San Marcos de León Historia

San Marcos de León Rituales

San Marcos Evangelista es considerado por la tradición Cristina como el autor de “El Evangelio de San Marcos”. Los documentos más antiguos que hablan de San Marcos, aseguran que estuvo al lado de San Pedro, en Roma, como intérprete y redactor de la Buena Nueva..

Evangelio de San Marcos

Primeramente en la catequesis oral y después, en la composición -guiado por el Espíritu Santo- de aquel admirable texto que es el Evangelio más condensado de la vida, los milagros y la muerte de Jesús.

Todo indica que fue el primer evangelio que se escribió y que estuvo basado en el testimonio del mismo San Pedro.

La primera vez que habla de Marcos el libro de los Hechos de los Apóstoles, es cuando relatan la salida milagrosa de San Pedro de la cárcel, por obra del ángel que le abre las puertas y se dirige “a casa de María, madre de Juan, por sobrenombre Marcos, donde muchos hermanos se hallan congregados en oración”. (Cap. 12, versículos 12 – 16).

Dice su Evangelio que cuando Jesús fue apresado en el Huerto de los Olivos, le seguía un joven envuelto en una sábana para curiosear, a ver en qué paraba todo aquello. Según los intérpretes del Evangelio, es muy posible que este joven fuera el mismo Marcos.

Todo parece indicar también que Jesús tuvo estrecha amistad con los padres de Juan Marcos y que por lo tanto, éste escuchara desde muy pequeño las enseñanzas de Cristo siendo además, uno de los primeros bautizados por San Pedro.

En el año 44, cuando ya era todo un hombre, decidió marcharse a evangelizar con su primo, José Bernabé. Acompañó a Pablo y Bernabé en sus recorridos apostólicos por Chipre y otras ciudades.

Posteriormente, permaneció entre diez y doce años en Jerusalén al lado de Pedro, ayudándole como secretario y haciendo de “intérprete y consejero” ya que Pedro amaba profundamente a Marcos a quien llamaba cariñosamente “mi hijo Marcos” (1 Pedro 5, 13).

El Evangelio de Marcos comprende dos partes

Cada una comienza con una manifestación divina. En la primera, es la palabra divina con ocasión del Bautismo de Jesús por Juan. En la segunda, la Transfiguración.

La primera parte del Evangelio se desarrolla en Galilea, la provincia de Jesús; la segunda en Judea y en Jerusalén, el corazón de la nación judía. La primera parte muestra la novedad de Jesús, el impacto de su enseñanza sobre las multitudes.

Pero, en la segunda parte, viene la desilusión, pues Jesús se niega a ser lo que la gente quería que fuera, y la muchedumbre ya no lo sigue. Cuando Jesús muere, el oficial romano reconoce que el crucificado era el Hijo de Dios (Marcos 15,39).

Es el más breve de los libros del Evangelio (16 capítulos); la razón de ello es que Marcos dio a su Evangelio los mismos límites que los apóstoles habían asignado a la catequesis primitiva.

Los apóstoles no se proponían dar todo lo que los creyentes querían saber, sino que querían transmitir lo esencial de lo que Jesús había dicho y hecho (Hechos 1, 21-22).

Para el año 67, cuando mueren los dos Apóstoles, San Pedro y San Pablo, Marcos se halla en Roma.

La tradición dice que Marcos evangelizó como Obispo de Alejandría, en Egipto, donde realizó varios milagros y estableció una iglesia y su famosa escuela cristiana, nombrando un obispo, tres presbíteros y siete diáconos y murió allá como mártir en el año 68, un 25 de abril.

Se dice que sus asesinos trataron de quemar su cuerpo, sin conseguirlo. Los cristianos de Alejandría rescataron su cuerpo intacto, lo envolvieron y le dieron sepultura. En Venecia, Italia, se veneran, en la preciosa catedral de su mismo nombre, los restos mortales del evangelista, cuyo traslado de Alejandría se remonta al siglo IX.

Basilica Venecia

San Marcos es el patrono de Venecia desde el año 828, sustituyendo a San Teodoro.

La historia cuenta que dos mercaderes, Buono Tribuno da Malomocco y Rustico da Torcello robaron sus reliquias de su tumba de Alejandría en Egipto y las escondieron en una carga de carne de cerdo para que los guardias musulmanes no lo descubrieran.

Cuando llegaron a Venecia, lo donaron al Dux. Giustiniano Partecipazio que las colocaría en el castillo. Inmediatamente se comenzó a construir un santuario siguiendo el modelo de la basílica de los Doce Apóstoles de Constantinopla, la cual fue consagrada en el año 832.

Un siglo más tarde fue destruida el año 976 por un incendio durante la insurrección del Dux Candiano IV. La antigua iglesia de san Teodoro presentaba una topología de planta de cruz griega inscrita en el espacio central.

Este tipo de planta estuvo difundida en Oriente durante el siglo VII como las iglesias de la Dormición de Nicea, San Nicola di Mira, la iglesia de la Virgen de Haks y diversos ejemplos en Armenia.

Los restos de la antigua iglesia parece ser que se vieron englobados en la nueva San Marcos construida entre 1063 y 1094.

Nicaragua

Imagen de San Marcos venerada en Nicaragua. San Marcos Evangelista es el santo patrono de San Marcos (Nicaragua).

La verdadera historia de cómo llegó este santo a este pueblo nadie la sabe en realidad.

Algunos historiadores lo atribuyen al padre español de apellido Osorio, que llegó al pueblo a comienzos del siglo 19, tuvo la premonición de que iba a ocurrir un sismo de proporciones gigantescas, por lo cual se arrodilló en el lugar en donde ahora se encuentra la iglesia exclamando:

¡San Marcos, sálvanos! y en virtud de no haber ocurrido el terremoto, el pueblo fue dedicado al Evangelista.

La leyenda narra que a comienzos del siglo 19, una tarde, unos lugareños que araban la tierra bajaron a traer agua a las pilas de Sapasmapa y se encontraron una imagen, que llevaron al cura del pueblo, el padre Casiano Campos, quien declaró que era San Marcos Evangelista.

De esta forma, la primera iglesia se construyó, dedicada a San Marcos, a comienzos del siglo 19 por el padre Eduardo Urtecho.

Las fiestas patronales en honor a San Marcos se celebran el 24 y 25 de abril, en estas fiestas locales se acostumbran los bailes folclóricos como: El Gueguense, El Toro Huaco, Las Inditas y La vaquita. En estas fiestas es costumbre repartir a los fieles devotos comidas típicas como el picadillo y la chicha de maíz.

El día 24, la víspera de la fiesta del santo, se realiza el famoso «Tope de los Santos», en donde la imagen de San Marcos se reúne con la Virgen de Montserrat, patrona de La Concepción; San Sebastián, patrono de Diriamba, y Santiago, patrono de Jinotepe.

San Marcos se dirige a las pilas de Sapasmapa, lugar de añejos enfrentamientos con los habitantes de La Concepción en donde se topa con la Virgen de Montserrat, luego se dirige al mojón carretera San Marcos-Jinotepe en donde se encuentra con Santiago y San Sebastián.

Luego los cuatro se dirigen al pueblo en donde entran con pompa y circunstancia a la iglesia

Consiga un frasco con miel de boca ancha. Vierta dentro del mismo siete monedas doradas y una llave del mismo color. Cierre el frasco y fije por fuera, de un lado, una estampita de San Marcos y, del otro, un pedido concreto de prosperidad por ejemplo: quiero este año tener mi casa propia, trabajo, etc.).

Apertura de San Marcos

Un día viernes, encienda un velón de San Marcos frente al frasco y rece diciendo así:

“San Marcos de León, tú que dominaste al león y a toda criatura que se oponga al bien, haz que nada se interponga para cumplir mi deseo”.

“Santo de protección, auxiliador en los temas financieros, te pido que me concedas la sabiduría para poseer aquello que requiero para enriquecer en los diversos planos materiales y espirituales.

Hazme dotado de garras que puedan enfrentar cada obstáculo que se presente ante mi persona. Que a partir de este instante, sean tu pasos los que me guíen en el sendero hacia la apertura de la abundancia. Permíteme ahora la dicha.

Amén”.

Deje que el velón se consuma. Guarde el frasco en un lugar oculto de la casa.

Simbología: León, Pluma y Libro
Año y lugar de Fallecimiento: 68 DC. Alejandría.
Venerado en: la Iglesia Copta y la Iglesia Católica.
Festividad: 25 de Abril