Relación de accidentes del hogar con nuestro estado de ánimo

accidentes del hogar
accidentes del hogar

Conoce cómo se relacionan estos accidentes del hogar con nuestro estado de ánimo, para poder reconocer mejor las señales de advertencia que estamos sintiendo ahora mismo y que quizás no notamos.

Accidentes del hogar

Interpretando las roturas

En esta nota hablamos de las roturas frecuentes y notorias en un plazo determinado. Es decir: si un día se rompió un vaso en tu hogar porque se cayó al lavarlo, se trata de un simple accidente no intencional, y no de un quiebre energético del vidrio.

Por otro lado, si vives junto al aeropuerto o sobre una estación de subterráneo, y las constantes vibraciones del terreno rompen las ventanas una y otra vez, tampoco se trataría de una condición energética, sino de una situación más bien del plano físico.

Por cuando no haya motivos que expliquen las roturas de objetos, al menos no uno aparente, y se repiten algunas veces en algún período de tiempo (por ejemplo, en cuestión de una semana se rompen vasos, copas, vidrios y un florero, o se trabaron tres cerraduras de distintas puertas) hablamos de un fenómeno energético, normalmente una proyección de nuestras propias emociones en el mundo a nuestro alrededor.

Es necesario analizar qué es lo que se ha roto, para intentar determinar cómo es que esta señal se relaciona a nuestras propias emociones

Por ejemplo, si se rompe un par de gafas de sol, el pequeño espejo que llevamos en la cartera, la mirilla de la puerta, y la pantalla de un móvil, puede que no notemos una relación entre estos objetos… hasta que sabemos que son todos elementos que usamos para “ver”, es decir, nuestras energías o las del entorno están haciéndonos saber que no queremos o no podemos ver algo que está ocurriendo.

Siguiendo con esta explicación, para analizar lo que significa cuando se rompen objetos en la casa nos guiamos por las siguientes nociones generales:

Cuando se rompen vidrios

Los vidrios son un tema especial, pues se trata de elementos muy nobles en lo que respecta a la expresión energética de nuestro ser. A nivel físico, resisten hasta una cierta frecuencia vibratoria antes de estallar o quebrarse: imagina aquella soprano que, cantando una nota alta durante cierto tiempo, logra romper una elegante copa de cristal.

De la misma manera, cuando nuestras emociones se descontrolan un poco, y también cuando no las expresamos de la manera adecuada (tal vez porque no las hemos asumido aún), la energía que proyectamos provoca una cierta vibración sobre los vidrios del hogar, ya sean los de ventanas, decoraciones, vasos, copas, platos, o los que sean.

Los vidrios de la casa pueden romperse por una concentración elevada de energías, como cuando hay peleas, preocupaciones, estrés u otras condiciones conocidas o desconocidas por la persona, pero muy activas en sus emociones.

Recuerda que un vaso roto al ser lavado no es un indicativo, pero si además se rompe el espejo del baño, y se quiebra un vidrio de la ventana, y un plato en la nevera, entonces sí hay un patrón que puedes analizar mejor.

Observa si hay concentraciones de energía elevadas en tu hogar. Nota, también, si estás pensando en algo específico al momento en el que se rompe el vidrio; por ejemplo, si estabas pensando en una persona y se quiebra el cristal, puede que algo dentro de ti te advierta sobre esa persona. Si pensabas en hacer un viaje en ese momento, quizás no debas hacerlo.

Si pensabas en iniciar un negocio, considéralo nuevamente. Estas proyecciones energéticas son advertencias claras que te dicen que tu mente y tu espíritu no están de acuerdo con eso que sucede o en lo que piensas.

Si los vidrios de las puertas o ventanas se rompen, quiebran o astillan, hay una proyección energética cerca de ellos (mira más arriba).

Cuando se rompen electrodomésticos

Cuando los electrodomésticos se rompen juntos es porque “hay mucha estática en el aire” o sea hay estática en el ambiente habitado y ante cualquier chispa reacciona todo haciendo cortocircuito.

  • Si los electrodomésticos no funcionan o provocan chispazos al conectarlos, nos dicen que hay una sobrecarga emocional en esa habitación o en quien los usa.
  • Cuando te cierras emocionalmente al diálogo (no quieres dar explicaciones, ni compartir con tus amigos, ni te quieres comunicar de modo alguno) es habitual que se rompan o comiencen a funcionar mal los móviles, los teléfonos fijos (de línea a tierra), los intercomunicadores, la conexión a internet, y demás.
  • Lo eléctrico tiene que ver con la energía masculina
  • Lo magnético con la energía femenina.
  • Puede haber demasiada carga negativa, una necesidad de cambiar situaciones de hacer un off prolongado para reiniciar “con UN NUEVO APARATO” una nueva vida.
Cuando se abren las puertas
  • Si la puerta suele abrirse sin explicación, o a menudo se te olvida dejarla abierta, quieres que alguien entre a tu vida. Al contrario, si la puerta se abre estando alguien en casa, es el deseo de que salga de tu vida.
  • Si las puertas de los armarios y alacenas se abren sin razón, puede que estés necesitando algo nuevo en ellos: más abrigo, más alimento, más salud (en la puerta del botiquín), y así. En cambio, si las puertas se cierran, es que eso que guardas allí te está sobrando.
  • Cajones los que se traban, hay asuntos del pasado que no queremos asumir, que no nos hacen bien, o que no queremos mostrar al mundo.
  • Trabarse la cerradura (el cerrojo, la traba), analiza la situación: si estás dentro de casa, es que no quieres dejar entrar a alguien nuevo en tu vida; si estás fuera de casa, no querrás cambios o estás ocultando secretos (observa esto cuando le suceda a alguien más), y si el cerrojo se rompe contigo y con alguien más adentro, es que no quieres perder a esa persona.
  • Extraviar las llaves, la señal es clara: significa que no quieres salir o entrar a tu casa, según dónde estés al momento de perderlas.
  • Puertas de roperos/placares/armarios abiertas- “cosas que quieren salir del closet” (salir a la luz)- Cañerías/ desagües –
  • La casa así como el automóvil es una extensión de nosotros, el inconsciente en su infinita bondad, prefiere mostrarse en objetos de nuestra extensión y no en nuestro cuerpo, la función de cada objeto, corresponde al resentir es solo sentido práctico, lavar-ropa/ suciedad del vestir- imagen y así se puede seguir.Cañerías/ desagües tapados: no dejo salir mi dinero
  • Lavar-ropa no centrifuga: no se termina de deshacer del agua = emociones, que ya no son útiles
  • Problemas de humedad/ cañerías/ agua filtrándose: madre que se infiltra donde no debe; habría que ver en qué lugar de la casa y relacionarlo.
  • -Falta presión de agua: madre ausente, madre que no pone límites, madre que no estimula a sus hijos, referentes/indiferencia.
  • No sirve la ducha, sólo la llave de abajo- quiero volver a ser pequeño
Muebles, y objetos
  • Teléfonos rotos /celulares: no me quiero comunicar
  • Relojes: problemas de tiempo.
  • Zapatos: lugar de pertenencia, donde piso, donde dejo mi huella, problemas de dirección, de camino en mi vida, “ponte en mis zapatos”.
  • Acumulación de cosas: reparo a alguien que perdió mucho, por lo tanto yo acumulo.
  • Problemas en el techo: proyectos a futuro, lo que me cubre, lo que me protege.
  • Problemas en la pared: problemas en donde se apoyan mis proyectos, problemas de apoyo.
  • Polvillo en la casa: sexo.
  • Sillas inestables: posiciones en la familia inestables.
  • Acumulación de cosas en las puertas: no quiero que entren/salgan de mi casa. Obstaculizo la entrada/salida. Que entren más despacio.
  • Cosas fuera de su lugar: “no concluyo del todo mis acciones” “no llego al final” “me canso rápido y pierdo el interés” Ejm.: uso un perfume y lo dejo sin tapa, me baño y no pongo a secar la toalla.
  • Acumulación de papeles: “hago demasiados papeles en mi vida” papeles como roles. Habría que ver qué tipo de papeles se acumulan.
  • Sabanas viejas: vida sexual vieja (tal vez)

Estas son sólo algunos de los más habituales significados de las roturas en la casa, que puedes usar para descubrir tus verdaderos sentimientos sobre las personas con las que compartes tu vida, o las situaciones a las que te enfrentas a diario.

Por esto es fundamental saber estar en todo momento en equilibrio para poder estar armonizados y equilibrar nuestro entorno.


Vía » comohacerpara.com