Viajar en el Tiempo — De la mitología a la ciencia moderna

Viajar en el Tiempo — De la mitología a la ciencia moderna
Viajar en el Tiempo — De la mitología a la ciencia moderna

El universo está lleno de misterios que desafían nuestro conocimiento actual. En “Explorando enigmas” La Gran Época recoge historias sobre estos fenómenos extraños para estimular la imaginación y abrir posibilidades previamente inimaginables. ¿Son ciertas? Usted lo decide.

Viajar en el tiempo y las máquinas para lograrlo han sido un tema de ciencia ficción y de incontables películas durante muchas décadas. De hecho, parece que la posibilidad de viajar en el tiempo, ya sea al futuro o al pasado, ha llamado la imaginación de la humanidad durante siglos.

Mientras que muchos pueden pensar que es absurdo creer que pudiéramos viajar atrás o hacia delante en el tiempo, algunos de los científicos más brillantes del mundo han investigado si algún día esto podría convertirse en una realidad.

Albert Einstein, por ejemplo, en sus últimos años llegó a la conclusión de que el pasado, el presente y el futuro existen simultáneamente, y la mayoría está familiarizado con su conocido concepto de la relatividad. Es decir, que el tiempo es relativo y no absoluto, como Newton afirmaba. Con la tecnología adecuada, como una nave espacial muy rápida, una persona es capaz de experimentar varios días, mientras que otra persona experimenta simultáneamente sólo unas pocas horas o minutos. Sin embargo, la sabiduría de las convicciones de Einstein tuvo muy poco impacto en la cosmología o la ciencia en general. La mayoría de los físicos han sido lentos en renunciar a las hipótesis comunes que hacemos sobre el tiempo.

Sin embargo, si el viaje en el tiempo fuera realmente posible, difícilmente se pueda contemplar lo que esto significa para la humanidad, porque quien tiene el poder de moverse a través del tiempo, tiene el poder de modificar la historia. Si bien esto puede sonar atractivo, sería imposible saber las consecuencias de cualquier alteración de acontecimientos pasados, y cómo esto afectaría en el futuro.

continúa página 2 »


seguir leyendo en página: