La Luna se aleja de la Tierra

Luna se aleja de la Tierra
Luna se aleja de la Tierra

¿Cuáles serán las consecuencias?

Aunque parezca que la Luna siempre está ahí, a la misma distancia, se aleja de nuestro planeta 1.5 pulgadas (3.8 cm) por año, según datos de la NASA. Mientras más se aleje, los días tendrán mayor duración.

Generalmente vemos a la Luna como un objeto que está fijo en el cielo, que ha inspirado a poetas y que nos ilumina en la noche. Pocos saben que este satélite nos ayuda a mantener el equilibrio y que, sin él, la vida en la Tierra sería muy diferente. Pero, ¿cómo se formó la Luna?

La teoría más aceptada dice que un objeto llamado Theia del tamaño de Marte chocó con la Tierra hace unos 4500 millones de años. Esto provocó que una nube de materia se levantara y compactara para formar la Luna. Hubo un momento en que los días duraban 3 o 4 horas y esto era porque la Luna estaba unas 18 veces más cerca de la Tierra. Como consecuencia, las mareas eran mucho más intensas.

Con el alejamiento de la Luna, la fuerza de gravedad de nuestro satélite sobre la Tierra cada vez será menor. Las mareas dejarían de existir. Por lo tanto, los océanos y mares se convertirán en piscinas gigantes. Podría pensarse que si no hubiera mareas en los océanos, nadaríamos sin ningún problema. Pero el efecto de las mareas sobre la Tierra va más allá de esto, porque la fuerza de atracción actúa como un freno, impidiendo que gire más rápido.

Así que, si no existiera la Luna, la Tierra estaría girando más lenta que ahora y un día sería más largo. Lo bueno es que estos cambios son muy sutiles y pasarán millones de años antes de que se vivan las consecuencias. Por otro lado, si nuestro planeta girara más rápido, causaría vientos de 100-125 millas por hora (160-200 km/h), que barrerían la superficie de la Tierra.

Cuando la Tierra gira se tambalea un poco hacia atrás y hacia adelante sobre su eje. Quizás el efecto más importante de la Luna es precisamente la forma en que se estabiliza la rotación de nuestro planeta. Sin la Luna, la estabilidad del eje de rotación de la Tierra se perdería, teniendo un impacto importante en las condiciones del clima.

Al variar constantemente el eje de la Tierra, nuestras temperaturas regulares también cambiarían frecuentemente, por lo que no habría estaciones del año como las conocemos hoy en día. Si las temperaturas cambiaran en las distintas regiones del planeta, una solución podría ser la migración, pero no sería posible para todos los organismos. Por ejemplo, los arrecifes de coral son ecosistemas complejos que no podrían adaptarse.

Este cambio de temperaturas afectaría los polos, ya que el hielo se derretiría, elevando el nivel de los océanos, cambiando las costas de todo el mundo. Países como Holanda quedarían bajo el agua.

Otro efecto de los cambios bruscos de temperatura en la Tierra, sería la dificultad que tendrían las plantas en su ciclo de crecimiento, de manera que cultivar para alimentar a los miles de millones de humanos sería mucho más difícil.

Ahora que sabes lo que la Luna hace por nuestro planeta, seguramente no la verás como un simple objeto en nuestro cielo y recordarás que, gracias a ella, la vida en este planeta es cómo es ahora.


Vía » telemundo.com