Risoterapia para Adultos Mayores

Risoterapia para Adultos Mayores
Risoterapia para Adultos Mayores

A medida que pasan los años, la estructura de la familia se desvanece. Por ese motivo, las personas mayores, sobre todo en occidente, se quedan solas. La soledad hace que sean más propensas a sufrir ataques de depresión, que a menudo es una condición debilitante. La terapia de la risa es realmente la mejor medicina que se puede prescribir porque ayuda a que las personas mayores conserven el buen ánimo durante la edad dorada.

Beneficios de la terapia de la risa

Una buena risa, calurosa y contagiosa, permite deshacerse del estrés, las preocupaciones y la depresión. Toca el núcleo emocional de las personas y alivia los sentimientos desoledad y aislamiento.

Además de ser un remedio para la enfermedad, la risa produce pensamientos positivos y reduce las tensiones. Ayuda a salir de la depresión emocional y brinda una perspectiva positiva de las cosas. La terapia de la risa ayuda a aliviar enfermedades crónicas, mejora la movilidad y la comunicación personal y hace trae armonía a las relaciones interpersonales.

¿Cómo ayudar la risoterapia?

La jubilación

El mayor factor de estrés para los adultos mayores es la sensación de sentirse inútiles después de jubilarse. La sensación de inutilidad conduce a la depresión y a la agonía mental. Sentirse sin valor crea frustración y generalmente resulta muy perjudicial para la salud física y mental. En este sentido, las carcajadas sonoras ayudan a reducir el estrés y generan emociones positivas. Riendo juntos en un grupo de ayuda aumenta el autoestima, que es importante para superar sentimientos de inseguridad.

La falta de vínculos emocionales

Mientras que la mayoría de adultos mayores se hallan rodeados de compañeros afines, extrañan el contacto familiar. Las terapias de risa tienen el poder de llegar más allá de la curación del cuerpo. La risa hace que las relaciones con la gente se vuelven más fuertes, lo que disipa el sentimiento de soledad. Las personas mayores pueden disfrutar mucho de sesiones diarias de risoterapia, ya que genera un sentido de pertenencia, cercanía y fraternidad.

Inmovilidad física

La falta de actividad física causa rigidez de las extremidades y falta de elasticidad muscular. Los ejercicios de la risa, junto con la respiración diafragmática profunda constituyen dos maneras simples, estructuradas, divertidas, seguras de ejercicio físico. Independientemente del tipo de limitación, cognitiva o física, estos ejercicios son apropiados para todos.

La risa aumenta el movimiento muscular, la movilidad y estimula el sistema inmunológico. Asimismo, aumenta la generación de células y proteínas que combaten la enfermedad y estimula la liberación de endorfinas que nos hacen sentir bienestar.


Vía » El Diario N.Y