyección astral revela un dominio sobre los planos físico y espiritual, permitiendo a los adeptos explorar el mundo desde perspectivas inusuales y aprender de experiencias que desafían la comprensión ordinaria.

En esa misma línea, Valefor enseña métodos de sustracción no solo como actos de transgresión sino como una forma de revelar verdades ocultas y adquirir objetos de poder que yacen fuera del alcance normal.

Es más, la especialización de Valefor en salud abarca un amplio espectro que incluye tanto la curación física como la espiritual, para aquellos que buscan el bienestar integral a través de prácticas esotéricas. Asimismo, su guía en la necromancia y en la medicina oculta subraya la conexión intrínseca entre la vida, la muerte y la salud, enseñando a sus seguidores a navegar estos dominios con sabiduría y poder.

Por añadidura, el rol de Valefor en la tentación hacia el hurto se entiende no solo en el contexto literal sino en un sentido metafórico, aludiendo a la apropiación de conocimientos y poderes que, en circunstancias normales, estarían vedados al ser humano.

En este aspecto, su presencia sirve como recordatorio de que el camino hacia el saber oculto está plagado tanto de peligros como de posibilidades, y que cada paso adelante se da no solo bajo la sombra de la tentación sino también bajo la luz de la iluminación potencial.

Leyenda del Ángel 6 Lélahel: La fuerza de la luz

Había una vez, en una época oscura y desoladora, en la que la tierra quedó sumida en una profunda oscuridad durante cinco largos y agonizantes días. Los habitantes de las Sombras, liderados por los Señores de las Tinieblas, secuestraban al Sol cada mañana al amanecer, sumiendo a la humanidad en un caos de vicios y maldad.

El Gran Árbol, que era la Morada Sagrada de los Dioses, había sido profanado por Kethip, el gobernante supremo de los reinos del Centro, quien había sucumbido a la tentación del poder. Kethip se había vestido de sabio y engañado a los Querubines que custodiaban el Templo, tomando un fruto de oro del Gran Árbol. Desde ese momento, el Sol fue retirado de su lugar en el firmamento y las tinieblas reinaron en la noche.

El rey Kethip regresó a su reino proclamando su victoria sobre los dioses y fue adorado como un valiente gobernante. Muchos otros emularon su ambición, buscando el enriquecimiento a costa de los demás, y tallaron esculturas en su honor. La sociedad se sumió en una guerra de poder, donde los fuertes oprimían a los débiles, y la desesperación y la enfermedad se propagaban por todas partes.

Pero incluso en medio de la oscuridad, aún había un rayo de esperanza. En el corazón de cada hombre, brillaba una pequeña luz que se negaba a apagarse por completo.

Los dioses observaban con horror la destrucción de la humanidad desde su hogar, y decidieron enviar a un embajador llamado Lélahel, movidos por su compasión. Sin embargo, no todos estaban de acuerdo en cómo intervenir.

—Adéntrate en el dominio de las tinieblas y mezclate con ellos; tu misión es avivar la llama que los consume —dijeron los dioses a Lélahel.

Así lo hizo el valiente ángel. Entró en la oscura región de las Sombras, y aunque los Señores de la Oscuridad intentaron detenerlo, su corazón era invulnerable a la ambición y su mente resistente a las ilusiones.

Con cada paso de Lélahel, la llama de la Luz crecía y el Sol comenzaba a brillar con fuerza. Su vitalidad era abrumadora, y la salud regresaba a los cuerpos enfermos.

La Luz triunfó sobre el ataque de la noche en un nuevo amanecer. Los habitantes de las Sombras se estremecieron al ver el sello del Enviado en Lélahel, y la humanidad encontró de nuevo la esperanza en medio de la oscuridad.

Desde aquel día, la Luz prevalecería siempre sobre la Oscuridad, y la leyenda del Ángel Lélahel se difundió por todo el mundo, recordando a todos que incluso en los momentos más oscuros, la fuerza de la luz siempre puede prevalecer.

Ángeles del Mes de Abril

El Poder de Arcángel Metatrón: El Canciller del Cielo según la Cábala

Según la Cábala, Metatrón es conocido como el «Canciller del Cielo» o el «Gran escriba del Cielo», encargado de escribir el «Libro de la Vida». Su poder y sabiduría son tan inmensos que puede sentarse en la presencia misma de Dios. ¡Conéctate con la magnificencia de Metatrón y despierta tu conexión celestial!

Scroll al inicio