Aplicación móvil para comunicarse con espíritus del mas allá

Jill Beitz y Roger Pingleton, una pareja de la ciudad estadounidense de Indianápolis, desarrollaron una aplicación para dispositivos móviles. En tiempos en que este tipo de software se emplea en todo tipo de actividades y tareas, ellos proponen algo muy original: transformar en voz la electricidad de los espíritus que -según dicen- habitan entre nosotros.

Spirit Story Box

Spirit Story Box pretende convertir esa electricidad de origen sobrenatural en palabras de la lengua inglesa.

Según Pringleton, el programa es sólo un paso inicial en el desarrollo de otras “aplicaciones paranormales” más complejas. -La verdad es que quería que la gente se divirtiera con ella-, explicó en entrevista con el periódico The Indianapolis Star.

Beitz, Pingleton y una docena de voluntarios de testeo utilizaron recientemente la Spirit Story Box para buscar fantasmas en el Museo Histórico del Condado de Wayne, en Richmond.

— Obtuvimos numerosas palabras habladas relacionadas directamente con las zonas donde estábamos haciendo la búsqueda-, dice el desarrollador.

Ruido eléctrico aleatorio

La aplicación recoge los cambios en el ruido eléctrico aleatorio y en base a esa información selecciona palabras de un vocabulario pre-programado.

Cuando la aplicación capta algo, se transforma en una palabra hablada. De momento la aplicación puede descargarse de la tienda de Apple por 0,99 dólares, y no hay versión Android.

Espíritus pueden manipular secuencias aleatorias de datos

Algunos investigadores de fenómenos paranormales creen que los espíritus pueden manipular secuencias aleatorias de datos. Por su parte, la comunidad científica niega la mera existencia de espíritus, por lo que no es necesario que se pronuncie sobre su capacidad de jugar con datos o electricidad.

La aplicación, al igual otros dispositivos y técnicas que a lo largo de la historia se han creado con el fin de detectar o comunicarse con los espíritus, no ofrece pruebas de su correcto funcionamiento.

Wanda Lou Willis, una mujer de 75 años de edad y especialista en el folclore de Indianápolis, afirma que mucha gente cree que los dispositivos electrónicos se pueden sintonizar para comunicarse con los espíritus. Willis ha escrito varios libros con sus investigaciones sobre lugares presuntamente embrujados.

— La electricidad parece atraer a los espíritus-, sostiene Willis, agregando que -los seres humanos tenemos una gran cantidad de electricidad en nuestros cuerpos. Se cree que cuando pasamos a ser sólo espíritu, nos convertimos en una especie de corriente eléctrica.

Los escépticos que nunca faltan

Sin embargo, los escépticos que nunca faltan -o faltamos- plantean una explicación más plausible pero menos emocionante: que la aplicación no hace más que soltar palabras al azar.

Las conexiones entre las palabras elegidas por Spirit Story Box y el lugar o la situación donde se produce, solo existirían entonces en la mente del incauto usuario. Pero por cada escéptico hay un crédulo. O casi. Así lo sugiere un sondeo realizado en 2003 por la compañía de encuestas online Harris Poll, donde el 51 por ciento de los participantes dijo creer en fantasmas.

@ indystar.com