Agradece y Bendice a tus Padres

Agradece y Bendice a tus Padres

Ahora es tiempo de agradecer a las personas más importantes de nuestra vida, que son: nuestros padres. Si siento carencias en algunos aspectos de mi vida, es que hay un afecto que me falta o ha faltado en el pasado. Es hora de revisar esta falta de afecto que he sentido, aceptar mi historia y darle un nuevo significado desde la gratitud y desde la comprensión. Es decir, llegó el momento de cambiar mi perspectiva.

Agradece y Bendice a tus Padres

Si en algún momento de mi infancia o en el presente he sentido la falta de afecto de mis padres, analizo su historia y la comprendo. Si fue el caso, seguramente es porque ellos “no han podido dar lo que no sabían dar”. Ellos simplemente repiten lo que aprendieron y lo que recibieron. “Nadie, puede dar lo que no tiene”.

Es el momento de romper ese círculo vicioso, para que esta historia no se repita en mi vida y en mi descendencia. Hoy puedo comprender a mis padres, observarlos con los ojos de una persona adulta que ha evolucionado, de una persona que no juzga; aceptando, perdonando y agradeciendo.

Hoy enfoco mis pensamientos en la historia de mis padres

Que con sus limitaciones, está llena de momentos de gran riqueza emocional, con retos y desafíos que afrontaron con menos herramientas de las que hoy yo tengo.

En resumen, hoy lleno de Bendiciones a mis padres.

  • Siéntate en un lugar tranquilo durante 5 minutos, cierra tus ojos y visualiza a las 2 personas por las cuales estás aquí, tus padres.
  • No importa si consideras que ellos han sido “buenos” o han sido “malos”, si han estado “presentes” o “ausentes”, lo más importante en este momento es que gracias a ellos estás aquí, viviendo esta experiencia llamada vida, que te acerca cada día más y más a reconocer tu verdadera esencia.

“Gracias mamá. Gracias papá por haberme concebido, soy parte de ustedes y ustedes son parte de mí. Hoy reconozco que tengo algo valioso de cada uno de ustedes en mí y también acepto que inconscientemente yo los elegí antes de nacer para poder vivir esta experiencia y aprender de ella”.

  • Respira hondo y con los ojos cerrados trae a tus padres a tu mente y abraza a cada uno de ellos con amor y gratitud, reconociendo que si había algo que sanar, ya está sanado.

Para tomar en cuenta

Si realizaste bien este ejercicio, hoy diste un gran paso. Esto apenas comienza, toma la decisión de que este año lograrás cambios importantes en tu vida creando el hábito de gratitud. Mantén tu enfoque en los retos anteriores, todos los días. Los cambios sólo los puedes hacer tú, nadie más puede lograrlos.

Toma la decisión de hacer cambios en tu vida. Todo inicia con una decisión. Si ya decidiste hacer estos retos, felicidades, sólo requieres ser constante y en poco tiempo verás los resultados.

Recuerda escribir en tu cuaderno todo lo que sentiste al abrazar a tus padres y agradacerles todo lo que ellos han dado por ti.

Coach Alfredo Pérez